Patrimonio

El edificio de Correos ya a la venta para quien llegue con 1,7 millones

La subasta se cerró a finales de agosto y quedó desierta La subasta se cerró a finales de agosto y quedó desierta

La subasta se cerró a finales de agosto y quedó desierta

Después de que el pasado 24 de agosto la Sociedad Estatal de Correos cerrara el expediente sobre la subasta del edificio de Correos en la Plaza Juan Cassinello de la capital por falta de ofertas quedando la misma desierta y comunicara que continuaría con la enajenación del inmueble saliendo a venta directa, la empresa ya ha dado este paso.

El solar está calificado como dotacional público para servicios de interés público y social

Correos anunciaba el inicio de la comercialización del edificio el pasado 8 de septiembre y señala como fin de plazo el 1 de septiembre de 2021. El precio de venta es similar al de partida en la subasta, es decir, 1.756.500 euros. Como se expone en las condiciones de la venta, en este importe no están incluidos los gastos e impuestos que se devenguen por la transmisión, que también serán de cuenta del adquirente. Asimismo, sólo se aceptarán aquellas ofertas que igualen o mejoren al alza el importe indicado en el anuncio. Siempre que sólo haya una oferta presentada, la adjudicación de la enajenación será por el importe ofertado por el licitador como precio de compra. En el caso de haber más de una oferta presentada, se procederá de acuerdo con lo establecido en las Normas de Contratación Patrimonial de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos.

La edificación, muy deteriorada, cuenta con 3.876 metros cuadrados distribuidos en dos plantas sótano, una baja, primera, entreplanta, segunda y torreón de cubierta, pero, quizás, uno de los condicionantes que echa para atrás a posibles compradores, como ya se advertía de cara a la subasta, sea la calificación del suelo.Según quedaba reflejado en el pliego de condiciones del expediente para que el mejor postor pujase por el inmueble, el solar en que se ubica el edificio, de acuerdo al Plan General de Ordenación Urbana de 1998 y su adaptación parcial a la LOUA (Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía) aprobado definitivamente por el pleno del Ayuntamiento hace dos años, está clasificado como suelo urbano consolidado y calificado como dotacional público para servicios de interés público y social. Además, en el documento se señalan los posibles usos, así docente, deportivo, sanitario, asistencial, cultural, administrativo público, mercado de abastos, servicios urbanos, religioso, alojamiento o residencia de grupos sociales excluyéndose el uso hotelero, defensa y cárceles o cementerio. En 2013, Ayuntamiento y Correos firmaron un convenio urbanístico para el cambio de calificación del suelo, que se llevaría a cabo con la revisión del PGOU y por el que los terrenos afectados pasarían a ser suelo urbano no consolidado con la condición de ceder el 15% del aprovechamiento urbanístico o lo equivalente en metálico al Consistorio almeriense; si bien el nuevo plan general no ha salido adelante aún, es más, su aprobación fue suspendida en 2016 según se publicaba en marzo en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. Por otro lado, sobre el inmueble pende una orden de ejecución para su mantenimiento y seguridad, mediante algunas obras que no han sido ejecutadas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios