VERA

Fran Alonso protagoniza la primera levantá de la Piedad más inclusiva de la historia

  • Desde hace 14 años es el encargado del pabilo en la cuadrilla del paso veratense

Francisco Alonso recibe un obsequio de Antonio Cano, hermano mayor de la Hermandad de Jesús. Francisco Alonso recibe un obsequio de Antonio Cano, hermano mayor de la Hermandad de Jesús.

Francisco Alonso recibe un obsequio de Antonio Cano, hermano mayor de la Hermandad de Jesús. / V. Visiedo P.

Por decimoquinto año, la Hermandad de Jesús de Vera ha celebrado la primera levantá del paso de la Virgen de la Piedad con el que simboliza el inicio de la Cuaresma y de los ensayos del grupo de costaleros. Este viernes el honor de dar el primer martillazo fue para Francisco Alonso Martínez, en una muestra de inclusión y de igualdad real.

Fran tiene síndrome de Down, algo que no le ha impedido ser uno más dentro de la cuadrilla, pues es auxiliar del cuerpo de capataces de la Piedad desde su primera salida a costal en el año 2006.

Fran Alonso lee un discurso antes de la primera levantá de la Piedad. Fran Alonso lee un discurso antes de la primera levantá de la Piedad.

Fran Alonso lee un discurso antes de la primera levantá de la Piedad. / V. Visiedo P.

Antonio Cano, hermano mayor de la Hermandad de Jesús, dedicó unas emotivas palabras al homenajeado, antes de fundirse con él en un abrazo: “te lo mereces, porque son muchos años los que llevas detrás del paso de la Piedad, y la sientes en el corazón”.

El capataz del paso, Juan Francisco Gerez, señaló que “ver a Fran con su pabilo ya es una tradición; nadie en el pueblo se imagina la Piedad sin él detrás”. Y es que ya se ha convertido en una pieza imprescindible:“Fran es, en todos los sentidos, uno más de esta familia”, hizo hincapié su capataz. Su devoción por la Virgen de la Piedad es tal que siempre es el primero en llegar a los ensayos y la mañana del Viernes Santo.

Abrazo con el hermano mayor. Abrazo con el hermano mayor.

Abrazo con el hermano mayor. / V. Visiedo P.

El último en tomar la palabra fue el protagonista, que en todo momento estuvo acompañado por su padre, Francisco Alonso, director de Asprodalba, y sus compañeros de la asociación, además de decenas de veratenses. Tampoco faltó la representación institucional, con la concejal Carolina Pérez, que señaló la importancia de la Hermandad de Jesús en la Semana Santa veratense.

Fran Alonso con sus compañeros de Asprodalba. Fran Alonso con sus compañeros de Asprodalba.

Fran Alonso con sus compañeros de Asprodalba. / V. Visiedo P.

“De pequeño, cuando comencé en la Piedad, volví a casa muy feliz. Compañeros, os quiero mucho”, dijo el protagonista de la noche, antes de acabar con un ¡viva la Piedad! Tras ello, se puso frente al paso, con sus hermanos preparados para alzarlo por primera vez este año. Golpeó el martillo y lo levantaron por él, dando comienzo a los que son los días más intensos e importantes para todos los cofrades. Ya queda muy poco para que el Viernes Santo la Piedad vuelva a pasear por las calles de Vera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios