Entrevista con el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco

"Invito a disfrutar de estos días de Feria con sentido común; nos estamos jugando la salud"

  • Para el regidor de la capital el principal objetivo de esta semana de no Feria es sin duda que todos los ciudadanos respeten las recomendaciones para poder cambiar la tendencia en de la pandemia

  • Asegura que "hoy, desgraciadamente, se demuestra que hicimos lo que teníamos que hacer con la suspensión de todas las actividades para estas Fiestas Mayores de nuestra ciudad”

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, durante la entrevista con Diario de Almería en su despacho de Alcaldía El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, durante la entrevista con Diario de Almería en su despacho de Alcaldía

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, durante la entrevista con Diario de Almería en su despacho de Alcaldía / Javier Alonso (Almería)

Almería y los almerienses inician unos días de Feria y Fiestas Mayores en honor a la patrona, la Virgen del Mar, que jamás hubiéramos imaginado. El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, se ha querido dirigir a los ciudadanos para invitarles a disfrutar de la ciudad y de sus días grandes de una forma diferente a la que estamos acostumbrados, y sobre todo con responsabilidad y sentido común para garantizar la salud de todos los ciudadanos ante una situación sanitaria complicada.

–¿Cómo ha sido el trabajo para tomar esta dura y drástica decisión de no celebrar las fiestas mayores de la ciudad?

- Cuando tomé la decisión de suspender la Feria de Almería fue una decisión muy difícil, muy dura; la clásica decisión que nunca hubiera querido tomar. Y en su día, con cierta controversia porque nunca antes se había suspendido la Feria, al menos en los tiempos recientes. Hoy, desgraciadamente, se demuestra que hicimos lo que teníamos que hacer. Ojalá la situación sanitaria fuera completamente diferente y hubiera gente que me echara en cara que fue una exageración del alcalde suspender la Feria. Pero hoy, desgraciadamente no sabemos si va a haber Feria, los pocos actos que se han organizado, ni cuál es el horizonte al que nos enfrentamos.

–¿Sin embargo, sí se han programado algunas actividades como el Homenaje a Los Coloraos o conciertos?

- Nosotros desde el primer momento hemos dicho que la salud de los almerienses estaba por encima de cualquier otra consideración y por eso suspendimos la Feria y todas las actividades, cerramos todos los centros municipales y parques infantiles, que hoy en día siguen cerrados, incrementamos la desinfección en las calles, que se sigue haciendo y aumentamos la presión policial sobre aquellos irresponsables que ponen en peligro a los demás. Eso no quita Almería no se puede morir y por eso pusimos en marcha el Plan Reactiva 20 con una serie de medidas para activar socioeconómicamente nuestra ciudad y la cultura era uno de los pilares fundamentales. Una capital como la nuestra si no tiene cultura es una ciudad muerta. Por eso hemos programado una serie de actividades que se están desarrollando con total normalidad ; actividades que son seguras, pues hemos puesto mucho empeño en garantizar la seguridad, y que además son de calidad. Se vienen desarrollando desde el mes de julio y van a continuar durante el periodo de Feria. La ciudad de Almería seguirá teniendo oferta cultura de calidad pero adaptada a las nuevas circunstancias. Es un trabajo complicado pero hasta el momento se está desarrollando con total normalidad. Veremos cómo se desarrolla la pandemia y en base a eso iremos tomando decisiones y adaptándonos a la situación.

"El recinto de conciertos cumple toda la normativa de seguridad; cámaras térmicas para medir la temperatura, distancia y control de aforos”

–¿Qué medidas de seguridad se han previsto para estas actividades?

- El desarrollo de los conciertos de Feria cumple toda la normativa tanto del Ministerio como de la Junta. En el recinto hay una cámara térmica que toma la temperatura a todos los asistentes, los asientos están numerados y se guarda la distancia de seguridad, el aforo está totalmente controlado tanto en el acceso como durante la actividad y en el desalojo, es obligatoria la mascarilla…, cumplimos toda la normativa pero esto no nos hace inmunes a la situación de los contagios. La Junta sacó un decreto hace una semana y sé que están trabajando en un segundo decreto y habrá que ver lo que la situación sanitaria nos dice. Los conciertos son muy importantes, importantísimos, tanto por la vía cultural como por lo que supone para muchos negocios que se ven beneficiados, pero lo más importante es la salud y si la situación cambia habrá que tomar decisiones y no nos va a temblar el pulso.

–Como alcalde de Almería supongo que jamás pensó que le tocaría gestionar una crisis semejante de la que aún no vemos el final… Y supongo que mucho menos que una amenaza sanitaria tan brutal obligara a suspender las fiestas mayores de Almería… ¿Qué le están trasladando los diferentes colectivos que hacen posible cada año la Feria? ¿Y cuál es su mensaje para ellos?

- Suspender la Feria ha sido una decisión muy complicada pero en líneas generales todo el mundo entiende que es lo que había que hacer. Yo entiendo perfectamente que los profesionales que veían en la Feria una temporada muy importante en cuanto a sus negocios particulares les haya fastidiado y quieran ayudas. Lo entiendo, lo comparto y lo respeto al 100%, pero todo el mundo entiende que este año no haya Feria. Eso no quita que haya que dejarles morir. Cada vez que un negocio de Almería echa la persiana es un drama que en primer lugar lo siente el propietario, en segundo los trabajadores y en tercer lugar, que no quepa duda, lo siente el alcalde. Lo estamos viendo ahora con el ocio nocturno que se ha visto abocado a cerrar su actividad, no porque sea inseguro per sé, sino porque la irresponsabilidad de unos pocos ha hecho que la tasa de contagios en el ocio nocturno se haya disparado y la autoridad sanitaria ha tenido que adoptar una decisión. La gran mayoría es gente comprensiva pero es nuestro deber y nuestra obligación estar a su lado y ser conscientes de que detrás de cada negocio hay muchos padres y madres de familia, proyectos de vida que no pueden echar el cierre sino todo lo contrario.

"Cada vez que un negocio echa la persiana es un drama para el propietario, para los empleado y también para el alcalde, que no quepa duda”

–Este año el Ayuntamiento ha pensado en una Feria solidaria. Un ejemplo de ello es la donación de la recaudación de la venta de los tradicionales abanicos a dos causas sociales como son el comedor de La Milagrosa y la Casa Nazaret. Pero además, también se va a donar la recaudación de las entradas de algunos conciertos que se van a desarrollar en estos días. Hábleme de esta iniciativa a la que los almerienses ya han reaccionado de la mejor forma posible.

- Estuvimos dando vueltas sobre qué hacer con los abanicos cuando decidimos suspender la Feria, porque la Feria como tal se suspendía pero es cierto que los almerienses íbamos a seguir celebrando estos días como homenaje a la patrona y los abanicos es una tradición muy arraigada. Nosotros no es que hayamos destinado el importe de los abanicos a ayudar a causas sociales; hemos destinado muchísimo más de lo que cuestan estos abanicos para ayudar a Cruz Roja, a Cáritas, al Banco de Alimentos, a las organizaciones del Tercer Sector que trabajan con personas con discapacidad, a poner en marcha un segundo albergue para personas sin hogar… y muchísimos más recursos. Pero se nos ocurrió la idea de que la ciudad de Almería este año tuviera abanicos de una forma diferente. Encargamos 5.000 ejemplares, que en su día nos parecieron muchísimos porque nunca antes se había pagado por ellos, pero en dos días se agotaron. Normalmente se encargan 15.000 y son gratis. Se ha cobrado hasta el último abanico, no se ha regalado ni uno solo, y la gente ha respondido muy bien. Esto significa que la ciudad de Almería está a la altura y que cuando hace falta arrimar el hombro la gente lo hace. Esos 5.000 afortunados van a tener un abanico que les recordará a esta no Feria y además han contribuido a que comedores sociales que han hecho un gran trabajo durante la crisis ayudando a quienes lo han necesitado pues ahora cuenten con unos recursos económicos extra que les van a permitir seguir ayudando. Además, la OCAL ofrecerá un concierto benéfico el próximo 28 de agosto a favor de Manos Unidas.

–Los almerienses y visitantes son conscientes del riesgo sanitario que hay en estos momentos pero ¿qué mensaje les envía para que disfruten en estas atípicas fiestas que cada uno celebrará a su manera?

- Ahora mismo no hay nada más importante que la salud y esta debe ser la preocupación de todo el mundo. Hagamos lo que hagamos siempre tenemos que hacerlo con la salud por delante. Es muy fácil lo que las autoridades sanitarias nos piden a los ciudadanos. No hay que hacer un esfuerzo extraordinario ni nada que no se pueda cumplir. Es simplemente que nos pongamos la mascarilla, que nos lavemos las manos y que guardemos la distancia para que no haya aglomeraciones y que tengamos sentido común. Yo creo que se puede disfrutar de Almería y de todo lo que nos ofrece con responsabilidad. Lo que no podemos permitir es que unos pocos irresponsables nos pongan en peligro a los demás. Y contra esos irresponsables tenemos que ser implacables. Invito a todos a que disfruten estos días de Almería, que se puede hacer con cabeza y con sentido común. Se puede disfrutar de la gastronomía, del patrimonio, los museos están abiertos y certificados como espacios libres de COVID-19 con unos protocolos muy claros, se puede disfrutar de la playa, del medio ambiente, una programación cultural de primerísimo nivel.

–¿Cuáles son las prioridades del Ayuntamiento de Almería para estos días?

- Yo lo que pido a la gente es que sea consciente de que no solo nos estamos jugando la salud, sino también el pan de muchísimas familias que si nos vemos en una situación de retroceso, de involución, van a perder su puesto de trabajo, su medio de vida. Tenemos la vuelta al cole a la vuelta de la esquina y estamos todos muy preocupados como padres y cada uno en el ámbito de su responsabilidad. Necesitamos cambiar la tendencia. Y para eso tenemos a la Policía a tope, los sanitarios siguen haciendo un esfuerzo excepcional, todo el mundo está dando lo mejor de sí, pero hay que apelar a la responsabilidad.

"El Ayuntamiento y la Policía Local va a ser implacable contra los irresponsables que ponen en riesgo a la ciudadanía”

–¿Qué dispositivo se ha previsto para garantizar la seguridad y que todas las actividades se celebren con el orden necesario?

- El dispositivo especial de seguridad empezó ya hace dos semanas y se va a mantener porque es el máximo que la Policía Local puede dar. En las tres últimas semanas de julio los agentes pusieron 120 sanciones por no llevar mascarilla y en la última semana se han interpuesto 700 denuncias. Sólo en las últimas 24 horas se han puesto 200 sanciones. La Policía Local está haciendo todo lo que puede y más. El incremento de las sanciones no quiere decir que la gran mayoría de la gente sea irresponsable e incumpla, sino que quien incumple la paga, que somos inflexibles y que las irresponsabilidades no se pueden a tolerar. No podemos poner en riesgo a los almerienses ni el porvenir de tantísimas familias porque una minoría no se tome en serio esto.

–Los niños siempre son protagonistas en la Feria de Almería. Muchos lleva un año esperando a que llegue la hora de volver a ver los espectaculares desfiles y para subirse en los cacharricos del recinto. ¿Qué mensaje tiene para ellos?

- Creo que los niños en general nos han dado a los mayores una lección en los últimos meses. Ellos son los que mejor se han adaptado a la situación, han sido más comprensivos con la realidad que estamos viviendo. Y en la Feria pues les toca hacer lo mismo. Están viviendo un periodo de su infancia muy triste, nadie lo hubiera querido para ellos y hay que decirles que este año será una Feria diferente, al igual que muchos se han quedado sin poder celebrar su cumpleaños, ni han podido hacer su primera comunión o se han quedado sin poder salir en su procesión de Semana Santa. Es una pena, una lástima, pero estoy seguro de que volverán a darnos una lección a todos de comprensión y responsabilidad. Tienen toda una vida por delante para disfrutar de la Feria de Almería porque estoy seguro de que vendrán tiempos mejores.

–Imagínese que está en ese fin de fiestas viendo la traca que pone cada año el broche de oro a la Feria. Un momento que muchos aprovechan para pedir un deseo. ¿Cuál sería deseo?

- Salud y trabajo. Salud para todas las personas que están enfermas, ojalá que se recuperen, que vaciemos la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), los hospitales y los centros de salud de pacientes. Que la gente recupere la salud. Y trabajo para todos aquellos que lo han perdido o que lo tienen ahora en entredicho. Que todos esos padres y madres, todas las personas de las que dependan las familias almerienses tengan un medio de vida y puedan desarrollar su proyecto de vida con normalidad. Ojalá que Almería siga siendo una ciudad atractiva para invertir, abrir negocios, tiendas, bares y restaurantes.

–¿Y qué petición le va a hace a nuestra patrona la Virgen del Mar?

- La misma. Salud y trabajo para todos. Eso es lo más importante ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios