Coronavirus en Almería El obispo pide por las almas de los 53 fallecidos por la COVID-19 en Almería

  • La Catedral de Almería ha acogido la misa en recuerdo por las víctimas de la pandemia en la provincia

  • La ceremonia ha estado oficiada por el obispo Adolfo González Montes y han asistido numerosos familiares y autoridades

Misa celebrada en la Catedral de Almería en recuerdo de los fallecidos por coronavirus. Misa celebrada en la Catedral de Almería en recuerdo de los fallecidos por coronavirus.

Misa celebrada en la Catedral de Almería en recuerdo de los fallecidos por coronavirus. / Rafael González

La Catedral de Almería ha acogido este miércoles por la noche la misa por las almas de las 53 personas que han fallecido en la provincia de Almería por culpa de la COVID-19. Una emotiva ceremonia oficiada por el obispo de Almería, Adolfo González Montes, y a la que han asistido numerosos familiares y autoridades.

El prelado ha hecho llegar a los familiares de los fallecidos su “consuelo y apoyo humano, afectivo y espiritual”. Ha recordado que “los tenemos muy presentes en estos momentos de sufrimiento y de alejamiento de los seres queridos”, aunque deja claro que los enfermos “no están nunca dejados de la misericordia y la mano de Dios”.

Autoridades provinciales en la misa. Autoridades provinciales en la misa.

Autoridades provinciales en la misa. / Rafael González

Un mensaje similar el de Maribel Sánchez, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, que estuvo presente en la misa, que señaló que “con este acto se ha rendido un sentido homenaje a los 53 fallecidos así como a sus familiares. Además se ha querido mandar un mensaje de ánimo a las personas que aún siguen sufriendo las secuelas de este virus”.

En la ceremonia se oró también por “el personal sanitario, las fuerzas armadas, los servicios de emergencias, voluntarios y los que han servido a los necesitados para que el Señor les premie su entrega y les de fuerza para seguir desarrollando su labor”.

La misa estuvo marcada por el cumplimiento de las normas sanitarias, con el límite de aforo, la distancia entre personas e incluso el uso de mascarilla hasta a la hora de comulgar.

El obispo de Almería, Adolfo González Montes. El obispo de Almería, Adolfo González Montes.

El obispo de Almería, Adolfo González Montes. / Rafael González

“Aún estamos amenazados por la presencia de este virus tan insidioso”

El obispo de Almería, Adolfo González Montes, dedicó su homilía a los 53 fallecidos por culpa de la COVID-19 en la provincia de Almería y los cientos de miles de todo el mundo. El prelado señaló que “al principio nadie hubiera podido imaginar un desarrollo tan letal de esta pandemia tan insidiosa” e hizo una llamada a la prudencia asegurando que “no podemos dar por terminado su paso, pues nos encontramos de nuevo amenazados por su presencia por los brotes que conocemos a diario”.

El obispo lamentó la “terrible soledad en los hospitales y en naves improvisadas de quienes han fallecido con conciencia de una muerte cierta ocasionada por este virus insidioso”. Una pandemia que se ha cebado sobre todo “con el colectivo de las personas mayores, esas generaciones educadas en la fe de la Iglesia, profundamente cristianos”, señala.

Adolfo González recordó que “el hombre, desde su mismo origen, está amenazado por la muerte”. Y es que “nuestra fragilidad de criaturas no puede ser sorteada”. No obstante, el cristiano encuentra el consuelo en el mensaje de Dios de la vida eterna, “pues este no es un Dios de muertos, sino de vivos”.

Por eso, hizo hincapié en que la misa celebrada “no es en recuerdo y homenaje a los fallecidos” sino “en sufragio por ellos, pidiendo el perdón de sus pecados al tiempo que por los nuestros”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios