Vivir

De cordoneros al cielo para llevar en volandas a la Reina de Pescadería por tierra y por mar

  • El Hermano Mayor, Gabriel Ferre, se estrenó en esta procesión de alabanza tras varios años en los que una Junta Gestora ha dirigido la corporación

  • La banda del Carmen y la ‘Agrupa’ del Mar pusieron las notas musicales

La Patrona de Pescadería, arropada por una marea de gente, en la calle Cordoneros. La Patrona de Pescadería, arropada por una marea de gente, en la calle Cordoneros.

La Patrona de Pescadería, arropada por una marea de gente, en la calle Cordoneros. / Javier Alonso

La historia volvió a repetirse y ya van unas cuantas décadas. Un año más, caiga en el día que caiga, Pescadería demostró que nunca deja sola a su Patrona cada 16 de julio. Nuevamente, llevaron en volandas a la Virgen del Carmen desde su salida desde la Parroquia de San Roque hasta el Puerto y, tras su procesión marítima, la arroparon en su camino de regreso al templo.

La jornada, como en años anteriores, comenzó por la mañana con la Eucaristía que presidió el Obispo de Almería, Adolfo González Montes. A las 11:30 horas arrancó la Solmene Misa. Al acto asistió el diputado provincial, Álvaro Izquierdo; la delegada del Gobierno, Maribel Sánchez; el Comandante Naval, Víctor Manuel Garay o el General de la BRILEG, Marcos Llago entre otras autoridades civiles y militares de la provincia. La Eucaristía, como el resto de actos que durante toda la semana se han celebrado en la Parroquia de San Roque para honrar a la Madre de los Pescadores, fue cantada por el Coro Virgen del Carmen de Pescadería.

El pesquero 'Mi Afriquita' llevó a la Virgen del Carmen por el mar. El pesquero 'Mi Afriquita' llevó a la Virgen del Carmen por el mar.

El pesquero 'Mi Afriquita' llevó a la Virgen del Carmen por el mar. / Javier Alonso

Cuando el mediodía dio paso a la tarde comenzaron a congregarse en la plaza de San Roque cientos de fieles, devotos, vecinos y cofrades para ver la salida de la Reina de Pescadería. Con la marcha ‘Carmen’ llegó la Agrupación Musical Nuestra Señora del Mar de Huércal de Almería a dicho enclave, formación encargada de poner sus sones tras el paso mariano.Otra banda de la ciudad, la de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Carmen, fue la encargada de abrir el cortejo. A las seis de la tarde comenzó a salir la cruz parroquial flanqueada por dos ciriales tras la cual procesionó el estandarte y el guión corporativo de la hermandad carmelita. La Cofradía del Calvario, con la que comparten misma sede, quiso estar con su corporación ‘hermana’ en este día tan especial. En la presidencia estuvieron los concejales Carlos Sánchez, Miguel Cazorla, Sacramento Sánchez y Ana Martínez Labella además de autoridades militares y navales. También acompañó a la hermandad la presidenta de la Agrupación de Cofradías de Almería, que este domingo se despide de su cargo, y se estrenó de igual modo el nuevo Hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen del Carmen, Gabriel Ferre, tras varios años en los que la hermandad ha estado dirigida por una Junta Gestora encabezada por hermanos de Estudiantes.

Con mimo y delicadeza se puso el paso portado por 28 costaleros y costaleras en la calle a las órdenes del conocido y ya habitual Manuel Sánchez Amate ‘Tachuela’, que en esta ocasión fue auxiliado por el pregonero de este año, Jesús Luque, y por Enrique Quero. La ‘Marcha Real’ sirvió para que la Patrona de Pescadería se pusiese en la calle. Con ‘Y al Tercer Día’ y ‘Virgen de la Paz’ reviró el paso para afrontar las primeras calles de su itinerario mientras la primera, de tantas durante toda la tardenoche, lluvias de pétalos cayó desde uno de los balcones de la plaza.

Espectacular fue un año más la marea de gente en la calle Cordoneros junto a su Madre de Pescadería donde, como siempre, la Academia de María ‘La Rabota’ ofreció un baile a la Virgen del Carmen. Entre vítores, la Virgen del Carmen, que procesionó sobre una alfombra de rosas, gladiolos e iris en tonalidades blancas y marfil, enfiló el Puerto de la ciudad para asistir a su anual cita con la gente de la mar. Como siempre, se rindió un sentido homenaje en el monumento dedicado a la gente fallecida en las aguas con una ofrenda floral.

Pasados unos minutos de las siete y media de la tarde llegó la Patrona de los pescadores al muelle a los sones de la marcha ‘Cerca de Ti’. Allí fue bajada de su paso para ser subida al pesquero ‘Mi Afriquita’, que una vez más tuvo el honor de llevar a la Reina de Pescadería en la procesión marítima. A las nueve de la noche llegó la Virgen del Carmen nuevamente al muelle para ser subida nuevamente sobre su paso. Allí la esperaba su Coro de la Virgen del Carmen de Pescadería que le dedicó una pieza en forma de cante y a los sones de la gaita y tamboril de Miguel Ángel Plaza. Pasadas las nueve y media de la noche, la Virgen del Carmen regresó a la calle Cordoneros para emprender el recorrido de vuelta arropada por cientos de fieles por todo su barrio de pescadores como su propio lema popular dice, ‘De Cordoneros al Cielo’.

Pasadas las once y media de la noche, entre un estruendo de cohetes, de vítores y tras una nueva lluvia de pétalos, la Virgen del Carmen hizo su entrada en la Parroquia de San Roque a los sones de la ‘Marcha Real’ para poner el punto y final a los actos carmelitas de este año en el barrio de Pescadería con una nueva procesión que inundó de fe y devoción todas y cada una de sus calles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios