Protesta en el Hospital Materno Infantil

"Un Materno sin matronas no es un Materno"

  • El colectivo de profesionales que desempeña su trabajo en el nuevo hospital de Almería se concentra el 1 de octubre para exigir a la administración la dotación de personal para poder llevar a cabo una atención a las mujeres gestantes en las mejores condiciones posibles

  • Lamentan la “sobrecarga de trabajo” y piden poder usar la bañera de partos que aún no se ha estrenado, que haya especialista en urgencias, así como también en la planta COVID y en puerperio

  • El Hospital Materno Infantil abrió sus puertas hace ahora diez meses y aún sigue cerrados la mitad de los paritorios

Hospital Materno Infantil de Almería, lugar de la concentración de protesta de las matronas por la dotación de más personal a la plantilla de especialistas Hospital Materno Infantil de Almería, lugar de la concentración de protesta de las matronas por la dotación de más personal a la plantilla de especialistas

Hospital Materno Infantil de Almería, lugar de la concentración de protesta de las matronas por la dotación de más personal a la plantilla de especialistas

“Abrir un hospital Materno Infantil sin la suficiente plantilla de matronas es una contrariedad y mucho más que en estos diez meses desde su puesta en marcha no se hayan solucionado las carencias de personal que tanto la gerencia como a los responsables de la Junta de Andalucía tienen constancia a través de numerosos escritos que se le han enviado. Un Materno sin matronas no es un Materno”. Esa es la principal razón que ha llevado a alzar la voz al colectivo de especialistas que desempeña su trabajo en las nuevas instalaciones sanitarias de la capital almeriense. Se concentrarán mañana jueves día 1 de octubre a las 11:00 horas en la puerta del nuevo hospital para que la sociedad sea consciente de la situación y para exigir a los responsables políticos que doten a estas instalaciones de una plantilla de matronas suficiente para poder llevar a cabo una atención en las mejores condiciones posibles.

Como avanzaron a este periódico durante una entrevista varios portavoces del colectivo, “el motivo de que la concentración sea precisamente el día 1 de octubre es porque esta era la fecha límite que los responsables de Salud de la Junta de Andalucía nos indicaron para la incorporación de un determinado número de profesionales que vendría a suplir la falta de personal con la que llevamos trabajando desde el inicio. Como no han cumplido su promesa y después de numerosos escritos, muchos de ellos sin respuesta, no nos queda otra que salir a la calle para protestar y exigir las mejoras que creemos básicas para un hospital que se vendió como uno de los más avanzados del país en cuanto a la atención a la mujer embarazada”.

Entre otras cuestiones, las matronas del Hospital Materno Infantil de Almería piden que haya una matrona en la puerta de las urgencias obstétrico-ginecológicas. Una figura clave con la que a día de hoy aún no cuenta este centro sanitario, el único de referencia de provincia, a nivel andaluz, que ha optado por prescindir de ella, con el consiguiente perjuicio para las mujeres que acuden a este servicio. Por otro lado, aseguran que la sala de observación de urgencias para embarazadas permanece cerrada, lo que conlleva que a las gestantes se les tenga que trasladar a los paritorios o a las plantas para su valoración, lo que conlleva a una movilización innecesaria de las gestantes por las áreas hospitalarias, incluso sin saber si son portadores de la COVID-19.

Explican que desde que el Materno Infantil ha abierto sus puertas se ha triplicado el número de paritorios pasando de 5 a 16 con el mismo personal. Sin embargo, pese al incremento, lamentan que la mitad de éstos estén cerrados, al igual que el hecho de que no se permita usar la bañera de partos en el paritorio de baja intervención a las mujeres que así lo deseen, lo que limita su derecho de poder elegir un parto de estas características, con libertad de movimiento, monitorización intermitente e inalámbrica o la dilatación en el agua...

La falta de personal lleva a que en la planta de puerperio no haya matronas, sino que las mujeres son atendidas por enfermeras sin especialización en el posparto, sin asesoramiento en lactancia materna y sin valoración del estado materno-infantil. En este sentido también critican que en un hospital de semejantes características no se pueda llevar a cabo el piel con piel tras un parto de cesárea, algo que aseguran va en contra de todas las recomendaciones científico sanitarias. Se sigue separando al recién nacido de la madre aún habiéndose ofrecido las matronas a la dirección para poder llevar a cabo la reanimación de estas pacientes iniciando el vínculo madre e hijo y lactancia materna.

Critican que se haya abierto la planta de gestantes COVID sin matronas, que no exista una consulta de matrona y que cada año los residentes de matrona que se forman en Almería, al igual que los de Pediatría, se van fuera a trabajar porque no se le ofertan contratos en el hospital.

El delegado de Salud de la Junta de Andalucía en Almería, Juan de la Cruz Belmonte, ha avanzado a Diario de Almería que la intención es aumentar la plantilla de matronas entre cinco y siete profesionales a principios de noviembre y así se lo ha trasladado a la responsable de este colectivo días anteriores a la convocatoria de esta concentración de protesta. Desde el colectivo señalan que "siempre ha habido buena voluntad por parte de la gerencia y del propio delegado pero las mejoras no llegan", por lo que han decidido, tras meses de espera, llevar a cabo la protesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios