Deportes

Fran Fernández ejerce de profeta en su tierra

  • El club hace oficial que seguirá al frente del banquillo para el curso 2018-2019, con opción a otro año más

Fran Fernández. Fran Fernández.

Fran Fernández. / d.a.

Comentarios 1

Su continuidad al frente del banquillo de la UD Almería parecía clara por imperativo moral tras meter pie y medio del filial en Segunda B antes de tomar las riendas del primer equipo y salvarlo de la deriva que lo conducía a la categoría de bronce, ganando tres partidos, empatando otros tres y perdiendo solo uno de los siete que dirigió durante la pasada campaña. Conviene recordar las cifras porque la desmemoria es amiga del fútbol.

La afición lo pedía a gritos y tal vez por ello pocos entendieran que su designación se haya dilatado tanto en el tiempo. Nada menos que diecinueve días han transcurrido desde que obtuviera la permanencia en Lugo hasta que el club se decidía ayer jueves a hacerlo oficial.

Casi tres semanas en las que Alfonso García, en su potestad presidencial, ha sondeado otras alternativas que no acabaron de cuajar, como la de Enrique Martín, con quien al parecer no hubo entendimiento económico. Un detalle que muestra poca claridad de ideas, ya que el perfil de uno y otro son diametralmente opuestos.

La experiencia del navarro ante la ilusión del almeriense, la veteranía de uno por la juventud del otro, el colofón a una dilatada carrera en los banquillos o el salto definitivo al fútbol profesional tras años de curtirse en las categorías de base. El proyecto no parece muy esbozado pero ahora que está en manos de Fran Fernández, que firma para la nueva temporada con opción a otra, es de esperar que impere la cordura.

Nadie mejor que el zapillero para pilotar una nave que busca enderezar el rumbo, pues conoce mejor que nadie lo que pueden dar de sí los meritorios que vienen pisando fuerte en el filial y también conoce las categorías donde debe nutrirse ahora el club para fichar hambre.

Con la confirmación de Fran Fernández en la UD Almería, solo quedan tres banquillos de plata sin dueño: Albacete, Córdoba y Numancia. Curiosamente uno de ellos podría ocuparlo otro zapillero, Francisco, que suena para el del conjunto califal en cerrada pugna con Sabas tras quedarse a las puertas del Granada y tampoco se descarta el del cuadro manchego, donde ya jugó como futbolista. De materializarse, Segunda contaría con dos técnicos de la tierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios