Almería

Usan tres dúplex de Vícar para cultivar 1.795 plantas de marihuana en sótanos

Dos agentes en uno de los sótanos utilizados para cultivar la marihuana. Dos agentes en uno de los sótanos utilizados para cultivar la marihuana.

Dos agentes en uno de los sótanos utilizados para cultivar la marihuana. / D.A.

La Guardia Civil ha detenido a cuatro vecinos de Vícar que presuntamente regentaban un cultivo de marihuana ubicado en tres dúplex del municipio, próximos a un colegio, en los que fueron intervenidas 1.795 plantas.

La operación 'Propalar' comenzó el pasado mes de mayo después de que varias personas denunciasen la existencia de un fuerte olor a marihuana en las inmediaciones de un centro educativo.

Los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia que permitió detectar un "sospechoso trasiego de personas en tres viviendas tipo dúplex de una calle próxima al colegio, y pasados los meses pudieron determinar la función de cada uno de estos inmuebles, que se encontraban en régimen de alquiler y al corriente de pago de todas sus mensualidades.

Así, concretaron que la plantación podría estar en el sótano de dos de las viviendas, un subterráneo únicamente accesible desde un patio interior.

Durante la investigación observaron además cómo de forma periódica un hombre y una mujer que llegaban al lugar en un coche de alta gama accedían a uno de los inmuebles, y además pudieron contemplar el traslado de sacos de turba desde un furgón al interior de dicho inmueble.

Una vez obtenida la autorización judicial, se llevó a cabo un registro en las viviendas y descubrieron que oculta tras un armario de madera con diversos objetos en las estanterías, se encontraba la entrada a un sótano de unos 120 metros cuadrados.

Una vez en el sótano los agentes se toparon con un complejo sistema eléctrico, de riego, de ventilación y de extracción de aire y olores.

Los agentes tenían claro de la experiencia de otras actuaciones similares que se estaba produciendo fraude de fluido eléctrico, pero en esta ocasión se tuvo que picar la acera para descubrir en el interior de una arqueta el enganche ilegal a la red.

De esta forma, fueron intervenidas 1.795 plantas de marihuana, el vehículo de alta gama utilizado por dos de los sospechosos, 4.000 euros en metálico, seis teléfonos móviles, un ordenador portátil, documentación contable y 242 lámparas halógenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios