VOLEIBOL Peso pesado de la SVM, Ignacio Sánchez va a por ella

  • El colocador ve de nuevo a Unicaja Almería como "un equipazo" en medio de una Superliga "más competitiva" y define como "un paso adelante" la proclamación de Antonio Rodríguez como presidente

Peso pesado de la SVM, Ignacio Sánchez va a por ella Peso pesado de la SVM, Ignacio Sánchez va a por ella

Peso pesado de la SVM, Ignacio Sánchez va a por ella / (Almería)

Nada más producirse la proclamación de Antonio Rodríguez como nuevo presidente ahorrador, ha recibido la bendición de uno de los pesos pesados tanto del club como del voleibol español. Y es que esa primera voz de la plantilla que ha hecho referencia a un cambio tan importante ha sido la de Ignacio Sánchez, un ‘veterano’ criado en las categorías inferiores y que afronta ya su sexta temporada profesional vestido de verde: “Lo veo como un paso adelante que se ha dado y me parece estupendo; creo que se avecinan nuevos tiempos en todos los sentidos, personalmente no conozco a Antonio, pero sí que es un hombre joven, con ambiciones, con ganas de trabajar… y espero que sea un cambio a mejor”. Con ello no minusvalora lo hecho hasta ahora: “A Ramón le tengo mucho aprecio, antes de su dimisión quedamos y personalmente yo le dije lo que le tenía que decir, y para mí ha sido un gran presidente”.

Pero todo evoluciona, y de hecho es el sentido que emplea: “Este nuevo paso debe servirnos como mínimo para estar igual o mejorar, no cambia nada para nosotros, la mentalidad, los objetivos y las metas siguen siendo igual, ni se nos ha pasado por la cabeza otra cosa, sino todo lo contrario, nos ha dado un nuevo aliento más fuerte, ganas de empezar y ver cómo se produce esta evolución, porque es una evolución, y adaptarnos a lo que hay, a los nuevos tiempos”. Son los mismos que traen una de las temporadas más fuertes respecto a la Superliga: “Analizo que la mejora de todos los clubes ya clásicos, con la incorporación del proyecto de Guaguas, va a dar como resultado una liga bastante más competitiva, muchos equipos bien formados entre los que cabe citar los recién ascendidos también, porque Boiro y Barça han creado una gran plantilla”. Esto “no va a ser una ‘liguilla’ y cada partido va a contar de cara a la clasificación, como el año pasado, pero mejor”.

El único modo de afrontarlo será el de siempre, “habrá que estar muy alerta frente a todos y seguir con nuestra actitud de mantenernos ahí arriba con el paso de cada jornada, y de optar a los mismos objetivos”. En el ‘haber’ de Unicaja Almería está, en relación a lo apretado del calendario por la ampliación a 26 jornadas, que cuenta con la cercanía de la experiencia europea de la temporada pasada: “El hecho para varios de nosotros de ver el año pasado cómo funciona competir entre semana y el fin de semana es algo que lo llevamos ya dentro y que tenemos reciente”. Tras ser el dominador incontestable de la última fase regular, hay de nuevo argumentos para repetirlo y para ‘reclamar’: “Siempre se comparan equipos; aunque se dice que no se debe, se hace, ‘este equipo es mejor que el del año pasado, o el del año tal… al final cada uno es diferente y tiene unas características distintas; nosotros tenemos de nuevo un equipazo y queremos ganar lo que es nuestro tras esa sensación que nos quedó el año pasado, ganas de demostrar eso que somos, campeones”.

Se buscará, eso sí, con un grupo” totalmente nuevo, que a su vez se conoce muy bien de la selección y otras concentraciones, no hay nadie ajeno, por un lado o por otro, nos conocemos todos”, asegura, para añadir que “personalmente creo que es un grupo joven, con muchas ganas de ganar títulos, de ganar campeonatos, y eso nos va a ven ir muy bien de cara a nuestros objetivos”. La comparación, ‘odiosa’, tal y como se dice, le lleva a afirmar que “el del año pasado tenía unas características que no tiene el de este año, pero el equipo de este año, igualmente, tiene otras que no tenía el del año pasado, y esas pasan bastante por el centro”. Abundando a ese respecto, y como distribuidor del juego, la sensación es que tiene a su disposición “las mismas armas para usar, por un lado o por el otro, esté el uno o esté el otro, es decir, que tenemos un equipazo, es la palabra, lo mismo que dije el año anterior”.

Una variación para él está en que no estará solo en su posición de colocador, lo que agradece: “Estoy muy contento de haber empezado dos colocadores y eso se nota; es cierto que yo el año pasado sufrí esas consecuencias, y está bien, porque juegas todos los puntos, pero por otra parte es perjudicial, porque al final lo absorbes todo, lo bueno y lo malo, para eso hacen falta varios jugadores que se lo repartan”. En cuanto a Esteban Villarreal, “es un grandísimo jugador, es bastante joven todavía, pero tiene unas características muy similares a las mías”, reconoce: “Lo veo como un colocador muy bueno, con esas ganas de querer comerse el mundo, que tiene un saque en potencia muy bueno, un gran bloqueo, todo en referencia a lo que pude ver el año pasado en Soria, porque todavía no hemos jugado, tiene una potencia de manos y control muy bueno, y estoy encantado de que esté aquí y que seamos dos; somos más fuertes así, lógicamente”.

Por ahora, trabajo duro, que es lo que toca, pero nada fuera de lo ya conocido por años anteriores: “Llevamos tres semanas y si ya de por si cualquier pretemporada es dura, sin contar con confinamiento, esta tienes que añadirle que hemos estado parados unos meses más, pero el grupo lo está llevando bien y creo que se está haciendo un buen trabajo para empezar, dentro de lo que cabe, todo lo mejor que se puede”. No se ha descuidado, porque ‘a falta de pan, buenas son tortas’: “Este verano no ha habido vóley playa, pero me he aficionado al running”. Por último, es una persona “siempre optimista”, y por ello espera que se pueda jugar: “Yo espero lo mejor siempre, que todo salga bien, pero también estoy preparado para lo peor, entonces vamos a hacer nuestro trabajo, y si se juega, estaremos preparados para ello, y si no se juega, pues también; si se aplaza la Supercopa no depende de los jugadores”.

Sí sabe que ha comenzado especialmente bien, cargado de motivación, viendo que su cuerpo responde a su mente: “Conmigo mismo me he visto bastante bien, me esperaba que fuese otra cosa, la verdad, y todavía falta mucho, claro está, pero las sensaciones son buenas”. Juntos, los miembros de la plantilla comparten esa misma impresión, e Ignacio no duda que seguirá siendo así cuando se produzcan las otras incorporaciones: “Miki y Alejandro vienen rodados de la selección, los hemos estado siguiendo todos por la televisión, y Javier Jiménez, pues deseando que se incorpore también; ya lo vimos el año pasado como jugador y sabemos lo bueno que es, y a eso se une que como persona todas las referencias que nos han llegado han sido espectaculares, así que con muchas ganas de que se junte con la familia verde”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios