Fútbol Liga 1|2|3 UD Almería

Rioja es 'cara pueblo' para sus compañeros de vestuario

  • Añón, capitán del Marbella, le puso ese mote a Rioja y ahora lo llaman así en el vestuario

  • Satisfecho con su rendimiento, espera mejorarlo añadiéndole goles a su velocidad y desborde

Rioja protege el esférico ante un rival en el Nou Estadi Rioja protege el esférico ante un rival en el Nou Estadi

Rioja protege el esférico ante un rival en el Nou Estadi / LFP (Tarragona)

Los motes son consustanciales al mundo del fútbol. Muchos jugadores incluso los lucen con orgullo encima del dorsal. En la UD Almería ya se sabe que al capitán Trujillo se le conoce cariñosamente como ‘camión’ por su poderío físico y no es raro oírlo en los entrenamientos junto al apelativo ‘Trujo’ a secas cuando los compañeros se dirigen a él.

Durante el pasado verano se renovó mucho el vestuario y con él llegaron nuevos apodos. De entre ellos uno de los más llamativos es el que los jugadores emplean para dirigirse a Rioja, conocido como ‘cara pueblo’. La historia del mote tiene su miga, ya que el propio jugador sevillano reconocía ayer jocosamente que le viene de su etapa en el Marbella.

“Cara pueblo me lo decían el año pasado en Marbella, me lo puso el capitán en plan coña porque siempre estoy riéndome y de cachondeo con los compañeros. Al que más caña le dan es a mí. Me lo puso Añón, vino Corpas, lo dijo aquí y al final todo el mundo me lo dice (risas). Chema y Corpas son los que más me lo dicen”.

Tanto es así que el propio Chema lo felicitaba públicamente por su cumpleaños hace apenas unas semanas en una red social llamándolo directamente así: “Me llevo muy bien con Corpas, pero al ser sevillano, por afinidad en el día a día suelo estar con Chema. Corpas tiene aquí a su mujer y Chema y yo no... Estoy casi siempre con Chema”.

Más allá de la anécdota, en su camiseta sigue figurando su apellido, Rioja, y confiesa estar satisfecho con su rendimiento, si bien espera mejorar en el aspecto realizador: “No soy yo quien debe ponerse nota, más bien el míster o la afición. Hay que ir mejorando día a día ciertos aspectos. Llevamos 15 jornadas y queda la mayor parte del campeonato. Siempre suelo tener alguna que otra ocasión. Debo afinar la puntería y ser más egoísta mejorando en ese aspecto, no me conformo con lo que tengo. Al equipo le doy muy buena nota porque hace un trabajo espectacular sin dejarse nada en ningún partido. Ningún reproche”.

Del Extremadura, al que conoce del curso pasado en el grupo IV de Segunda B, avisa de que no es ninguna perita en dulce pese a tratarse de un recién ascendido: “Con cualquier rival en esta categoría hay que tener las orejas tiesas. Con el nuevo entrenador el Extremadura ha cambiado su dinámica, pero en el Mediterráneo somos bastante fuertes, como hemos demostrado durante toda la competición, y son ellos quienes tienen que tener las orejas tiesas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios