Vivir

La 'avalancha solidaria' salva la granja El Puntalillo

  • El dueño del cortijo agradece las donaciones de comida, que le han permitido no mermar su plantilla de animales

Varios niños disfrutan de las actividades didácticas impartidas por el cortijo 'El Puntalillo'. Varios niños disfrutan de las actividades didácticas impartidas por el cortijo 'El Puntalillo'.

Varios niños disfrutan de las actividades didácticas impartidas por el cortijo 'El Puntalillo'. / D.A.

El pasado 22 de agosto, el propietario de la granja escuela 'El Puntalillo', Francisco Cazorla, hizo un llamamiento a través de Facebook, preocupado por la situación de sus animales, para pedir donaciones de comida. En el mensaje escribía “no vamos a desaparecer, cueste lo que cueste”. Y tal ha sido la avalancha de solidaridad, que al menos, durante los próximos meses, “el problema estaría casi solventado”, asegura el dueño, quien agradece la implicación de la gente en la causa.

Asimismo, este cortijo, ubicado en Los Baños de Sierra Alhamilla, lleva cerrado desde marzo, y según cuenta Cazorla, la situación estaba empezando a ser insostenible, ya que el principal sustento eran las excursiones escolares y las celebraciones de cumpleaños. También explica que están especializados en visitas didácticas, “porque soy maestro y oriento la granja hacia la educación en la naturaleza”. Pero desde el estado de alarma, se han visto obligados a dejar de funcionar.

Un grupo de escolares visita las instalaciones de los animales. Un grupo de escolares visita las instalaciones de los animales.

Un grupo de escolares visita las instalaciones de los animales. / D.A.

Sobre la publicación de Facebook, asevera que surgió de manera espontánea porque estaba en un momento de necesidad. Sin embargo, la reacción al mensaje ha sido muy gratificante, pues “un aluvión de personas me llaman, me escriben y me preguntan cómo pueden colaborar”. Cazorla pide que cada uno compre en el almacén más cercano, y ya luego, él pasa y recoge los sacos, “aunque sí es cierto que muchos quieren venir y entregarlos personalmente”. Es por eso, que ha aprovechado esta pausa para darle un 'lavado de cara' a la granja, y mantenerla cuidada para cuando vuelvan a abrir.

Además, aclara que no pide dinero en metálico, sino comida para sus animales. Pero al margen de eso, cada uno colabora como puede. Pues por ejemplo, los dueños de panaderías y fruterías “me llamaban para que fuese a recoger los restos que ellos iban a tirar”. También agradece la difusión por redes sociales, ya que así, se ha hecho eco de su petición. Tanto conocidos como desconocidos se han volcado en la causa, y las donaciones han sido de todo tipo. Desde colegios que iban de excursión año tras año, antiguos trabajadores o niños que celebraron en la granja su sexto cumpleaños, y ahora, ya son adolescentes. Hasta otros, que simplemente, se implicaban por la causa animal.

Dos de los caballos que forman parte de la plantilla de animales de la granja. Dos de los caballos que forman parte de la plantilla de animales de la granja.

Dos de los caballos que forman parte de la plantilla de animales de la granja. / D.A.

Y a pesar de que agradece toda la participación, ya que debido a ello, su granja no se ha visto mermada. Menciona especialmente al grupo 'Cuquiline Team', quienes aumentaron la difusión del mensaje compartiéndolo vía WhatsApp. Dieron más credibilidad, y mucha gente decía “si lo apoya 'El Cuqui', merece la pena”. Por otro lado, Cazorla añade que el cierre de su granja ha afectado a la plantilla de monitores, que se han quedado sin empleo, pues “cuando llega la campaña de primavera, generamos muchos puestos de trabajo”. Y declara, que lo que él quiere es volver a trabajar, seguir teniendo la granja llena de niños y continuar educando en la naturaleza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios