VOLEIBOL | FINAL DE LA SUPERLIGA MASCULINA A Unicaja Almería le tocará remontar otra vez (3-1)

  • Los ahorradores, que fueron de más a menos, pierden ante el favorito Guaguas el primer partido de la última eliminatoria por el título liguero

  • Este domingo, con mismo horario y escenario, segundo asalto en tierras canarias

Imagen del partido en Canarias.

Imagen del partido en Canarias. / D. A. (Las Palmas de Gran Canaria)

Unicaja Costa de Almería tendrá que ponerse, como ya hizo en cuartos y semifinales, el mono de la remontada tras caer este sábado ante CV Guaguas en el primer partido de la gran final por el título de la Superliga Masculina, disputado en un Centro Insular de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria donde los de casa no han perdido ningún partido de competición nacional esta campaña y donde ambos volverán a medirse este domingo a las 19:00, hora peninsular. 

Los ahorradores llegaban motivados, tras superar dos eliminatorias tirando de épicas remontadas, a un templo canario en el que empezaron hace más de dos décadas a llevar trofeos ligueros a sus vitrinas. Allí le esperaba en este primer duelo de la gran final un conjunto amarillo ante el que esta campaña 2020-2021 habían perdido los tres partidos disputados, los dos en Superliga (3-0 y 1-3) y en las semifinales de Copa del Rey (3-0). Sin duda, todo un reto para los de Manolo Berenguel, que se puso por primera vez por delante en el 6-7 y forzó el tiempo muerto local con un 7-9 en un primer set que arrancó con mucha igualdad, pero en el que tomó el mando un cuadro ahorrador muy efectivo al saque, que le empezó a comer la moral a los anfitriones y se llevó este asalto, en el que le entraron las dudas en los últimos puntos, por 22-25.

Ambos equipos se verán las caras en el segundo partido este domingo con mismo horario y escenario

Comenzó mandando Unicaja Costa de Almería también en la segunda manga. Los locales volvían a tener problemas en recepción, pero fueron recuperando las buenas sensaciones para encarrilar el partido y poner su máxima renta hasta el momento con un 7-4. Liderado por Kukartsev, Guaguas mejoró notablemente y empezó a mostrarse como se esperaba ante un equipo verde que perdió su efectividad, sobre todo en defensa, que tuvo en el primer set. Los canarios despertaron de su letargo, y de qué forma, igualando la contienda con un contundente 25-14 que podía pasar factura psicológica a los almerienses.

Prometedor arranque de Guaguas en un tercer set que podía ser decisivo. Berenguel ya mostraba desde el banquillo su claro enfado ante los continuos errores de los suyos, que habían ido de más a menos. Pese a ello, no se logró despegar el conjunto amarillo demasiado en el tanteador. Por lo menos hasta el 19-15, cuando los amarillos se dispararon y pusieron la directa hacia el 2-1 con un 25-18. De nuevo los almerienses estaban a remolque en un partido en el que ya no tenían margen de error alguno. En el cuarto asalto, el luminoso estuvo igualado, pero otra vez aceleraron los anfitriones para marcharse 12-9 y poner en aprietos a un Unicaja Costa de Almería, con Colito con claras molestias físicas, que empezaba a ver como se le iba el partido pero que no arrojó la toalla. Los fallos, al saque, perjudicaron a un cuadro verde que, pese a todo, perdió esta manga por un ajustado 25-22 y el partido por 3-1, por lo que está obligado nuevamente a tirar de épica para seguir aspirando al título.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios