AGR Almeria

El Ifapa recuerda la importancia de no bajar la guardia con el control biológico

  • De cara a la campaña 2018-2019, explica que aumenta la rentabilidad, es garantía de calidad y minimiza la presencia de insectos vectores de virus

Almería está a la vanguardia en Andalucía en la utilización de técnicas de control biológico en sus invernaderos. Almería está a la vanguardia en Andalucía en la utilización de técnicas de control biológico en sus invernaderos.

Almería está a la vanguardia en Andalucía en la utilización de técnicas de control biológico en sus invernaderos. / diario de almería

Fue el 12 de diciembre de 2001 cuando la Consejería de Agricultura y Pesca publicó una Orden mediante la que se establecían las medidas de control de carácter básico de obligado cumplimiento, así como otras recomendadas en la lucha contra las enfermedades víricas que afectan a los cultivos hortícolas. Desde esa fecha, el control biológico de plagas ha supuesto un importante avance en la producción de cultivos hortícolas protegidos desde el punto de vista económico y medioambiental, la calidad de las producciones y la sostenibilidad, orientadas cada vez más a las exigencias de los consumidores.

La aparición de nuevas virosis en los cultivos hortícolas protegidos, especialmente en la zona del poniente de Andalucía, como New Delhi, sobre todo, en cucurbitáceas, o el denominado virus de la patata en el pimiento (PVYV), así como el avance en el conocimiento en la transmisión de las virosis, el control integrado de las plagas que ejercen como vectores de las mismas, y las mejoras técnicas que se han experimentado en la producción hortícola de invernadero en los últimos años, motivaron una revisión y actualización de la citada Orden de 2001.

Por este motivo, en enero de 2015, se publicóla Orden de 29 de diciembre de 2014, por la que se modificaba la de 2001 y por la que se establecen las medidas de control obligatorias, así como las recomendadas en la lucha contra las enfermedades víricas en los cultivos hortícolas.

En este sentido, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) recuerda la importancia de no bajar la guardia en el uso del control biológico en este arranque de campaña hortofrutícola, pues es clave para reducir la presión de los insectos vectores de virus y minimizar sus posibles daños; es garantía de calidad y mejora el posicionamiento de los productos en los mercados internacionales; aumenta la rentabilidad de las explotaciones, mejora las condiciones de trabajo y el empleo racional de los medios de producción; y potencia el respeto por el medio ambiente y optimiza el uso de los productos fitosanitarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios