Tribunales

Condenada tras pedir un rescate por el coche que quitó al vecino de Almería que conoció en un chat de contactos

  • Reclamó 2.000 euros para devolverlo pero lo hizo cuando el perjudicado denunciaba el hurto a la Guardia Civil y un agente la escuchó por el manos libres

BMW añade dos híbridos enchufables de acceso a la gama para los Serie 3 y 5 BMW añade dos híbridos enchufables de acceso a la gama para los Serie 3 y 5

BMW añade dos híbridos enchufables de acceso a la gama para los Serie 3 y 5

Una juez de Almería ha condenado a penas que suman 24 meses de cárcel a una mujer que se llevó el coche de un hombre al que había conocido por Internet, exigiendo después un rescate por él.

Los hechos tuvieron lugar en diciembre de 2015. Fue entonces cuando el afectado conoció a la acusada, una mujer natural de Honduras, a través de un chat de contactos. Así, concertaron una cita para conocerse en la localidad en la que reside la víctima.

El hombre fue el día 4 de dicho mes a recoger a la mujer a Antequera, utilizando para ello su BMW. Pasaron toda la tarde juntos y durante la madrugada del día siguiente se trasladaron juntos al municipio en el que se encuentra la empresa para que el varón trabaja como transportista en la provincia almeriense.

Una vez allí, ella comenzó a pedirle con insistencia que le dejase el coche para volver a casa mientras él realizaba sus labores. Esto hizo que el hombre recelase, por lo que se negó a dárselo. Sin embargo, en un descuido la mujer consiguió arrancar el coche y llevárselo.

Durante las horas siguientes el perjudicado intentó localizar a la acusada sin éxito. Hasta que ella se puso en contacto con él justamente cuando presentaba una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil.

El varón puso el manos libres, por lo que el agente que lo estaba atendiendo pudo escuchar cómo ésta le decía literalmente: “Si quieres recuperar el coche, me tienes que dar 2.000 euros”.

Finalmente, el automóvil fue localizado diez días más tarde en una calle del municipio en el que vive la víctima, con “importantes desperfectos” en la parte delantera derecha. El vehículo, además, no arrancaba y se encontraba abandonado sin gasolina, por lo que tuvo que entregarlo a un taller en estado ruinoso.

Por estos hechos, la acusada ha sido condenada a doce meses de prisión por un delito de hurto, y a otros doce meses más de cárcel por un delito de amenazas condicionales.

Por último, le ha sido impuesto el pago de una indemnización de 6.460 euros al perjudicado.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios