AD Alcorcón 2-2 UD Almería | La crónica El Almería es inexplicable (2-2)

  • En otro mal partido rojiblanco, es capaz de darle la vuelta al marcador y con uno más, René le regala el empate a Rui Costa

Maras celebra el tanto que suponía el 1-2. Maras celebra el tanto que suponía el 1-2.

Maras celebra el tanto que suponía el 1-2.

El Almería se reencontraba con Fran Fernández en el Estadio de Santo Domingo en un partido especial para los rojiblancos y, por supuesto, para el míster almeriense. Pero más allá de sentimentalismos, los puntos y las sensaciones eran muy importantes para los de Pedro Emanuel, después del bajonazo de juego y motivación de las últimas jornadas.

De inicio, las cosas no pudieron plantearse peor. La salida fue mala, con la falta de intensidad de las últimas jornadas que ha provocado que el Almería se haya desinflado poco a poco. Todo lo contrario hizo el Alcorcón, con la filosofía pura de FF. Los amarillos sí que salieron como cohetes y a los 10 minutos se encontraron con un penalti, claro a los ojos del VAR, al saltar Corpas con los brazos en alto dentro del área y estrellarse el balón en su extremidad. Stoichov, engañando a René, puso por delante a un Alcorcón que acumulaba en casa cuatro derrotas y una victoria.

La capacidad de reacción fue nula, inexistente. Incomprensible tal y como comenzó el equipo la temporada. Sin jugar bien, el Alcorcón seguía llegando. A los 21, el cañaero Dani Romera se internó por la banda y Arribas remató desde el punto de penalti a las manos de René. El equipo nota muchísimo la ausencia de Petrovic y Aguza, puesto que Vada no es mediocentro, y por el lateral izquierdo, donde está jugando un diestro como Balliu, le buscan una y otra vez las cosquillas.

Un par de llegadas mal conducidas por Chema y peor gestionadas por Lazo y Corpas fueron todo el caudal ofensivo rojiblanco. Juan Muñoz corría y veía pasar los balones de banda a banda, el Almería andaba totalmente perdido y Pedro Emanuel puso a calentar a Darwin y Coric para tratar de arreglar el desaguisado. Con el equipo sin jugar a nada, debido a que sus hombres importantes estaban desaparecidos, lo menos malo parecía el descanso. Mientras, FF se frotaba las manos pues veía que todo le estaba saliendo como él quería.

Coric, para la segunda parte

Era el cambio que parecía más sensato para que el Almería recuperara parte del juego perdido, aunque tal y como estaban las cosas, el equipo necesitaba once jugadores nuevos. Pero las cosas seguían igual de mal, los rojiblancos seguían sin un ápice de intensidad, que sí ponía su rival y que le servía para inclinar el juego hacia el área de René. Así, a los 55 minutos una pérdida almeriense acabó con un contraataque y gol de Stoichov, que por fortuna fue anulado por fuera de juego. Si ya un gol parecía misión imposible de remontar, dos ya hubieran sido el acabose.

En una jugada aislada, a los 63 minutos, llegó la acción más peligrosa del Almería por un fallo tremendo del portero Dani. Balón de falta colgado por Coric al interior del área, el meta amarilla falla en el salto y De la Hoz se aprovecha para rematar a gol. Díaz de Mera fue a mirar el VAR, para consultar por una supuesta falta sobre el portero, que no la había, y finalmente dio validez al tanto del cántabro.

Díaz de Mera acude a revisar al VAR en la acción del penalti. Díaz de Mera acude a revisar al VAR en la acción del penalti.

Díaz de Mera acude a revisar al VAR en la acción del penalti.

Veinte minutos por delante y el partido en el área. Corpas, que lleva una serie de partidos que es para hacérselo mirar, se fue a la calle en el 72'. El jiennense había rozado previamente la roja, Pedro Emanuel no tuvo visión y el Almería se quedó con uno menos cuando había mejorado tímidamente. Pero los dos equipos estaban haciendo tan pocos méritos, que acto seguido el Alcorcón igualó las fuerzas, con una absurda entrada voladora de Dorca en el centro del campo. En la recta final, empate a goles, mal juego y expulsiones.

Del subidón del 1-2 al bajonazo por el fallo de René 

Recién entrado Darwin, el Almería tuvo la ocasión para darle la vuelta al partido. Gran cabalgada del uruguayo, que deja solo a Vada y chuta fuera con toda la portería para él. Increíble fallo, una muestra de lo mal que están los rojiblancos. Lo que son las cosas, en esa acción, Ernesto se lesionó y el Alcorcón se iba a quedar con unos menos y segundos después, Maras iba a marcar el 1-2. Balón parado sacado nuevamente por Coric y el centro serbio remata con el pie de forma inapelable. El croata, sin hacer nada del otro mundo, le había cambiado la cara al equipo.

Y llegó el regalo del Almería. Con uno menos el Alcorcón, después del bajonazo que supone que te remonten, René imitió a Dani en el 1-1 y le regaló el tanto del empate a Rui Costa. Si uno no lo ve, no lo cree. No hay explicación posible para lo que está haciendo el Almería, es incapaz de controlar un partido aun con uno más.  Un punto que no esconde los problemas que siguen teniendo los de Pedro Emanuel, pero por lo menos es un amargo mal menor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios