'360 grados en torno a Marisol'

El 'Porompompero' chino grabado en el cielo de Cádiz

  • Pepa Flores, Goya de Honor, estrenó hace 48 años un especial musical con impagables videoclips futuristas  concebidos por Valerio Lazarov

Marisol entre los 'espermatozoides' de las anclas atuneras de Sancti Petri Marisol entre los 'espermatozoides' de las anclas atuneras de Sancti Petri

Marisol entre los 'espermatozoides' de las anclas atuneras de Sancti Petri / RTVE

Había bastante disparate, sello del realizador rumano Valerio Lazarov, pero también flecos de inspiración sagaz. Kubrick en 2001. Odisea del espacio se adelantó de manera asombrosa a la pantalla individual, a la tablet, que consumían sus astronautas.

En el 2001 de Lazarov se barruntaba el compact disc siete años antes de su invención y su cantante se entonaba por los tres idiomas que dominarían el nuevo siglo:el chino, el inglés y el español, con un estribillo tan internacional como el Porompompero, del maestro Solano.

El 'Porompompero 2001' de Marisol

Para caricaturizar el futuro mandaron a Pepa Flores a 141 metros de altura, a la punta superior de la torre eléctrica de Puntales, en Cádiz. El videoclip retrofuturista, diez años antes de la existencia de los videoclips, es el más memorable del especial 360 grados en torno a Marisol, estrenado el 13 de marzo de 1972 y grabado en el otoño del 71 por media provincia de Cádiz. Por entonces dirigía TVE Adolfo Suárez, quien había fichado a Lazarov escapándolo de la dictadura de Ceaucescu. Convirtió el control de realización en una mesa de juegos y el objetivo de la cámara, con el zoom, en una raqueta de tenis.

La malagueña Pepa Flores, Goya de Honor, tenía 23 años cuando rodó este especial con varias de sus canciones y más de una versión en uno de esos programas que atisbaban una España mucho más moderna de la que existía en realidad, entre espamos de los miembros del ballet de don Lurio.

Lazarov mimó a Pepa en la sucesión de números musicales, con aprovechamiento de las localizaciones. Entre las anclas de las almadrabas del poblado chiclanero de Sancti Petri, ahora rincón estival de festivales, interpretó el Everybody’s talkin de Harry Nilsson, de una película prohibida en España, Cowboy de medianoche.

'Everybody's talkin', en Sancti Petri, con Marisol

Los austronáuticos bailarines se antojan coetáneos de los espermatozoides de Woody Allen. En otro homenaje al cine de vanguardia, a Polanski, con Tip y Coll como en El baile de los vampiros, Marisol bailaba por las troneras del castillo de San Marcos de El Puerto; y con Lazarov entregado a los contrastes surreales, en la portuense playa de Vistahermosa emulaba a Raquel Welch en Hace un millón de años entre trogloditas con pelucas francesas borbónicas.

Este 360 grados en torno a Marisol formaba parte de la campaña para exponer una imagen de Pepa Flores adulta, futura madre de familia (casada con Carlos Goyanes, al que alude en varias ocasiones) y que encaraba la nueva década con proyectos alejados de su etapa infantil. Es un pequeño tesoro audiovisual por el trabajo de todos los implicados, pero el futuro de la malagueña sería muy distinto al trazado, tal como le pasaría al país, dirigido por el mismo que encargó el programa, Suárez.

Marisol fue descubierta tras aparecer en TVEen 1959 como mascota de su conjunto de danzas (Rocío Dúrcal saldría de Primer aplauso) y al año siguiente se convirtió en la primera española en aparecer en un programa en Estados Unidos, en El show de Ed Sullivan de la CBS. Su epílogo sería con una mejorable miniserie para TVE en 1984, Proceso a Mariana Pineda, donde podría confundirse a la actriz con la propia mártir liberal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios