Coronavirus Almería El 'balconing boy' de Los Vinilos pone la banda sonora al fin de semana en la Vega de Acá

  • Cada viernes y sábado después del aplauso a los sanitarios, José Sánchez, conocido como 'El Teclas', deleita a sus vecinos con miniconciertos con grandes éxitos del pop español de los ochenta

El 'balconing boy' de Los Vinilos en plena actuación El 'balconing boy' de Los Vinilos en plena actuación

El 'balconing boy' de Los Vinilos en plena actuación

José Sánchez, conocido musicalmente como 'El Teclas', se ha convertido en la banda sonora del fin de semana en la Vega de Acá durante el tedioso confinamiento. Cada viernes y sábado, después del aplausazo de las ocho a los sanitarios, ofrece desde el balcón de su vivienda en el residencial Olimpia de la calle Árbol del Caucho un miniconcierto de media hora con algunas de las inolvidables canciones de la década de los ochenta que forman parte del repertorio habitual de su grupo, Los Vinilos.

José 'El Teclas' en su balcón en el residencial Olimpia en la Vega de Acá

Desde este residencial a espaldas del Estadio de los Juegos Mediterráneos, su esperada actuación vespertina ha amenizado la llegada del fin de semana desde que se decretara el estado de alarma a mediados de marzo. Ya son una docena de recitales, trece con el de esta tarde, cada vez con más tirón e implicación de los vecinos. Nada mejor que volver a las raíces de la época dorada pop español, incluida su propia versión del Resistiré, para contribuir sin salir de casa a la higiene mental contra el fatalismo ante los estragos que está causando el coronavirus en la provincia. 

El último de la fila, Radio Futura, Loquillo, Tequila, La Frontera, Los Rebeldes, Danza Invisible y una larga lista de éxitos despiertan la energía social colectiva cuando más lo necesita el vecindario para romper su rutina en cuarentena con una dosis musical de esperanza, ánimo y resiliencia. "Para que los viernes y sábados no parezcan lunes", comenta José Sánchez, al que sus compañeros de grupo ya han denominado el 'balconing boy' de Los Vinilos, un pseudoanglicismo con el que identifican su apuesta y canto por la vida desde un balcón, precisamente lo contrario a su significado relacionado con los que la ponen en riesgo.

José 'El Teclas' en otro de sus conciertos desde el balcón del residencial Olimpia

Encaramados a los terrazas, barandillas y ventanales, cantan y bailan y tampoco faltan los que se sacan sus tapas y cervezas. Ha conseguido implicarlos y que griten al viento, son piezas más que conocidas, y también ha sumado a los de los residenciales próximos. Trabaja en un sector que tardará tiempo en levantar cabeza, pero en lugar de atormentarse con el nuevo escenario covídico no ha querido desaprovechar su oportunidad de hacer más llevadero el confinamiento. Los primeros días vio salir a vecinos con sus instrumentos y no se lo pensó dos veces. Tenía en su trastero el piano electrónico, monitores y altavoces y no tardó en subirlos a la terraza. José Sánchez no ha querido extender su repertorio durante la semana, concentrando el festival en viernes y sábado, consciente de que a diario podría incluso ser incómodo. Pero nada más lejos de la realidad.

Miniconciertos de José 'El Teclas' cada viernes y sábado en un residencial de la Vega de Acá

No hay concierto en el que no le reclamen "otra", desatando una histeria colectiva por la buena música en el residencial que se ha amplificado en las redes sociales donde sus vídeos tienen miles de visualizaciones y cientos de interacciones. Los últimos, después del cambio de hora, a plena luz del día y los anteriores cuando ya estaba anocheciendo. "Queremos tener un vecino como tú". Es lo más repetido entre los comentarios en Facebook. Otros incluso han conseguido su teléfono para pedirle dedicatorias de cumpleaños en sus actuaciones. Y no le han faltado agradecimientos.

A los sanitarios, a los niños, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a los agricultores, a los trabajadores de los supermercados... Para todos tiene palabras de ánimo y aliento. De ahí que nadie vaya a olvidar nunca, ni tan siquiera cuando quede atrás toda esta pesadilla del coronavirus, la solidaridad que demostró uno de los integrantes de un grupo almeriense de cabecera que mantiene intactas las esperanzas y casi todas las reservas de las actuaciones en locales y celebraciones que se han ido posponiendo para el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios