Crítica de Cine

Sí sos vos, otra vez

No podía esperarse mucho de una película argentina con semejante título y, en efecto, se confirma. La comedia romántica de Juan Taratuto, a quien creímos momentáneamente rescatable tras La reconstrucción, regresa al terreno natural y complaciente de la caricatura y el enredo liviano (No sos vos, soy yo, ¿Quién dice que es fácil?), desgraciadamente con más dosis de romanticismo que de comedia, lo que se traduce en una deriva hacia la recuperación del amor conyugal tras un arranque que se mofa del mundo del cine y el narcisismo de sus estrellas y una soporífera fase intermedia destinada a escalar la relación entre un insufrible actor de éxito (Adrián Suar) y la mediocre aspirante que encarna Valeria Bertuccelli, que repiten aquí con el director y su guionista habitual tras el éxito de Un novio para mi mujer.

Así, más allá de ese primer tramo satírico, todo en esta alargada y fláccida película circula por el más pueril camino de la farsa, la suplantación y la mascarada, triste trasunto del propio oficio de la interpretación y la sinceridad en las relaciones de pareja que Juan Taratuto filma sin aristas, ritmo, ni forma definida, apenas preocupado de que sus actores parlanchines imiten los gestos de la comedia clásica y de que le luzcan esos escenarios de lujo tan caros al ambiente del género.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios