SUCESOS

La marihuana gana la batalla en Almería

  • El número de plantaciones intervenidas se ha multiplicado por 2000% durante los últimos cuatro años

  • El Poniente acumula el 47% del total de los cultivos que han sido incautados

Agentes de la Policía Nacional, trabajadores de Endesa y vecinos de La Chanca, durante la intervención realizada los pasados 5 y 6 de marzo. Agentes de la Policía Nacional, trabajadores de Endesa y vecinos de La Chanca, durante la intervención realizada los pasados 5 y 6 de marzo.

Agentes de la Policía Nacional, trabajadores de Endesa y vecinos de La Chanca, durante la intervención realizada los pasados 5 y 6 de marzo.

Comentarios 1

De Norte a Sur y de Este a Oeste. No hay punto virgen en la provincia. Sucede en barrios como El Puche, La Chanca, el Quemadero, Vícar o Berja. En la provincia, el número de plantaciones de marihuana intervenidas se ha multiplicado por 2000% durante los últimos cuatro años. El conjunto de las localidades de Roquetas de Mar, El Ejido, y Vícar (Poniente) acumulan el 47% del total de las plantaciones incautadas. Aunque el 51,69% de las actuaciones destinadas a combatir el fraude masivo se han realizado en la capital, obteniendo el barrio de Pescadería el mayor volumen de actuación.

Los enganches ilegales para el cultivo de estas plantas maltratan a vecinos, electrodomésticos y alimentos, pues sin luz, deben ser tirados a la basura ya no solo por particulares, también por los comercios e incluso los colegios, que ya se han quejado con fuerza. Hay vecinos que se han manifestado con dureza durante los últimos meses. Pero es imposible poner fin a esta situación. La marihuana puede con la luz. En barrios como La Chanca la situación es ya insostenible y todo se debe a los enganches ilegales.

Las calles Azogue, Entena, Hipócrates, Sales, Puntal, Corbeta, Jarcía y la glorieta Amor de Dios viven ancladas en una época anterior a la de Edison desde hace medio año.

En la zona de El Llano, durante la última semana, ha habido calles que han estado sin luz durante más de 70 horas. El problema se expande por todo el barrio, llegando al entorno de la calle Hipocrates, pero también el suministro se corta en el otro lado del barrio en la Calle Valdivia, Ruano, Pleamar y calle Remo. Y comienzan a llegar los meses de calor, por lo que la situación se agrava y todo apunta a que los problemas seguirán existiendo si no se llega a una solución que parece complicada, ya que no es fácil detectar inmediatamente donde se producen los enganches ilegales. Hay vecinos acumulan hasta un centenar de partes desde que los cortes de luz arreciaran hace algo más de un año.

Trabajadores de Endesa retirando enganches ilegales. Trabajadores de Endesa retirando enganches ilegales.

Trabajadores de Endesa retirando enganches ilegales.

Así que... primero, los enganches, y después las intervenciones de la Policía Nacional y Endesa, como la realizada hace escasos días en Pescadería. Un operativo contra el tráfico de drogas y las acometidas ilegales a la red eléctrica. El dispositivo desarrollado, y en el cual participaron más de 70 personas entre agentes y operarios de la compañía eléctrica, se saldó con la detención de tres personas, el desmantelamiento de una plantación de marihuana y un punto de venta de droga, y el corte el suministro eléctrico en 114 viviendas que presentaban acometidas ilegales a la red eléctrica.

En Pescadería realizaron cortes de suministro eléctrico en 114 viviendas que presentaban acometidas ilegales a la red eléctrica.

Las investigaciones se iniciaron a principios del mes de noviembre de 2018, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que en la zona existía un punto de venta de marihuana, hachís y cocaína muy activo, regentado por una familia que además poseía otros dos inmuebles cercanos; uno de ellos dispuesto como vivienda personal y guardería de las sustancias estupefacientes; y en el otro se albergaba un cultivo hidropónico acelerado de plantas de marihuana, que contaba con un sofisticado sistema eléctrico y de regadío, teniendo una instalación perfectamente habilitada para el crecimiento de la marihuana enganchada ilegalmente a la red eléctrica.

Los vecinos del barrio ya se han quejado en más de una ocasión. Los vecinos del barrio ya se han quejado en más de una ocasión.

Los vecinos del barrio ya se han quejado en más de una ocasión.

Gracias a las indagaciones desarrolladas, los investigadores lograron identificar a las personas responsables del cuidado y mantenimiento de la plantación, y al encargado de regentar el punto de venta de droga. Se trataba de un grupo perfectamente organizado que había montado una infraestructura que estaba generando grandes beneficios derivados del cultivo, manipulación y posterior venta del estupefaciente.

Como consecuencia de la operación policial, se produjo la detención de tres personas y la incautación de 142 plantas de marihuana, 1.500 gramos de hachís, 10 gramos de cocaína, 2,5 gramos de marihuana, 2.220 euros en efectivo, 15 transformadores eléctricos, 25 lámparas halógenas, dos extractores de aire, y una balanza digital, así como todos los utensilios y fertilizantes para conseguir en un corto espacio de tiempo una cosecha. Además, los agentes hallaron una pistola del calibre 45 con dos cargadores y abundante munición, y diversas armas blancas, entre ellas varias armas prohibidas.

Grúa para acceder al cableado. Grúa para acceder al cableado.

Grúa para acceder al cableado.

Conjuntamente, operarios de la compañía Endesa supervisaron 132 acometidas repartidas en 13 calles de dicha barriada entre los días 5 y 6 de marzo, hallando 99 instalaciones conectadas directamente a la red de distribución sin que el consumo quedase registrado en un contador, y otras 16 que presentaban una doble acometida ilegal por la que se abastecían en casi su totalidad. Además de los desenganches, fueron desmontados cientos de metros de tendido ilegal y red de distribución, para así evitar futuras acometidas ilegales en el barrio.

Los tres detenidos de nacionalidad española y marroquí, que cuentan con antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y las personas, han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción número dos de los de Almería en funciones de guardia, como presuntos autores de delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios