• De siempre ha compaginado su afición por el estudio y el deporte

  • Lleva 34 años como juez en Guadix y en Almería y dos meses como presidente de la Audiencia

Almería y sus personajes I Luis Miguel Columna Herrera (presidente de la Audiencia Provincial) “Compaginé Derecho, ping pong y baloncesto”

El presidente de la Audiencia Provincial, Luis Miguel Columna, en su despacho profesional. El presidente de la Audiencia Provincial, Luis Miguel Columna, en su despacho profesional.

El presidente de la Audiencia Provincial, Luis Miguel Columna, en su despacho profesional.

Rafael González

Escrito por

José Luis Laynez Bretones

Afortunadamente, la amistad con el juez Luis Columna me viene de nuestra faceta deportiva, no de la suya profesional. Gracias a Dios, pisé por vez primera la Audiencia para hacerle esta entrevista, cosa que no podemos decir del Estadio Mediterráneo.

–Porque si tu profesión es la judicatura, tu afición es el deporte.

–Pues sí, siempre me ha apasionado el deporte. Hice la Primaria en el colegio Ave María del Quemadero, del que mi padre era director. Allí estaba de maestro Gabriel Morales quien nos inició a muchos niños en el deporte. Concretamente jugaba al baloncesto y al ping pong desde entonces; y no lo abandoné hasta que acabé Derecho en 1984.

–Y en el instituto Alhadra ya te federaste.

–Con el equipo de Los Molinos, con el que jugué hasta que me fui a hacer Derecho a Granada. Allí me decanté más por el ping pong y me fichó el Caja Rural. Pero los dos deportes y los estudios era mucho y finalmente me quedé sólo con baloncesto, en el equipo de la Facultad. En verano hacía las milicias universitarias y allí se hacía mucho deporte.

–En 1984 te licencias en Derecho y tu vida cambia.

–Bastante, ya que me dedico por entero a preparar oposiciones a la Judicatura. Las aprobé y me dieron el primer destino en Guadix, donde estuve dos años, y luego a Almería, donde llevo 32. Tengo 60 años así que todavía hay juez para tiempo.

"Todos los fines de semana hago ‘footing’ a las 7:00 por el Casco Histórico, es muy relajante”

–Pues aquel muchacho te veía muy viejo...

–¡Ja, ja, ja! Yo fui Juez de Menores diez años. Bueno, pues en un juicio de poca monta condené a un menor a trabajos sociales. El muchacho se mostró agradecido y varios años después, ya adulto, me llega otra vez por un pequeño hurto. Cuando entré en la sala y me vio, lo primero que me dijo: “¡Don Luis, qué viejo está usted!” Un subidón de moral, vamos.

–No quiero resultar desagradable pero la Justicia tiene mala prensa en este país...

–Mira, cuando acudes a la Justicia, el 50% de las veces ésta te da la razón y el otro 50% no te la da; pues a quienes no se la da son los que hacen más ruido y quienes más condicionan la opinión pública. Pero te aseguro que se trabaja mucho y bien con los medios que disponemos.

En pleno partido de ping pong, golpeando de revés. En pleno partido de ping pong, golpeando de revés.

En pleno partido de ping pong, golpeando de revés.

–La informatización de los Juzgados os ha beneficiado mucho.

–Sí, claro. Cuando empecé en esto, sólo teníamos máquinas de escribir y ahora todo funciona con ordenadores interconectados. Ha sido un cambio grande. También es cierto que el número de juicios es mucho mayor que antes. En los 34 años que llevo hemos pasado en Almería de 15 a 33 Juzgados; pero harían falta más.

–Los políticos os dan mucho trabajo y disgustos...

–Porque la mayoría de casos que nos vienen son asuntos muy complejos y difíciles de investigar. Harían falta leyes más modernas y operativas que agilizaran estos y otros casos. Mira, en algunos casos funcionamos aún con leyes del siglo XIX en pleno siglo XXI; y claro, el desfase es grande.

"La justicia en los casos que nos llegan de la política es muy lenta porque son temas muy intrincados y confusos”

–Desde hace dos meses eres presidente de la Audiencia Provincial. ¿Qué meta te has marcado?

–Fundamentalmente mejorar el tiempo de respuesta a los ciudadanos cuando acuden a la Justicia. Es cierto que resulta demasiado lenta y una Justicia lenta es menos Justicia. Suena a trabalenguas pero se entinde.

–Y acabamos por donde empezamos: ¿sigues con el deporte?

–Todos los fines de semana me levanto a las 7 y hago footing por el Casco Histórico. Es relajante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios