• El club sale del gimnasio y monta su ring al aire libre para respetar las medidas de seguridad en un deporte de contacto y cercanía

  • Los púgiles entrenan bajo el celoso protocolo de la Federación: sólo los profesionales puede entrenar cuerpo a cuerpo

  • Un púgil de barrio: el Rey Gitano

Boxeo

Almería Boxing: velada bajo el sol

Cilla observa a dos púgiles entrenar en las pistas del IES Bahía de Almería. Cilla observa a dos púgiles entrenar en las pistas del IES Bahía de Almería.

Cilla observa a dos púgiles entrenar en las pistas del IES Bahía de Almería.

Rafael González

Escrito por

· Pablo Laynez

Redactor

Pocos deportes habrá con una liturgia más marcada que el boxeo, con unos santuarios más sagrados que los gimnasios. Cuando uno piensa en el deporte de las doce cuerdas, en la mente se dibuja la tradicional buhardilla neoyorquina del Bronx, con los cristales amarillos polvorientos, arañas en las esquinas y un hedor importante a sudor y lejía para desinfectar.

Es más una recreación de cine que una estampa de la realidad, sobre todo de los días en los que la COVID-19 está empezando a recibir crochet, pero se resiste a irse a la lona. Ante este correoso y pegador rival, que se aprovecha del más mínimo despiste a la contra, la guardia siempre debe de estar alta. Para bailarle como una mariposa y picarle como una avispa, no hay mejor táctica que la salubridad y la higiene.

El boxeo siempre ha librado combates contra muchos estigmas, a los que ha derrotado por KO. Y va camino de conseguir una nueva victoria más. Como deporte de contacto que es, de mucho contacto, las federaciones establecieron diferentes protocolos de seguridad y los púgiles también ponen todo de su parte. Si sorprende cómo un deporte considerado violento tiene unos valores tan marcados, también sorprendería a cualquier crítico ver la responsabilidad con la que estos deportistas entrenan y, poco a poco, vuelven a competir.

Almería Boxing está castigando el hígado del virus, ha encontrado su punto débil y percute una y otra vez para dañarle y dejarlo sin oxígeno. El club ha decidido entrenar al aire libre, sus boxeadores cambian las doce cuerdas del ring por las pistas del IES Bahía de Almería. Calentamiento, ejercicios de velocidad de piernas, guantes, sombras... Todo lo que antes se hacía en la humedad sudorosa del gimnasio, ahora lo hacen bajo los rayos del potente sol almeriense.

Ejercicios de rapidez de piernas. Ejercicios de rapidez de piernas.

Ejercicios de rapidez de piernas. / Rafael González

“Al principio nos resultó un poco complicado por la incertidumbre existente. Tras el confinamiento, empezamos solo los entrenamientos con los boxeadores profesionales (Salvado Barón y José María ‘Gallo’ Hernández) y en octubre abrimos a los demás deportistas”, recuerda José Cilla, que lo es todo para el club. Pese a las muchas dificultades existentes, sus boxeadores no tiran la toalla y entrenan con todas las ganas del mundo: “La gente quiere hacer deporte, a pesar de las situación, restricciones horarias, entrenar al aire libre, sin las comodidades y confort que da entrenar en el gimnasio... Nos hemos reinventado”.

El protocolo de boxeo es uno de los más rigurosos que existen en el ámbito deportivo, por su eminente carácter de deporte de cercanía y contacto. “El tema del contacto es algo que explico , puesto que sólo puede existir entre boxeadores profesionales, que se realizan regularmente test de antígenos. El resto de medidas de seguridad son las tradicionales: mascarilla puesta durante todo el entrenamiento, gel hidroacoholico al entrar y al salir, se guarda un registro de todos los depórtistas que acuden, las parejas que se forman para hacer los ejercicios de técnica tienen que ser siempre las mismas...”.

La COVID se mantiene en pie, comienza a vérsele una brecha en el pómulo, pero todavía no cae. El boxeo, mientras tanto, organiza sus veladas profesionales con mucha cautela. La promotora Ko Boxing está haciendo un esfuerzo tremendo para que los boxeadores vuelvan a subirse a un ring, eso sí, sin público en las gradas. Lo que el virus no puede evitar es que desde el sofá de sus casas, los amantes de un deporte con solera en Almería, puedan ver los combates a través de la productora Proximia TV. “Es la nueva normalidad del boxeo”, dice con una sonrisa Cilla.

Foto de familia. Foto de familia.

Foto de familia. / Rafael González

Almería Boxing ha participado en cinco veladas hasta el momento. “Esta temporada ya hemos empezado la competición, nuestro boxeador profesional José María 'Gallo' Hernández participó el pasado 10 de abril en Cullera y venció en su combate. Poco a poco están volviendo las competiciones, pero aún hay mucha incertidumbre.Está siendo una temporada muy complicada, es difícil planificar los entrenamientos, pero la actividad continúa y seguimos peleando”.

El golpe de gracia, el que haga caer a la COVID a la lona de bruces, se lo pueden dar las vacunas. Cilla confía que, como dicen los que mandan, para finales de verano la vida se parezca mínimante a lo que fue. “Tenemos en mente organizar en Almería nuestra tradicional velada de la Feria. Estamos ya en contacto con el Ayuntamiento”. Si hay victoria por KO a la pandemia, habrá velada de Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios