CAMPO DE LOS EUCALIPTOS

El último reducto de albero

  • Tras más de una década de lucha de la AD Parador, su viejo feudo será remodelado y pasará a ser de césped

Antonio Torres, presidente de la AD Parador. Antonio Torres, presidente de la AD Parador.

Antonio Torres, presidente de la AD Parador. / Javier Alonso (Roquetas de Mar)

Si los campos de fútbol almerienses fuesen parte de la fauna de la provincia, sin duda alguna el de tierra de la Agrupación Deportiva Parador debería estar bajo la protección de las autoridades pertinentes al encontrarse en inminente peligro de extinción. El club, tras muchos años de lucha para lograr una mejora en sus instalaciones, para adecuarlas a los tiempos que corren, dirá adiós al polvoriento color amarillo de su terreno de juego y verá convertido su viejo feudo en un ansiado manto verde del que muchas otras entidades llevan disfrutando ya más de una década. Con las máquinas ya en la puerta, preparadas para iniciar las obras de remodelación, el último reducto de albero de Almería, caerá tras más de medio siglo acogiendo competiciones.

Los Eucaliptos durante el acto de despedida el pasado domingo. Los Eucaliptos durante el acto de despedida el pasado domingo.

Los Eucaliptos durante el acto de despedida el pasado domingo. / Javier Alonso (Roquetas de Mar)

"Hemos estado más de diez años peleando porque llegara este momento. El pueblo quería un campo de hierba, porque éramos los únicos de la provincia que seguíamos jugando en tierra. Aún así, siempre hemos tenido una gran cantidad de niños en el club y compitiendo. En 2010 tuvimos unos 250 críos", comenta el presidente de la AD Parador, Antonio Torres, que confiesa que "ahora que ves las máquinas en la puerta te dices que ojalá que no lo hagan, porque después de tanto tiempo hemos conseguido crear aquí una familia, se sigue respirando ese aroma de fútbol humilde de toda la vida. Aquí estoy en el ambigú desde las 15:00 horas, con los padres de los niños. Con la nueva instalación posiblemente ya se pierda".

Un banquillo de obra, de los de toda la vida. Un banquillo de obra, de los de toda la vida.

Un banquillo de obra, de los de toda la vida. / Javier Alonso (Roquetas de Mar)

Mientras se lleva a cabo la construcción de la nueva instalación deportiva, los equipos de la AD Parador jugarán temporalmente en el Antonio Peroles y Las Marinas y el Ayuntamiento de Roquetas ya ha habilitado una oficina, en principio también provisional, para que la entidad tenga su sede. Ante esta situación, Torres afirma que "todos los compromisos quiero verlos por escrito antes de marcharme de aquí, porque cuando regresemos deberíamos tener preferencia en horarios y con el ambigú. En sesenta años nadie ha reclamado estos terrenos, no eran propiedad de del consistorio ni de la Junta de Andalucía. Creo que es justo que el campo sea de la AD Parador después de tanto tiempo aquí".

Se empezó a jugar en este lugar en los años 60, cuando solo había bancales agrícolas junto a la rambla

Los terrenos, valorados catastralmente en 1.800.000 euros, según informa Torres, acogen desde principios de los 60, cuando solamente había bancales agrícolas junto a la rambla, el campo que ha sido la casa de la AD Parador desde mucho antes de que se convirtiera, en 1973, en un club federado. Sobre su albero, el conjunto de la elástica verde ha vivido miles de anécdotas. Muchas buenas, como los ascensos a categorías autonómicas o la disputa de la promoción a Tercera, pero también han tenido momentos negativos, como haber sufrido muchos domingos las inclemencias del clima, viendo su campo de tierra totalmente impracticable por culpa de la lluvia o sus vallas publicitarias caer sobre la portería por culpa del viento.

En Los Eucaliptos, la Galia de ese balompié añejo que manchaba las botas, se ha sabido sobrevivir durante décadas paralelamente al goloso fútbol de la comodidad del césped artificial. Sobre su superficie polvorienta evitó muchos goles Barbero, el que fuese portero de una UD Almería cuyo entrenador actual, Fran Fernández, de 2009 a 2012, cuando prácticamente empezaba a labrarse un futuro en el mundo de los banquillos, también vivió el romanticismo de un feudo de albero que siempre ha mantenido viva la estampa del fútbol de toda la vida, del más modesto, el que dejaba las rodillas solladas pero que, ante las adversidades, unía a todos en una gran familia, de esas que ya no suelen verse en los modernos complejos deportivos.

Por este vestuario pasó el actual técnico de la UD Almería, Fran Fernández, que dirigió al Parador de 2009 a 2012. Por este vestuario pasó el actual técnico de la UD Almería, Fran Fernández, que dirigió al Parador de 2009 a 2012.

Por este vestuario pasó el actual técnico de la UD Almería, Fran Fernández, que dirigió al Parador de 2009 a 2012. / Javier Alonso (Roquetas de Mar)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios