Gimnastic de Tarragona-Almería | Crónica

La testa de Owona arranca un punto del Nou Estadi (2-2)

  • Un doblete de cabeza del camerunés permite al Almería sumar un punto en Tarragona

  • El Nástic se adelantó por medio de Imanol García y luego igualó con tanto de Barreiro

Owona festjea uno de sus dos tantos en el Nou Estadi de Tarragona Owona festjea uno de sus dos tantos en el Nou Estadi de Tarragona

Owona festjea uno de sus dos tantos en el Nou Estadi de Tarragona / Carlos Gil (Tarragona)

Fran Fernández jugó al despiste a lo largo de la semana y a la hora de la verdad aparcó el anunciado cambio de sistema en el Nou Estadi. Por el contrario, el técnico zapillero alineó a los más habituales, con la obligada entrada de Trujillo en el once por Saveljich (aquejado de molestias y un proceso febril) y mantuvo en el doble pivote a Arzura junto a De la Hoz dejando en el banco a Yan Eteki debido al cansancio acumulado con la sub-23 camerunesa.

El protagonista iba a ser, no obstante, otro camerunés, de nombre Lucien Owona, que con sendos cabezazos conseguía remontar en la recta final del primer tiempo un partido que había empezado torcido para los intereses rojiblancos a las primeras de cambio con un tanto del debutante Imanol García, recién reclutado por Enrique Martín para las filas del Nástic desde el Osasuna.

Apenas habían transcurrido tres minutos de juego cuando un inofensivo saque de banda acabó en varios rechaces en el borde del área y un desajuste en el eje de la zaga visitante (Trujillo y Owona no se coordinaron bien) permitió que Imanol se colase a placer y rematase a la red sin oposición.

Las cosas se torcían bien pronto y el Almería apenas inquietó hasta que rebasado el cuarto de hora de juego Juan Carlos Real, tal vez el jugador rojiblanco más inspirado del primer tiempo, probó suerte con un disparo desde fuera del área que repelía Isaac Becerra con apuros.

El Nástic cedía la posesión a los almerienses, pero llevaba más peligro en ataque y tanto Luis Suárez como Coris rozaron el segundo en sendos disparos que se marcharon altos. Cuando más negro lo veía el Almería, Juan Carlos Real sacó su guante a balón parado para enviar dos balones milimétricos a la testa de Owona.

El primero en un saque de esquina que el camerunés cabecea aprovechando sus centímetros y envergadura. El segundo en una falta lateral en la que el africano se adelanta a su marcador (Fali) para cabecear el 1-2 a la red, remontando la contienda en apenas tres minutos de lapso. De manera insospechada el partido se iba con triunfo visitante al descanso.

Reacción del Nástic

Enrique Martín movió ficha al poco de la reanudación introduciendo a David Rocha por Javi Márquez y un magistral saque de falta del centrocampista iba a provocar la igualada. Emulando a Real, Rocha sacó el terciopelo de su bota diestra para colgar un balón al segundo palo, donde Barreiro impuso su estatura para rebasar la marca de De la Hoz y batir de cabeza a René. 

La igualada y una posterior internada de Coris por la banda diestra que de no ser por la providencial mano de René hubiera significado el 3-2, metía al partido en otra dimensión. La reacción por parte de Fran Fernández fue realizar un doble cambio, retirando del verde a Arzura y Corpas para dar entrada a Yan Eteki y Narváez, que en la práctica fueron sustituciones de hombre por hombre, si bien el colombiano garantizaba mayor control de balón y el camerunés más presencia en la zona ancha. 

El gran nivel físico del Almería desde el inicio del curso le permitió encarar los minutos finales encarando el área tarraconense, si bien un fuerte zurdazo de Rioja desde fuera del área lo desviaba un defensor del Nástic y un remate en propia meta de Barreiro era desviado por Isaac Becerra abortando el 2-3.

La nota negativa de la tarde vino determinada por la expulsión de Juan Carlos Real al ver dos amarillas en apenas cinco minutos. Al final, igualada en el Nou Estadi que mantiene al Nástic en el furgón de cola y al Almería en la zona templada de la tabla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios