UD ALMERÍA

¿Qué pintan Darwin y Appiah en sus países?

  • Están en Uruguay e Inglaterra con permiso del club, pero ponen en riesgo su participación en caso de reanudación del campeonato

  • La fiscalía ha advertido al charrúa por saltarse la cuarentena organizando un partidillo con sus amigos

  • Jonathan Silva medita también irse a Brasil 

Darwin es el pichichi rojiblanco con doce dianas Darwin es el pichichi rojiblanco con doce dianas

Darwin es el pichichi rojiblanco con doce dianas / Javier Alonso (Almería)

La polémica está servida. Al contrario que el grueso de la plantilla, Darwin Núñez y Arvin Appiah (los fichajes más caros del vestuario rojiblanco) optaron por marcharse a Uruguay e Inglaterra a realizar la cuarentena y su mantenimiento físico desde que se decretó en España el estado de alarma. Ambos lo hicieron con permiso del club, mientras que otros como Valentín Vada lo sopesaron, pero finalmente optaron por quedarse en Almería como medida de prevención. 

Es en ese punto donde surge la duda de por qué el club ha permitido que su pichichi cruzase el océano y que el jugador más caro en la historia de Segunda hiciera lo propio a través del canal de la Mancha para volver a Nottingham sin valorar en profundidad la problemática que podría suscitar una hipotética reanudación de la competición liguera sin que a la par se produzca una apertura total del espacio aéreo español

La directiva, no obstante, tampoco ha predicado con el ejemplo, ya que prácticamente ningún alto cargo del club permanece en Almería, si bien mantienen el pulso del día a día vía telemática. Turki al-Sheikh sigue instalado en Arabia Saudí, mientras que Mohamed El Assy, CEO indálico, se marchó a Egipto nada más anunciarse la cuarentena y otros hombres fuertes como los lusos Mario Silva (director de la Academia) o Joao Gonçalves (responsable de los fichajes) se encuentran en Portugal.

Otro futbolista rojiblanco que ha meditado marcharse en las últimas horas es el brasileño Jonathan Silva, si bien el resto de la 'legión extranjera', casos del citado Vada, el nigeriano Ozornwafor, los balcánicos Coric, Petrovic y Maras y el camerunés Kaptoum sí se encuentran llevando a cabo el confinamiento en sus respectivas residencias almerienses.

Appiah se marchó a Nottingham a realizar la cuarentena Appiah se marchó a Nottingham a realizar la cuarentena

Appiah se marchó a Nottingham a realizar la cuarentena / Javier Alonso (Almería)

En el caso particular de Darwin se añade la circunstancia de que ha sido denunciado en su pueblo natal, Artigas, por saltarse presuntamente la cuarentena establecida por el coronavirus y organizar un partido de fútbol en su casa. Según el programa de Radio 1010 AM #VamosqueVamos, los vecinos del futbolista de la UD Almería se percataron de la situación y alertaron a las autoridades.

En declaraciones que recoge Artigas Noticias y de las que se hace eco Onda Cero Almería, la fiscal Teresita Vernengo ha explicado que el atacante charrúa “había armado un partido de fútbol, según los vecinos”, motivo por el que “se le fue a intimar que tenía que cumplir con la cuarentena, él y los familiares que estaban con él”.

Al parecer, no era la primera denuncia que se realizaba contra Darwin, puesto que también se había avisado de que se le había visto por el centro de la ciudad. No obstante, la fiscal lo niega asegurando que se ha llevado a cabo una investigación y “quien andaba no era él, sino su hermano, que es muy parecido”.

El representante del jugador, Edgardo Lasalvia, ha confirmado en  el programa #VamosqueVamos que el futbolista pidió permiso para pasar la cuarentena con su familia y no estar solo en España y, a su vez, ha negado que se organizara el partido: "Darwin se quiso venir y no ha salido desde que llegó. De hecho, la Policía está yendo a corroborarlo, como hace con todos los que han llegado de Europa. Esto no es real lo que se está diciendo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios