Finanzas

La prevista ampliación del parque natural de Cabrera ningunea a la pesca de Carboneras

  • El Ministerio de Teresa Ribera prevé multiplicar por nueve la extensión de la zona marítimo-terrestre sin tener en cuenta a la flota pesquera del municipio que es muy selectiva

La flota de palangre de superficie de Carboneras es no incide en los fondos marinos La flota de palangre de superficie de Carboneras es no incide en los fondos marinos

La flota de palangre de superficie de Carboneras es no incide en los fondos marinos / Carbopesca (Almería)

El Ministerio para la Transición Ecológica recuperaba el pasado año la propuesta de ampliación del Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera realizada por el Gobierno Balear en 2015 y así lo hacía constar la propia ministra Teresa Ribera en julio. Con ello, este espacio multiplicaría por nueve su extensión, pasando de las 10.020,78 hectáreas a las 90.793,95 poniendo en jaque al sector pesquero de Carboneras, afectado por la iniciativa y para la que no se le ha tenido en cuenta, siendo ésta, la de palangre de superficie, una flota modélica y selectiva que, además, está inmersa en planes de recuperación tanto para el atún como el pez espada.

La organización Carbopesca ha aprovechado el periodo de información pública para exponer los motivos por los que llevar a cabo la ampliación, tal y como está planteada, carecen de base y sentido. Por un lado, se señala que la forma de proceder a la ampliación de este parque debe ser de acuerdo al procedimiento para la declaración de un nuevo parque natural, para ello, según Pedro Hernández, gerente de Carbopesca debe existir un análisis socioeconómico de los municipios afectados y de su contexto; así no lo hay de Carboneras. Por otro lado, se apunta que ha habido un proceso de participación pública en el que supuestamente han participado los sectores sociales afectados por la ampliación, “se han cambiado los límites teniendo en cuenta sólo al sector pesquero balear y esto vulnera el principio de igualdad”, insiste Hernández, quien añade que no ha sido consultada ni la flota de palangre de superficie del Mediterráneo ni la que captura camarón con nasas, ni siquiera las administraciones públicas como la Junta de Andalucía o la Generalitat Valenciana a través de sus direcciones generales de pesca.

Se recupera la propuesta del Gobierno Balear sin atender a los afectados en la Península

Además, uno de los aspectos en que se fundamenta la ampliación es la incorporación de los bancos de corales profundos y áreas de pelágicos de paso, áreas donde hay habitualmente cetáceos o grandes especies migratorias. En esta línea, el gerente de Carbopesca puntualiza que la flota de palangre de superficie no tiene incidencia sobre el fondo marino por lo que no afecta a los bancos de corales profundos e igual sucede con los cetáceos u otros peces migradores que no sean atunes o peces espada.

Para refrendar sus posturas, los pescadores no se han quedado de brazos cruzados sino que han buscado argumentos sólidos para hacer frente a las presiones de ONGs al Ministerio, como expone Pedro Hernández. Carbopesca ha pedido al Instituto Español de Oceanografía un informe científico sobre el impacto de la flota de palangre de superficie sobre el lecho marino y sobre las especies de vertebrados superiores marinos en la zona de ampliación del parque. El adelanto de este documento, tal y como expone el gerente de la organización de Carboneras, corrobora la nula repercusión de esta pesquería así como que la interacción con los cetáceos, otros migradores y vertebrados marinos ha descendido de forma importante en los últimos años, siendo rara u ocasional.

Para el sector pesquero almeriense, al ampliación propuesta es excesiva y además afectaría a la pesca de palangre que se llevase a cabo fuera de la zona. Además, la propuesta señala medidas de protección preventivas restringiendo la pesca artesanal profesional y se limita la actividad para la pesca de palangre de superficie a unas determinadas embarcaciones así como el número de jornadas de pesca anuales. “Estamos totalmente disconformes puesto se que trata de un arte sumamente selectivo”, dice Hernández, quien propone una alternativa como el acceso a la zona de los buques incluidos en el censo de palangre de superficie del caladero mediterráneo, que actualmente son unos 60 frente a los 100 que había a finales de los 90. Respecto a la restricción de jornadas anuales, para Carbopesca es más razonable permitir el acceso a la flota de mayo en diciembre, prohibiendo el resto de meses.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, en noviembre y en respuesta a la pregunta de la senadora María Freixanet, de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, sobre cuáles son las fechas previstas por el Ejecutivo para formalizar la ampliación de la parte marina del Parque Nacional de la Cabrera, éste respondió que en enero de 2019 si no fueran muchas las alegaciones presentadas. Pues una la tiene encima de la mesa y es la del sector pesquero de Carboneras que es uno de los afectados y no está de acuerdo con esta propuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios