Almería

El lado más positivo de la vejez sin perder el tren

  • Cruz Roja ofrece cada año proyectos que favorecen el día a día del colectivo · Este año han beneficiado a 260

Una actitud positiva, aprovecharse de los recursos disponibles y mirar a la vejez con otros ojos es sin duda la mejor combinación para enfrentarse a la última etapa de la vida exprimiéndola al máximo y disfrutando de ella con plena felicidad. Desde la asamblea local de Cruz Roja El Ejido trabajan, a través de en torno a medio centenar de voluntarios, por ofrecer una mejor calidad de vida a los mayores del municipio, y de hecho en lo que llevamos de año han ayudado a unos 260 mayores, 80 que se han beneficiado de los acompañamientos sociales y digitales y en torno a 180 que han participado en los distintos proyectos desarrollados por Cruz Roja El Ejido.

La institución desarrolla anualmente dos programas que llevan a cabo voluntarios de la institución. Se trata de Ayuda a Domicilio Complementaria, con el que se ofrece acompañamiento a la persona mayor. Es un complemento del servicio de Ayuda a Domicilio municipal y el de la Ley de Dependencia. Se suele ofrecer a usuarios mayores de 65 años, aunque en ocasiones se benefician de él personas menores de esa edad con algún tipo de discapacidad. "El voluntario se desplaza a su domicilio y realiza con el mayor distintas actividades de estimulación cognitiva, juegos de memoria, de psicomotricidad, coordinación, y también se realizan acompañamientos digitales para acercar a los mayores las nuevas tecnologías como el uso del móvil. Además, salen con ellos a dar un paseo. Es un servicio más sicológico, emocional, que los mayores agradecen mucho", aseguraba Noelia Tarifa, Trabajadora Social de Cruz Roja El Ejido.

El segundo de los programas es el de Respiro Familiar, "aunque éste también es un programa de acompañamiento está más enfocado a ofrecer un desahogo al cuidador", apostillaba. Además de estos programas fijos, desde Cruz Roja ponen en marcha anualmente distintos proyectos, que "van cambiando e incluso algunos de ellos se repiten varios años", sostenía. Entre ellos se encuentran Viviendo con calidad, que se ha realizado dos veces. Este proyecto consta de tres talleres de cuatro sesiones cada uno que se desarrollan a lo largo de tres meses. El primero de los talleres es Conocernos mejor "se trata todo el tema social. Qué hacer para vivir bien, cómo relacionarse, qué cursos existen para ellos. El segundo taller es Autocuidados del Mayor, es más el tema sanitario. Se hacen sesiones de enfermedades en la tercera edad y nutrición. En este taller también introducimos el acompañamiento Digital ya que, a través de la consola Nintendo Wii, que les encanta, hacen ejercicio físico divertido, como jugar a los bolos o al tenis", apuntaba la Trabajadora Social.

En tercer lugar, desde Cruz Roja tratan con los mayores algo fundamental al alcanzar la tercera edad, el estado de ánimo. "Se trata todo lo relacionado con la autoestima, depresión y emociones negativas que pueden sentir porque se están haciendo mayores, e incluso los trastornos del sueño", sostenía. Otro de los proyectos que se han realizado este año con el colectivo ha sido Un Millón de Pasos, en el que han participado además todas las asociaciones. Asimismo, actualmente se están desarrollando en los diferentes centros de mayores del municipio los Acompañamientos Digitales, que buscan acercar al colectivo las nuevas tecnologías para que no queden excluidos de esta parcela social y se sientan más autosuficientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios