Tribunales

Absuelto un detenido tras una riña en Almería con un policía en una Nochebuena

  • El policía sufrió lesiones y erosiones en la región malar izquierda y nariz, en las muñecas, las manos y dolor en la zona radicular izquierda

Ciudad de la Justicia de Almería. Ciudad de la Justicia de Almería.

Ciudad de la Justicia de Almería.

Una juez ha absuelto a un vecino de la capital almeriense acusado de agredir a un agente de la Policía Nacional durante una riña en la Nochebuena de hace dos años, que tuvo su origen en la cola que el investigado originó al intentar aparcar su coche. La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, declara probado que el acusado se encontraba parado al volante de su turismo, a la altura del número 35 de la calle Hermanos Pinzón de Almería, sobre las nueve de la noche del 24 de diciembre de 2018.

El hombre esperaba a que saliera otro vehículo para aparcar el suyo pero se había originado una cola de unos doce coches, entre los que se encontraba el de un policía nacional que se encontraba fuera de servicio, quien circulaba junto a su esposa y sus dos hijos. Tras unos 10 o 15 minutos, cuando el acusado ya había estacionado, el agente se dirigió a él a pie para recriminarle su actitud. Fue entonces cuando el hombre le dijo al policía: “Cómeme la polla, hijo de puta”, a la vez que se echaba mano a sus genitales.

Aunque sí se ha acreditado que el acusado se dio a la fuga, no ha quedado probado que lo hiciese tras pegarle un puñetazo en la cara al agente cuando éste intentaba reducirlo, o que hiciese esto conociendo que se trataba de un policía nacional. Tras huir, el acusado fue interceptado en la calle Doctor Giménez Canga-Argüelles por el agente, iniciándose un forcejeo entre ambos. El hombre consiguió escapar nuevamente, si bien fue detenido minutos después en la calle Altamira.

El policía sufrió lesiones y erosiones en la región malar izquierda y nariz, en las muñecas, las manos y dolor en la zona radicular izquierda. Tardó en curar cinco días, ninguno de ellos impeditivo para sus ocupaciones habituales. Sin embargo, la juez absuelve al acusado del delito de atentado a agentes de la autoridad y del delito leve de lesiones que se le imputaban, aunque la sentencia no es firme y puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Almería en apelación.

En su denuncia, y posteriormente durante la instrucción, el policía sostuvo que tras el insulto del acusado, sacó su placa reglamentaria y que fue entonces cuando le propinó un “fuerte puñetazo en la cara”. Añadió que uno de los conductores que esperaban le manifestó que habían llamado a la Policía Local y que precisamente lo detuvo tras sus escapadas para entregarlo a este cuerpo policial.

Por el contrario, el acusado sostuvo que uno de los conductores que sufrieron la retención le miró y le dijo: “Hijo de puta, ¿estás loco?” y que fue entonces cuando se llevó las manos a los genitales, lo que provocó que dicha persona diese un frenazo, lo cogiese “violentamente del pecho con las dos manos -especificando que le olía el aliento a alcohol- e intentase tirarlo al suelo.

El acusado insistió en que sólo intentó defenderse y que dicha persona se dirigió hacia la mujer que lo acompañaba para decirle: “¿Has visto? Me ha agredido y soy policía”, negando en cualquier caso que le propinase un puñetazo, sino que únicamente quiso agredirle sino quitárselo de en medio, aseverando que tampoco le mostró la placa. Afirmó que era una “situación surrealista que le llevó a pasar la Nochebuena en el calabozo”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios