Toros

Jorge Martínez y su banderillero Juan Rojas, leves tras recibir varetazos de los novillos

Juan Rojas es trasladado a la enfermería de la Maestranza tras ser corneado por el sexto novillo.

La segunda novillada de la Feria de San Miguel fue muy accidentada. Casi todos los novillos atropellaron a los novilleros y sus subalternos. La cuadrilla más damnificada fue la de Jorge Martínez, que fue volteado sin percances en un quite al primer novillo de Manuel Diosleguarde y en su primera faena. En la segunda, correspondiente al último animal del festejo, sí fue herido uno de sus subalternos. Juan Rojas, al poner los palos, fue alcanzado por Moranco, un novillo colorado de 475 kilos de 3 años y medio. Inmediatamente, fue trasladado a la enfermería de la plaza de toros, pero pudo regresar a la lidia y finalizar la novillada. Momento en el que el propio Martínez acudió a la sala de curas, donde visitó a su compañero y fue también atendido.

Octavio Mulet, cirujano del coso maestrante, dio a conocer tras el festejo ambos partes facultativos. El diagnóstico de Rojas fue de "varetazo corrido región inguinal derecha". Es decir, golpe de lado del toro con el cuerno sin llegar a clavarlo en la ingle. En cuanto al novillero, tiene una "contusión cara interna muslo derecho y varetazo corrido cara anterior muslo izquierdo". O sea, un golpe en cada pierna, proviniendo uno de ellos de un interno de empitonamiento. Un pronóstico leve que le permitirá ser trasladado a su domicilio y recuperarse del suceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios