Adra

Cortés celebra la adjudicación de la segunda fase de limpieza del río Adra

  • La actuación se llevará a cabo en el vecino término municipal de Berja pero con impacto directo sobre la localidad abderitana

Cortés celebra la adjudicación de la segunda fase de limpieza del río Adra Cortés celebra la adjudicación de la segunda fase de limpieza del río Adra

Cortés celebra la adjudicación de la segunda fase de limpieza del río Adra

El alcalde de Adra Manuel Cortés, ha celebrado la adjudicación por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, de la segunda fase de la limpieza y restauración del río Adra. Una actuación “fundamental” para “salvaguardar la seguridad de nuestro municipio ante avenidas” y “dar mayor seguridad a nuestro campo”.

La actuación contará con una inversión de 2,3 millones de euros por parte de la administración autonómica y se llevará a cabo en una longitud de cauce de 7,4 kilómetros, en el vecino término municipal de Berja, pero con impacto directo sobre Adra, ya que permitirá reforzar la protección ante posibles inundaciones y, al mismo tiempo, favorecerá la regeneración del ecosistema asociado al mismo, ya que se realizará una restauración hidromorfológica y forestal del cauce.

Según ha subrayado el regidor, el impulso de esta actuación “de enorme envergadura”, ya que los trabajos abarcarán una superficie de 54 hectáreas, “es una magnífica noticia para los abderitanos y abderitanas” y es “un nuevo ejemplo del compromiso del nuevo Gobierno de Andalucía que tiene en su agenda de trabajo dar respuesta a todas las reivindicaciones históricas de Adra”.

La Junta de Andalucía ha detallado que el objetivo de la restauración hidrogeomorfológica en el río Adra es aumentar la protección ante los efectos de posibles inundaciones y contribuir a garantizar la regeneración del ecosistema asociado al río. Para ello, se van a desarrollar actuaciones de saneamiento ambiental, como la evacuación de residuos depositados en el cauce, la realización de tratamientos selvícolas o la eliminación del cañaveral que ha invadido la ribera y el cauce, reduciendo su sección útil, modificando las condiciones de desagüe del río y la ocupación y degradación de los hábitats.

Asimismo, está previsto actuar en la cubierta vegetal con especies autóctonas, garantizando así la estabilización de los márgenes y la defensa de los usos antrópicos asociados a ellos; y llevar a cabo el saneamiento, la adecuación parcial y el acondicionamiento de acequias para posibilitar un aprovechamiento sostenible y responsable del río Adra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios