Cultura

Digitalizados 13 de los libros más interesantes de la Biblioteca del Marqués de los Vélez

  • Las obras están custodiadas desde 1580 en la Biblioteca de El Escorial

El primer teniente de alcalde de Vélez Blanco, Dietmar Roth con Alfredo Valdivia El primer teniente de alcalde de Vélez Blanco, Dietmar Roth con Alfredo Valdivia

El primer teniente de alcalde de Vélez Blanco, Dietmar Roth con Alfredo Valdivia / D.A.

El delegado territorial de Cultura, Turismo y Deporte en funciones, Alfredo Valdivia Ayala, ha hecho entrega al primer teniente de alcalde de Vélez Blanco, Dietmar Roth, de las digitalizaciones de 13 de los libros más emblemáticos de la biblioteca de los marqueses de los Vélez, custodiados desde 1580 en la biblioteca de El Escorial. Estas imágenes serán depositadas en el ayuntamiento de la antigua capital del marquesado para fines de investigación. 

Este proyecto se inició hace unos años con una propuesta del entonces director general de innovación Cultural y del Libro, Antonio Lucas, que contó desde un principio con el apoyo del alcalde del municipio velezano, Antonio Cabrera. Se acudió al asesoramiento del prestigioso especialista Fernando Bouza Álvarez, catedrático de la Universidad Complutense, quien seleccionó las obras ahora digitalizadas.

Las gestiones ante Patrimonio Nacional y la comunidad agustina del Escorial han permitido que las obras más significativas de la importante biblioteca de los primeros dos marqueses de los Vélez, don Pedro y don Luis, custodiadas hasta la muerte del tercer marqués en 1579 en el castillo de Vélez Blanco, vuelvan a su lugar de origen. 

Se trata de obras tan importantes como un Beato de Liébana, es decir, un manuscrito medieval con los comentarios sobre el Apocalipsis; un manuscrito con los epigramas del poeta neolatino napolitano Girolamo Angeriano; el Orontius Finaeus Delphinatus o Finé, editado en París en 1542; Gaspar Cardillo de Villalpando, Commentarius in librum perihermaenias Aristotelis, Alcalá, 1558 en un ejemplar dedicado al marqués; las siete tragedias de Séneca editadas en Lyon en 1541; de Miguel de Fuenllana, el celebérrimo libro de música para vihuela intitulado Orphenica lyra (Sevilla, 1554) en un ejemplar con dedicatoria a “D. Petrum Fajardum unicum haeredem Marchioni delos Velez”; del arzobispo de Valencia, y amigo del marqués, Fernando de Loaces, el Consilium sive iuris allegationes ... super controuersia oppidi à Mula sobre el pleito entre el marqués y los vecinos de Mula”, publicado in Milán en 1552; la traducción de Plutarco del griego al latín por parte del filólogo alemán Xylander con dedicación manuscrita al marqués de los Vélez.

Tambien están las Vidas paralelas de Plutarco, editadas en Basilea en 1533 y con la apostilla “De la librería del marqués de los Vélez Don P. Faxardo y correjidos y annotados de su mano” en griego y latín; la edición de 1559 por Dolce de las obras de Petrarca; las obras de Plauto con la observación “de los del marqués de los Vélez”; uno de los 16 nuevos testamentos griegos y latinos que el primer marqués reunió para hacer sus propios estudios teológicos mencionados por el jesuita Mariana, con el comentario de que ese libro era de don Pedro Fajardo con anotaciones suyas y una nota sobre el paso del volumen por el Consejo de Inquisición. Cierra esta selección la obra del obispo Luca Gaurico, Super tabulis directionum sobre las tablas del astrónomo alemán Juan Regiomontano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios