Almería

A salvo de la ‘pala’ edificios de acento almeriense como la Iglesia de Las Salinas

  • El Ayuntamiento finaliza el expediente de protección de 21 inmuebles emblemáticos de la capital y aprueba en Pleno incluir en el Catálogo o otra treintena de edificaciones, como el Cortijo de los Góngora o los quioscos de los Refugios de la Guerra Civil, que van a ser rehabilitados

La Iglesia de Las Salinas La Iglesia de Las Salinas

La Iglesia de Las Salinas

Intocable la Iglesia de las Salinas de Cabo de Gata, cuya verticalidad acaba de entrar, de forma definitiva, en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos de la ciudad de Almería, lo que pone los valores de esta edificación a salvo de la pala o de intervenciones no respetuosas, y obliga a sus propietarios a mimar su conservación. Es uno de los inmuebles que identifican a Almería y forma parte de esa primera lista de 21 edificios que son, ya de pleno derecho, bienes protegidos.

La Ermita de Torregarcía, el Varadero del Puerto, el antiguo Preventorio (Alcaldía), o el Palacio de Marqueses de Cabra, aunque parezca ilógico, no gozaban de estas protecciones especiales hasta que el Ayuntamiento de Almería, reunida hoy la Corporación en Pleno, ha aprobado por unanimidad la ampliación del Catálogo de Bienes Protegidos.

Un expediente que comenzaba en la anterior legislatura Miguel Ángel Castellón y que completa ahora la actual concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella. Además de las edificaciones antes indicadas, se encuentran ya protegidos el antiguo edificio de Protección Civil de Los Molinos y el chalé de López Rull, situado junto a la desembocadura y expropiado en su día por el Ayuntamiento dentro de la prolongación del paseo marítimo. Completan la relación 14 viviendas privadas repartidas por el casco histórico de la ciudad.

Ana Martínez Labella, concejal de Urbanismo e Infraestructuras, durante el Pleno Ana Martínez Labella, concejal de Urbanismo e Infraestructuras, durante el Pleno

Ana Martínez Labella, concejal de Urbanismo e Infraestructuras, durante el Pleno

Nueva relación

A Pleno también ha llegado para, en este caso su aprobación inicial, otra tanda de edificios a proteger. Una treintena, entre la que destaca el rehabilitado Cortijo Romero, en la actualidad la Casa del Cine, el Cortijo Góngora y el Cortijo Arcos o la Casa Solariega Muñoz Serrano, en la carretera de Alhadra, la antigua Universidad Laboral, el Palacio de Justicia o los quioscos diseñados en las salidas de los Refugios de la Guerra Civil, ubicados en la plaza Urrutia, plaza Virgen del Mar y plaza Marqués de Heredia.

La concejal del PP ha aprovechado su turno de intervención para anunciar, además, que el Ayuntamiento va a rehabilitar los quioscos de plaza Urrutia y Marqués de Heredia.

Si bien estas antiguas entradas a los refugios antiaéreos durante la Guerra Civil Española, ya se encuentran incluidos en el Catálogo actual, dentro del apartado correspondiente a Espacios Protegidos, el paso dado por el Plenario los incorpora como pieza arquitectónica de Nivel 3, “circunstancia que el Ayuntamiento va a aprovechar, al ser de propiedad municipal, para su rehabilitación, una vez los concesionarios de estos quioscos han renunciado a su explotación”, ha explicado Martínez Labella.

La responsable de Urbanismo ha expresado la intención de, una vez rehabilitados estos puntos, se cedan al Área de Promoción de la Ciudad para su gestión.

Críticas

Aunque ambas ampliaciones del Catálogo han recibido el respaldo unánime de los grupos políticos, la responsable de Urbanismo tuvo que lidiar en el debate con las voces críticas de Miguel Cazorla, por parte de Ciudadanos, y Eusebio Villanueva, en representación del PSOE dado el tiempo que le ha llevado al Ayuntamiento culminar el primero de los expedientes con esos 21 edificios frente a los 247 que la Junta requirió proteger. Ambos concejales urgen a avanzar ante el deterioro progresivo y el riesgo de que algunos de estos edificios de acento almeriense dejen formar parte del paisaje urbano.

Martínez Labella ha achacado la dilación del procedimiento de aprobación definitiva de esta modificación y ampliación de Catálogo, a la “falta de colaboración del entonces gobierno socialista al frente de la Junta de Andalucía, impidiendo una mayor agilidad en este procedimiento.

“No son excusas –remachó–. Nos hubiera gustado ir a la mayor, pero la Junta nos ha negado el pan en éstas y otras cuestiones, bloqueando la revisión del Catálogo y la aprobación del Plan General”. La edil ha incidido en este sentido que “la aprobación por parte de la Junta a esta modificación estaba supeditada, puesto que así lo exigió el PSOE al frente de la administración autonómica, a la revisión del Catálogo en más de doscientos inmuebles”, agradeciendo en este sentido “la sensibilidad que ahora sí existe desde la Junta para avanzar en la protección del Patrimonio y la ampliación del Catálogo de Edificios y Espacios Protegidos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios