Coronavirus Almería Rebelión de padres en Aguadulce: una clase entera del CEIP Arco Iris no lleva a los niños a clase

  • Solo dos de los 25 alumnos de 5ºB han asistido al primer día en el CEIP Arco Iris, en protesta por las condiciones del aula, sin separación entre las mesas

  • "Varias ventanas están rotas, tienen que ir al baño de dos en dos y comer en clase", denuncian los padres, que se movilizaron tras la reunión informativa con la dirección del centro

Clase de la 'discordia' en el CEIP Arco Iris de Aguadulce. Clase de la 'discordia' en el CEIP Arco Iris de Aguadulce.

Clase de la 'discordia' en el CEIP Arco Iris de Aguadulce. / D. A.

El arranque del curso ha sido movido en el CEIP Arco Iris de Aguadulce, que se ha encontrado con menos niños de los que deberían haber iniciado las clases en este atípico curso 20/21, una vez que un grupo de padres y madres, concretamente de una de las clases de quinto de Primaria, se han unido para no llevar a sus hijos al colegio. De los 25 alumnos de clase, únicamente dos han acudido, al no poder sus padres dejarlos con nadie, según afirman a Diario de Almería.

Las familias intentan presionar de esta forma, y sobre todo protestar, por las condiciones que presenta el aula en la que deben dar clase sus hijos, que a su juicio cuenta con distintas deficiencias que los ponen en riesgo: mesas corridas y sin separación, ventanas rotas o requisitos para desayunar o para ir al baño que les hace temer por la seguridad, ya que, afirman uno de los padres, "los niños van a tener que comer en clase y además tendrán que ir de dos en dos al baño, habiendo solo una persona y media contratada para todo el colegio, algo que nos parece insuficiente para que se garantice la higiene".

Por mucho que me pueda denunciar la Junta o quien sea, lo primero es la salud de mi hijo; entiendo que la Junta no puede garantizarme que mi hijo no se va a contagiar, pero sí tiene que garantizarme las condiciones mínimas que marca la ley para ir al colegio"

La movilización surgió a raíz de la reunión mantenida con la dirección del centro este miércoles, en la que se informó a los padres de los protocolos y medidas adoptadas en clase ante la pandemia de la COVID-19. "No es de recibo que se haga esto cuando han tenido mucho tiempo para preparar mejor la vuelta a clase, para rreglar esas ventanas rotas que no permiten que la clase esté ventilada, o para separar las mesas, para que haya al menos algo de separación, y no ahora que van a estar codo con codo", insiste este padre.

La clase de 5ºB, abunda, es un aula inicialmente pensada para informática y es por ello por lo que las mesas son corridas y están unidos los puestos, ya que hay un ordenador por cada dos alumnos. Los padres han solicitado que se separen las mesas aunque para ello haya que quitar los ordenadores, y que se garanticen "unas mínimas medidas de seguridad".

"Somos conscientes de que si los niños tienen que pillar el virus lo van a pillar, pero al menos queremos que la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento hagan lo mínimo, ofrezcan unas condiciones como en el resto de colegios", indican los padres, que son conscientes de que el absentismo escolar será sancionado. "Por mucho que me pueda denunciar la Junta o quien sea, lo primero es la salud de mi hijo", mantienen. "Entiendo que la Junta no puede garantizarme que mi hijo no se va a contagiar, pero sí tiene que garantizarme las condiciones mínimas que marca la ley para ir al colegio", defienden.

Tampoco están de acuerdo estos padres con la medida de que los niños tomen el desayuno en la propia clase, para lo que "obviamente se tienen que quitar la mascarilla, con el problema de que haya algún celiaco, por ejemplo", o con el hecho de que "según nos dijo la directora únicamente hay una persona y otra a media jornada para la higiene de los baños de todo el colegio, y al ser mixtos los aseos y tener que ir de dos en dos creemos que ni mucho menos garantiza la higiene para los alumnos, porque es imposible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios