fútbol | selección

Saúl y Marco Asensio, los emblemas de la evolución

  • El atlético y el madridista, en base a goles y protagonismo, se erigen como los nuevos líderes del equipo

Los jugadores de la selección celebran el primer tanto de Saúl en Elche. Los jugadores de la selección celebran el primer tanto de Saúl en Elche.

Los jugadores de la selección celebran el primer tanto de Saúl en Elche. / EFE

Ausentes ya sus emblemas históricos, la nueva selección española busca relucientes figuras a las que agarrarse y de la mano de Luis Enrique han tomado vuelo Saúl y Marco Asensio, jugadores llamados a liderar la nueva era.

En apenas tres días, la afición española ha vuelto a encontrar motivos para creer. Si el sábado España venció 1-2 en Wembley a Inglaterra, el martes goleó escandalosamente por 6-0 a Croacia, la subcampeona del mundo, en una exhibición colectiva que también tuvo nombres propios, con Saúl y Asensio a la cabeza.

Luis Enrique no quiere hablar de "revolución", sino de "evolución". De llevar al equipo a otro lugar de la mano de futbolistas con perfiles diferentes a aquellos -Xavi, Iniesta, David Silva- que marcaron una época gloriosa que ya quedó atrás. Y esa evolución, ese nuevo estilo que quiere el seleccionador, viene marcado por los futbolistas que tiene. Casi todos de juventud arrolladora. De la vieja guardia sólo quedan Sergio Ramos y Busquets.

La nueva etapa del equipo nacional, los dos primeros partidos jugados bajo el mando de Luis Enrique, encontraron a Saúl y Asensio como sus jugadores más destacados. Ambos ofrecieron buena parte de lo que desea su seleccionador: concreción.

Luis Enrique odia el pegapasismo, las combinaciones interminables de balón sin el propósito concreto de generar ocasiones y disparos. Lo que tanto se le achacó a España durante el Mundial. Lo contrario, la verticalidad, es lo que define tanto a Saúl como a Asensio.

El jugador del Atlético no jugó un solo minuto durante el Mundial y fue uno de los pocos en calificar como "un error" el abrupto despido de Julen Lopetegui a dos días de comenzar el torneo. De la mano de Luis Enrique explotó.

A sus 23 años, el nuevo seleccionador le dio galones de mando en el centro del campo y fue titular en los dos partidos. Marcó en Wembley y el martes en Elche, para celebrar sus primeros goles con el equipo nacional. Lo hizo como mejor sabe: llegando desde atrás, sorprendiendo a los defensores y rematando de primeras. Ante Inglaterra, con un certero disparo de empeine. Ante Croacia, con un cabezazo inapelable. "Saúl es un jugador que me gusta mucho. No sólo tiene una gran capacidad técnica, sino también un físico descomunal", analizó Luis Enrique.

De paso, el seleccionador español envió un mensaje implícito a Diego Simeone, el entrenador del Atlético. En tiempos en los que se critica el juego del equipo rojiblanco, por defensivo, Luis Enrique deslizó que Saúl es más valioso jugando como volante, más cerca del área, que como pivote y ceñido a la vigilancia defensiva.

El caso de Asensio también es singular. Tiene 22 años y en su corta trayectoria en la elite ya ha debijado cerca de una decena de goles espectaculares con el Real Madrid. Pero sólo en este comienzo de temporada, y con Lopetegui como entrenador, está consolidándose como titular. Ante Croacia se vio su mejor versión. No sólo hizo dos goles -sus primeros como internacional, aunque el segundo fue finalmente autogol del meta- y dio tres asistencias, sino que enseñó que puede ser un jugador constante durante 90 minutos, como le piden sus críticos.

A España le viene muy bien un jugador que tiene un cañón en su pierna izquierda. El disparo desde fuera del área es una asignatura pendiente del equipo nacional desde hace años. Con Asensio lo puede recuperar. "Tiene un golpeo único", declaró Luis Enrique.

Ahora queda por ver si los dos jóvenes futbolistas sostienen su progresión y continúan ofreciendo motivos para pensar en ellos como referentes de presente, y no sólo de futuro. Por lo pronto, su crédito sube como la espuma y sus características singulares ayudan a definir el nuevo perfil que quiere Luis Enrique para su selección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios