Poniente

Las obras en El Cañarete avanzan con el verano como final de meta

  • Las obras avanzan a buen ritmo y ya han concluido los trabajos de asfaltado

  • Pese a no haber fechas oficiales, la duración estimada para que vuelva a abrir al tráfico es de medio año

Las obras en El Cañarete avanzan con el verano como final de meta Las obras en El Cañarete avanzan con el verano como final de meta

Las obras en El Cañarete avanzan con el verano como final de meta

Parece que fue hace unas semanas, efectos colaterales de la pandemia que nos asola, pero ya han pasado casi cinco meses desde que se produjo un desprendimiento en la antigua carretera nacional 340, conocida como El Cañarete, que ha provocado el cambio de hábitos de miles de conductores al estar cortada al tráfico.

Un nuevo contratiempo para una vía muy frecuentada por los vecinos de Aguadulce que se desplazan a diario a la capital para trabajo u ocio y que ha supuesto todo un quebradero de cabeza para todos ellos debido al aumento de las retenciones y el aumento del tiempo de viaje al tener que optar por la Autovía A-7.Conscientes de ello, desde la Subdelegación del Gobierno se activó con urgencia el procedimiento para el inicio de las obras que dieron comienzo a mediados del mes de noviembre y que, tras dos meses, avanzan a buen ritmo.

Las fuentes consultadas de la Subdelegación del Gobierno señalaban a finales de diciembre a este periódico que los trabajos seguían “su desarrollo con normalidad” y que se “están cumpliendo los plazos marcados por la dirección de obra” pero no se aventuraron a dar una fecha concreta para su reapertura. “No hay previsión de fecha de finalización. En las anteriores se estipularon seis meses y se alargaron un poco más”, apuntan.

Hay que recordar a este respecto que en una reunión del subdelegado Manuel de la Fuente con la Plataforma de Movilidad se habló de seis meses también pero nunca más se ha vuelto a hacer referencia a este marco temporal. Pero teniendo en cuenta los plazos iniciales estipulados y el buen ritmo de los trabajos, el verano con junio marcado en rojo en el calendario se postula como la fecha más realista para que El Cañarete vuelva a abrir y descongestione de un plumazo a una A-7 que sigue soportando una denso tráfico en horas punta tanto por la mañana por la tarde, coincidiendo con la entrada y salida del trabajo.

Las obras consisten en una primera fase en el saneo de la superficie y la sustitución de la malla de triple torsión. Más adelante, se colocará una red de cable anclada mediante bulones activos, para distribuir el área de trabajo y, posteriormente, una red de anillos en aquellas rocas más voluminosas que así lo precisen. Por último, se instalarán pantallas dinámicas y cortinas de guiado en zonas localizadas de caída de rocas. De forma paralela, también se han llevado a cabo ya trabajos de asfaltado de esta vía que con apenas 9 kilómetros de longitud soporta a diario más de 15.000 vehículos.

El tramo objeto de la actuación principal presenta una longitud de unos 180 metros, con una altura de talud de aproximadamente 70 metros. El presupuesto de la actuación asciende a 2,57 millones de euros.

Hay que recordar que los desprendimientos en la carretera de El Cañarete amenazan con convertirse en una telenovela. Esta transitada vía que discurre en paralelo al mar Mediterráneo ya se mantuvo 65 días cerrada antes de su apertura parcial en marzo del año pasado tras los desprendimientos que se registraron en la madrugada del 31 de diciembre del 2019 y que dejaron entonces inutilizable la carretera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios