Política

Borrón y cuenta nueva de Vox en Almería

  • La gestora dirigida por Rodrigo Alonso echa a andar mañana con un encuentro con los afiliados en el que marcará la hoja de ruta hacia la elección de nueva ejecutiva provincial

Borrón y cuenta nueva en Vox en Almería Borrón y cuenta nueva en Vox en Almería

Borrón y cuenta nueva en Vox en Almería

Vox comienza su reorganización orgánica en la provincia. Después de ser tercera fuerza política en las elecciones andaluzas y generales y conseguir 22 concejales en siete de las veinte localidades en las que concurrieron en las municipales de mayo es necesario pararse para definir su hoja de ruta y también elegir a las personas que se harán cargo de la estructura provincial en los próximos años.

El cisma de la expulsión abortada en El Ejido, derivada del intento frustrado del portavoz y candidato Juan José Bonilla de hacerse con una de las dos actas de diputado provincial, fue la gota que colmó el vaso tras una cascada de dimisiones de los vocales y secretario de la ejecutiva provincial y otras desavenencias y escándalos previos como el de la candidatura fallida del conocido como Coronel Denuncias.

Desde Madrid entendieron que la mermada dirección provincial necesitaba regenerarse, antes de que se resquebrajara la estabilidad y credibilidad de la organización en Almería, pese a los excelentes resultados de las tres últimas citas con las urnas, y optaron por dejar el control del partido hasta que se celebren las elecciones internas en manos de una gestora que dirige el parlamentario andaluz Rodrigo Alonso. Como coordinador será el encargado de presidir la reunión que mañana a las siete de la tarde tendrán con los afiliados de Vox en la provincia a partir de las siete de la tarde en el salón de actos de la Escuela Municipal de Música de la capital y de transmitir un mensaje de tranquilidad a las bases con el que apaciguar las hostilidades que han ido surgiendo.

Rodrigo Alonso, parlamentario andaluz y coordinador de la gestora de Vox Rodrigo Alonso, parlamentario andaluz y coordinador de la gestora de Vox

Rodrigo Alonso, parlamentario andaluz y coordinador de la gestora de Vox / EFE

El parlamentario andaluz tiene claro que hay que solucionar todas las rencillas que puedan existir y asegura que la crisis de El Ejido ya se zanjó con la decisión de Madrid de mantener a los cargos electos a pesar de las tensiones surgidas por ser una “plaza fuerte y estratégica” de su implantación en Andalucía. De hecho es más que probable que a la hora de iniciarse el proceso de renovación de la ejecutiva, desde la comarca del Poniente se lance una candidatura para hacerse con la dirección provincial que tendrá que enfrentarse a otras opciones como la que encabezará el actual diputado provincial y concejal de la capital, Juan Francisco Rojas.

Ha sido el presidente de Vox hasta la constitución de la gestora, un hombre clave en la expansión de la formación. Bonilla y Rojas están condenados a entenderse en ese diseño del futuro organigrama de Vox pese a los relatos de las partes enfrentadas tras la crisis surgida por el secuestro en Berja del acta del diputado del partido judicial del Poniente. “Ha sido un orgullo y satisfacción ser el presidente y haber pilotado los éxitos de Vox en la provincia desde cero”, explica el portavoz en la Diputación.

El encuentro con los afiliados será un borrón y cuenta nueva de las diferencias que han mermado a las diferentes agrupaciones y el nuevo responsable de la gestora deberá determinar si siguen o se renuevan los coordinadores locales que vienen trabajando en los núcleos con representación. En El Ejido no está claro si se mantendrá Bonilla tras la apertura del expediente por rebelión, si bien desde la ejecutiva nacional han insistido en que sea un hombre clave en el refuerzo de la estructura provincial de Vox.

Juan Francisco Rojas en una de las reuniones con los militantes Juan Francisco Rojas en una de las reuniones con los militantes

Juan Francisco Rojas en una de las reuniones con los militantes

La posibilidad de que Bonilla y Rojas se enfrenten en las urnas va a depender de si existe un veto a los cargos institucionales, algo que tendrá que determinarse cuando se fije la fecha que todavía sigue sin calendario. Y la de Almería no es la única gestora. Vox ha optado por esta fórmula accidental de gobierno en una decena de provincias como Alicante, Ciudad Real, Ourense, Lugo o Zamora, en algunos casos por crisis orgánicas que han propiciado dimisiones y relevos en la propias gestoras.

La reunión de mañana será el punto de partida de la reorganización en Almería para perfilar una hoja de ruta a falta de calendario. “Queda mucho camino por recorrer y este partido necesita sentar las bases de su fortalecimiento”, asegura el parlamentario Rodrigo Alonso. A partir de hoy, tiempo para el acercamiento y reencuentro de las diferentes corrientes de un partido que ya está obligado en Almería, a pesar de su juventud, a reinventarse políticamente para no caer en la irrelevancia por las hostilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios