TV-Comunicación

‘Sex Education’: serie juvenil apta para adultos

  • La serie de Netflix prepara una tercera temporada tras dos primeras entregas alabadas por la crítica

Sex Educatoin Sex Educatoin

Sex Educatoin / Netflix

En el universo del streaming, los productos por y para el público juvenil se multiplican como esporas. Esa proliferación creativa genera, inevitablemente, series que merecen la pena y otras que no tanto. Entre las olvidables más recientes se encuentran Between, Girlboss e Insatiable, tres productos de Netflix, cuya recepción de público y crítica están muy lejos de alcanzar los estándares que exige una industria donde solo unos pocos están llamados a brillar.

En el lado contrario, destacan la española Élite, convertida en un fenómeno internacional; la brutalmente honesta Euphoria; la italiana Baby, que retrata la prostitución adolescente; Control Z, la sensación mexicana; la surcoreana Extracurricular con un protagonista que pasa de estudiante de éxito a peligroso delincuente, y la británica Sex Education, una de esas gratas rarezas que gustan por igual a jóvenes y adultos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Élite (@elitenetflix) el 20 Jul, 2020 a las 6:00 PDT

Especial mención merece esta última, una creación de Laurie Nunn, que prepara ya su tercera tanda de episodios tras la enorme acogida de las dos primeras. Rodada en el bello y frondoso Valle de Wye, en la frontera entre Inglaterra y Gales, tiene la particularidad de ser una historia contemporánea, pero con una estética muy ochentera. Los personajes más jóvenes cuentan con una identidad propia y sus tramas, desarrolladas e intercaladas con maestría, abarcan temáticas que van más allá de lo meramente sexual, como las relaciones entre hijos y padres; los sueños de realización de los adultos a través de sus vástagos; las familias desestructuras por las adicciones, el bullying, la violencia y el acoso.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sex Education (@sexeducation) el 8 Abr, 2020 a las 5:14 PDT

Conflictos que aportan una visión realista de la adolescencia, pero también divertida y, en muchos momentos, hilarante, sin perder de vista la carga dramática de cuestiones peliagudas, pero siempre desde un punto de vista positivo.

Hay quienes aseguran que esta ficción es un homenaje a John Hughes, considerado el rey de las películas adolescentes de los 80 y 90, que hizo las delicias de millones de espectadores que disfrutaron con títulos como Solo en casa o El club de los cinco.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sex Education (@sexeducation) el 14 Mar, 2019 a las 10:35 PDT

Otra de sus virtudes es que no es una serie pensada únicamente para jóvenes. Los personajes adultos, a los que los chavales en muchas ocasiones les dan sopas con hondas, convencen, sobre todo una Gillian Anderson en estado de gracia como la madre del protagonista, Otis Milburn (Asa Butterfield), o un impecable Alistair Petrie en el papel del director de instituto (Michael Groff) y estricto y homófobo padre de Adam (Connor Swindells). Sin olvidar todo un arco iris de personajes secundarios enternecedores en busca de su propia identidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios