Elecciones municipales

Cuatro años de cambios de bastón de mando

  • La legislatura que llega a su fin ha dado de sí con tres cambios de gobierno en Huércal, Vélez-Rubio y Turre, varios relevos y dos alcaldes inhabilitados

Lourdes Ramos se convertía en la primera alcaldesa de la historia de Gádor en 2016 Lourdes Ramos se convertía en la primera alcaldesa de la historia de Gádor en 2016

Lourdes Ramos se convertía en la primera alcaldesa de la historia de Gádor en 2016

Han pasado ya (casi) cuatro años desde que el 24 de mayo de 2015 tuviesen lugar las elecciones municipales en Almería. Una legislatura que llega a su fin y que ha dejado en la historia política de la provincia varios hitos como los primeros comicios en Balanegra, el municipio 103, las primeras alcaldesas en localidades como Benahadux, Gádor y Turre, el cambio de alcaldes por inhabilitación o cese de sus funciones, el traspaso de la vara de mando en varios municipios tras pactos políticos y una moción de censura en Huércal de Almería (y el amago de otras tantas).

Cuatro años convulsos en las corporaciones locales que vaticinan que la nueva legislatura, en la que los pactos para la gobernabilidad van a ser fundamentales, tampoco va a ser una balsa de aceite a tenor de los antecedentes y más aún tras el obligado entendimiento que van a tener que llevar a cabo las diferentes fuerzas políticas, sobre todo en los municipios con mayor población en los que se presentan un mayor número de partidos.

Rodríguez-Comendador cede a Fernández-Pacheco la vara de mando de la capital en 2015 Rodríguez-Comendador cede a Fernández-Pacheco la vara de mando de la capital en 2015

Rodríguez-Comendador cede a Fernández-Pacheco la vara de mando de la capital en 2015

El primer sobresalto político llegó apenas pasado un mes de la celebración de los comicios. Domingo Crisol (PSOE) aún estaba haciendo los roces con la vara de mando del Ayuntamiento de Vélez-Rubio cuando Miguel Martínez-Carlón (PP) se la arrebataba contra todo pronóstico. El PA, que en la anterior legislatura (2011-2015) había gobernado con el PP, apoyó al PSOE previo acuerdo en la alternacia en el mandato durante dos años. En el pleno de investidura tocaba cederle el testigo a Juan Chacón (PA). Un pacto que no sentó muy bien a un edil socialista que se abstuvo en la votación secreta por lo que el empate a seis benefició a la lista más votada, el PP. Martínez-Carlón recuperaba la Alcaldía un mes después y ha continuado hasta el día de hoy.

La inhabilitación de los alcaldes de Carboneras y Albox propició un relevo y un cambio de gobierno

El siguiente cambio de responsabilidades políticas tuvo lugar en el Ayuntamiento de Almería. En noviembre de ese mismo año el que fuera concejal durante 25 años y doce como alcalde, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador anunciaba su renuncia al cargo argumentando que “era el momento de renovar” y de que “las nuevas generaciones tomasen el mando” y dejaba así en manos de Ramón Fernández-Pacheco la responsabilidad de dirigir el Ayuntamiento más poblado de la provincia.

Pacheco, inmerso ahora en la campaña para su reelección, describía así a Comendador: “Es el político más importante de esta tierra desde los tiempos de Nicolás Salmerón y no solo por su currículumsi no por su forma de hacer política y los logros que ha traído par aAlmería y los almerienses”.

Francisco Torrecillas, con la vara de mando de Albox tras el apoyo de los ediles socialistas. Francisco Torrecillas, con la vara de mando de Albox tras el apoyo de los ediles socialistas.

Francisco Torrecillas, con la vara de mando de Albox tras el apoyo de los ediles socialistas.

Seguirían un año después la estela de Ramón Fernández-Pacheco, asumiendo el rol de regidoras, dos políticas de la comarca del Bajo Andarax. Y lo hacían de manera histórica porque en los municipios de Gádor y Benahadux hasta ese mes de julio de 2016 nunca antes había gobernado una mujer. Lourdes Ramos y María del Carmen Soriano, respectivamente, tomaban el testigo de dos alcaldes también históricos y longevos como Eugenio Gonzálvez (PP) y Juan Jiménez (PSOE), que abandonaban su cargo municipal para menesteres parlamentarios en Madrid.

Lourdes Ramos ya anunciaba con el bastón de mando en la mano que su gran objetivo era acometer “la reivindicación histórica de los gadorenses, la eliminación de los pasos a nivel”, batalla administrativa y burocrática que ha librado durante estos casi tres años y que ahora lleva en su programa para la reelección.

Por su parte, María Carmen Soriano, accedía a la Alcaldía con tan solo 32 años, y mostraba su ilusión por ostentar ese cargo, un hito fundamentado en que “siempre he defendido la igualdad”.

El siguiente cambio político y quizás, el más relevante en esta legislatura que llega a su fin por su complejidad, tuvo lugar en Albox. Tirando de hemeroteca, desde las elecciones municipales, esta localidad ha conocido tres regidores. El socialista Rogelio Mena, que ganó los comicios, fue condenado a dos años y medio de inhabilitación por negar información a la oposición, por lo que su partido le obligó a dimitir. Para evitarlo, Mena abandonó el partido y formó Socialistas por Albox , siglas bajo las que fue investido alcalde. Cuando en el mes de febrero de 2016 la Audiencia Provincial hizo firme la condena, el regidor tuvo que renunciar al cargo y le sucedió Sonia Cerdan. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía anuló su nombramiento al considerar que contravino la Ley Electoral al ser investida por un partido distinto al que se presentó a las elecciones. Finalmente, el PSOE pactó con Ciudadanos Libres y Unidos (Cilus) la Alcaldía para evitar que el PP se la arrebatase y Francisco Torrecillas terminó siendo el alcalde en agosto de 2016. Meses después, Torrecillas comenzó a gobernar junto a un edil tránsfuga del PSOE, tras expulsar a los socialistas del equipo de gobierno.

Ángeles Castillo (PSOE) estrecha la mano a Ismael Torres (PP) tras prosperar la moción de censura en Huércal Ángeles Castillo (PSOE) estrecha la mano a Ismael Torres (PP) tras prosperar la moción de censura en Huércal

Ángeles Castillo (PSOE) estrecha la mano a Ismael Torres (PP) tras prosperar la moción de censura en Huércal

Meses después, en Turre, otra mujer hacía historia y se convertía en la primera alcaldesa de la localidad. Con tan solo 27 años, María López, se erigía la primera edil más joven de toda la provincia y comenzaba sus dos años de gobierno tras el pacto alcanzado con Somos Turre para alternarse la vara de mando. Una fórmula que no fue fructífera en cambio en Vélez-Rubio en 2015.

La renuncia de los alcaldes de Almería, Benahadux y Gádor provocaba la entrada de sendas mujeres propiciando un hito histórico

Salvador Hernández en Carboneras protagonizaba el siguiente maremágnum político provincial al ser inhabilitado como lo fue Rogelio Mena en Albox por no dar información a la oposición. Para dar continuidad al proyecto político de los independientes GICAR, su compañero de partido y concejal de Hacienda en aquel momento, Felipe Cayuela, tomaba el relevo durante un año. Finalmente, Cayuela tras desaveniencias con Hernández ha fundado un nuevo partido (Carboneras Avanza) y ahora se enfrenta a Hernández en uno de los comicios más reñidos que se recuerdan en Carboneras.

María López se convertía en 2017 en la primera alcaldesa de la historia de Turre. María López se convertía en 2017 en la primera alcaldesa de la historia de Turre.

María López se convertía en 2017 en la primera alcaldesa de la historia de Turre.

La única moción de censura que ha tenido lugar esta legislatura en la provincia (hubo conatos en la capital, Cuevas del almanzora y La Mojonera) tuvo lugar en octubre de 2018 en Huércal de Almería. Ángeles Castillo sacaba adelante la moción de censura impulsada por diez ediles de los grupos de PSOE, IULV-CA, Grimp, VHA y ACH contra el alcalde del PP, Ismael Torres. Torres había gobernado hasta el momento con la ayuda de cinco ediles, dos de ellos de partidos independientes.

El último gran movimiento político, aunque no ha tenido consecuencias, tuvo lugar en febrero de este año cuando cinco de los siete ediles del PSOE en El Ejido renunciaban a la vez de su acta y dejaban una foto histórica en el salón plenario. En total, ha habido trece cambios de concejales en la Corporación ejidense durante esta legislatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios