Animales

Encuentran un gato enterrado vivo entre invernaderos en Roquetas de Mar

  • El animal estaba en muy mal estado, incluso con gusanos que salían de sus heridas

  • Ha muerto esta mañana en un centro veterinario de Aguadulce

Encuentran un gato enterrado vivo entre invernaderos en Roquetas de Mar. Encuentran un gato enterrado vivo entre invernaderos en Roquetas de Mar.

Encuentran un gato enterrado vivo entre invernaderos en Roquetas de Mar. / Diario de Almería

Sepultado bajo montones de piedras y tierra. Así descubrieron este jueves al mediodía a un cachorro de gato en una zona de invernaderos en el Solanillo, en la localidad de Roquetas de Mar. Estaba desnutrido, deshidratado, con anemia, dermatitis y heridas infectadas de las que incluso salían gusanos, según cuentan las personas que atendieron al animal.

Nori, como han llamado a este gato, ha luchado por su vida durante horas en un centro veterinario de Aguadulce. Gracias a la asociación Adopta un amigo Almería pudo recibir tratamiento, aunque su situación era crítica y finalmente ha muerto este viernes por la mañana.

El gato ha recibido cuidados veterinarios en una clínica de Aguadulce. El gato ha recibido cuidados veterinarios en una clínica de Aguadulce.

El gato ha recibido cuidados veterinarios en una clínica de Aguadulce. / Diario de Almería

"Sus extremidades y su cuerpo en general estaban rígidos, como cuando estás mucho tiempo en la misma postura y luego no puedes mover esa extremidad, pero a un nivel mucho más exagerado", explican. "El veterinario cree que es muy probable que llevase varios días enterrado", cuenta Mamen Abad, secretaria de Adopta un amigo Almería. "Ayer estaba en un estado caquexico", lamenta.

Un rescate agónico

Antonio Andújar fue quien encontró al pequeño gato, durante su jornada de trabajo. "Escuché maullidos cerca de un montón de piedras apiladas y después de unos 30 minutos quitando piedras con cuidado, porque me imaginaba la situación, me encontré a este pequeño aplastado entre dos rocas debajo de la tierra", explica.

El animal no paraba de maullar con fuerza mientras intentaba sacarlo, cuenta. "Aunque al principio no se movía, al rato sí empezó a mover las patitas con fuerza y cada vez que me alejaba lloraba más; le di agua como puede y bebió un poquito", relata Antonio.

El gato estaba en muy mal estado y no ha logrado sobrevivir. El gato estaba en muy mal estado y no ha logrado sobrevivir.

El gato estaba en muy mal estado y no ha logrado sobrevivir. / Diario de Almería

Gracias a su mensaje a través de las redes sociales pidiendo ayuda, la asociación Adopta un amigo Almería se puso en contacto con él para llevar al gato a un centro veterinario de Aguadulce. Allí le dieron un baño para retirar toda la tierra que aún tenía encima, le pusieron una vía con suero, le hicieron varias pruebas diagnósticas como placas de rayos X, le suministraron analgésicos para el dolor y lo introdujeron en una jaula con calor.

La asociación comunicó el caso a través de su perfil en Facebook y pidió ayuda mediante donaciones. Esta mañana ya habían recaudado casi 300 euros para ayudar a Nori. "Tenía la pequeña esperanza de que pudiera sobrevivir", asegura Mamen. Con ese dinero se pagarán los gatos del veterinario y si sobra lo donarán a otra asociación o lo destinarán a otro animal que necesite ayuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios