Cultura

La editorial Libre Albedrío lanza la novela ilustrada ‘El vuelo de las brujas’

  • La obra, de auténtico lujo, ha sido escrita por María José Floriano y cuenta con unas maravillosas ilustraciones de Ana Varela

Portada de la obra ‘El vuelo de las brujas’ que ya está en librerías. Portada de la obra ‘El vuelo de las brujas’ que ya está en librerías.

Portada de la obra ‘El vuelo de las brujas’ que ya está en librerías. / Ana Varela

La editorial almeriense Libre Albedrío acaba de lanzar una novela ilustrada dedicada a la figura de las brujas, con unas ilustraciones maravillosas de Ana Varela. Está escrito por María José Floriano que ha hecho una exhaustiva investigación sobre las leyendas y los orígenes de estas poderosas mujeres, perseguidas y temidas, pero también fascinantes.

Ha elaborado un relato a modo de cuaderno de campo en el que se van descubriendo diferentes brujas de la mano de la protagonista, Olivia del Olivo Oloroso, una periodista especialista en brujas. “El libro es de narrativa, muy ilustrado, y en formato cartoné (tapa dura) con una edición muy cuidada, está escrito en un tono desenfadado, es divertido y sorprendente, con un montón de datos sobre hechizos, formas de vuelo y bellas historias. Son 64 páginas de puro disfrute para lectores enamorados de la magia y la hechicería”, explica Gema Sirvent, responsable de la editorial Libre Albedrío.

Este invierno hay que dejarse hechizar por El vuelo de las brujas. Un catálogo ilustrado y científicamente documentado sobre los tipos de brujas y sus distintos vuelos. “Me apasionan las brujas. He dedicado media vida a estudiarlas, conocerlas e investigarlas y, hacedme caso, son absolutamente irresistibles”.

Es necesario acompañar a la reportera, Olivia del Olivo Oloroso, en un viaje alrededor del mundo. Se podrán conocer a las brujas más extraordinarias y las formas más habituales de vuelo de estas poderosas mujeres, sus historias, hechizos y algunos de sus secretos mejor guardados.

En la sinopsis de la obra, se indica que desde que el mundo es mundo y las brujas se instalaron en él, se han imaginado volando en escoba pero muy pocos saben que hay otras formas de vuelo y que cada bruja tiene su favorita.

Con esta obra se descubre la historia de algunas de las grandes brujas que han pisado este mundo. Desde las más famosas como Baba Yagá, Morgana o Hécate hasta las más ocultas como Petunia, Brujalena o Giorgina, y a las que aún se pueden encontrar en los lugares más insospechados del planeta.

Una maravillosa propuesta para todos los amantes de la magia y hechicería, y sobre todo de las brujas. La obra está dirigida para lectores a partir de 8 años.

María José Floriano como autora de la obra, apunta que “como buena bruja, a mí lo que más me gusta es volar. Mi forma de desplazamiento favorito es la teletransportación, creo que tiene unas posibilidades infinitas. Los años que estuve trabajando como periodista, en la radio y la televisión, casi siempre debía moverme por la vía terrestre, sin embargo cuando me adentré en la literatura infantil y juvenil descubrí que podía pasar de un lugar a otro con dos golpes de tacón o simplemente poniéndome bajo el dintel de la puerta adecuada”.

“Desde entonces, escribo, imparto talleres, cuento cuentos y procuro tener mucho cuidado con los aterrizajes. Antes o después, hay que pisar suelo firme y conviene no dañarse. Sin embargo, no descarto probar nuevos vuelos: cantar mientras me dirijo en escoba al corazón de otra historia me resulta demasiado atractivo”, apunta Floriano.

Por su parte, la ilustradora Ana Varela indica que “soy una extraña especie de «meiga», que es la palabra utilizada en mi tierra para nombrar a las brujas. Cada medianoche, cruzo la ciudad sobre mi escoba de hierbas en busca de inspiración. La quietud me proporciona los ingredientes necesarios para mis mejores hechizos: colores, formas, historias”.

“En la escuela de brujería me interesé por moldear sueños -y pesadillas- a través de la pintura. Pero las aventuras que nos brinda la edad adulta me demostraron que lo mío era la ilustración, que plasma con facilidad los fantasmas de mi mente. Con mis ilustraciones puedo hechizar a todas las personas, pequeñas y grandes. Mi selección de colores -e ingredientes secretos- entran por sus ojos, viajan por su sistema nervioso hasta el cerebro y, allí, se ocupan de producir los efectos deseados con alevosía: risa, ilusión, nostalgia, miedo” sostiene Varela.

“Aunque no solo me dedico a llenar de formas la mente humana o animal. Me gusta experimentar con nuevas pócimas, acariciar el pelaje blanco de mi gato (compañero de maldades), o indagar en el arte de la adivinación”, concluye la gran ilustradora Ana Varela que ha realizado un gran trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios