Almería

Sarna y falta de control médico frente a los protocolos oficiales de la Policía

Uno de los módulos tras una fuga. Uno de los módulos tras una fuga.

Uno de los módulos tras una fuga. / D.A.

Un agente de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional destinado en los módulos del puerto sufrió a finales de septiembre un brote de sarna . La UFP ya ha pedido un control con médicos públicos del estado de salud de estas personas y el traslado a centros adecuados de aquellos con enfermedades, especialmente aquellas infecto-contagiosas. "Se han dado numerosos casos de sarna y algunos supuestos casos de tuberculosis", dice, añadiendo que pueden llegar otros con "sida, lepra, sífilis, gonorrea, etc". Además reclama un plan de vacunaciones y que se regule un protocolo de intervención "claro" elaborado por el Estado para evitar malentendidos entre los colectivos que trabajan con estas personas. Sin dejar de lado un plan contra plagas, una limpieza integral y una regulación legal del aforo de las celdas junto a un plan de emergencias y evacuación.

Días antes del caso de sarna, el jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, Jesús Redondo, sostenía en Almería que no existe un "riesgo extraordinario" para los funcionarios de la Policía Nacional derivado de cuestiones sanitarias por la atención de inmigrantes llegados en patera a los puertos andaluces. Precisó que "los inmigrantes no llegan llenos de pústulas y con mil enfermedades" y ha subrayado que aquellos que puedan tener alguna enfermedad no difieren del resto de personas. Aseguró que "está todo protocolarizado" y ha recordado que "lo primero que se hace cuando un inmigrante toca tierra" es someterlo a una revisión médica por parte del personal sanitario de Cruz Roja, que "también está haciendo un esfuerzo extraordinario en ese sentido". También insistió en que existen protocolos para el aislamiento, tratamiento y traslado a centros sanitarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios