Vícar

Bonilla reorganiza el gobierno de Vícar dando más peso a Vanesa Lidueña y Francisco Rodríguez

  • María Dolores Vargas, que sustituye el fallecido Rosendo Martínez no tendrá responsabilidad

  • Servicios Públicos y Festejos ahora se reparten entre los ediles de Cultura y Agricultura

Vargas toma posesión de su acta de concejal bajo la atenta mirada de Antonio Bonilla. Vargas toma posesión de su acta de concejal bajo la atenta mirada de Antonio Bonilla.

Vargas toma posesión de su acta de concejal bajo la atenta mirada de Antonio Bonilla.

La sesión plenaria ordinaria de marzo, celebrada esta semana en la Casa de la Juventud y el Deporte de Vícar ha venido a oficializar el regreso al Ayuntamiento como concejal de María Dolores Fernández Vargas, tras el fallecimiento de su compañero Rosendo Martínez Navarro. La nueva edil por el Grupo Socialista, que ya ejerciera como tal en el anterior mandato corporativo, ha prometido su cargo y mostrado su compromiso de “trabajar por todos los ciudadanos de Vícar”. Todos los grupos municipales ha dado al bienvenida al nuevo miembro de la Corporación municipal, que al contrario del compañero sustituido, no tendrá ninguna delegación en el organigrama del gobierno que preside Antonio Bonilla.

Precisamente, tras la toma de posesión de María Dolores Fernández, se ha dado a conocer la resolución del alcalde sobre las modificaciones en la organización municipal, y en la que las áreas de Festejos y Servicios Urbanos Públicos, delegadas en el concejal fallecido, pasan a otras delegaciones. De esta forma, Festejos pasa a integrase en Juventud, Cultura y Deportes. Medio Ambiente y Participación, manteniéndose Vanesa Lidueña Montoya, como concejal delegada coordinadora y Francisca Hernández Hidalgo, como concejal delegada especial. Por su parte, el concejal delegado de Agricultura, Francisco Rodríguez Vargas, pasa a serlo también de Servicios Municipales.

Al inicio de la sesión, y a instancias del alcalde se ha guardado un minuto de silencio, en recuerdo de todos los que han sido concejales vicarios y que ya no se encuentran entre nosotros, con mención especial a José Antonio Osorio López, edil entre 1987 y 1999, fallecido esta misma semana. Para él ha tenido palabras de reconocimiento Antonio Bonilla resaltando sus valores como persona y su servicio a Vícar, en defensa de sus ideas como político.

También el Pleno ha querido destacar la reciente visita del Nuncio del Vaticano en España, Bernardito Auza, con motivo del Año Jubilar Josefino, “un hecho histórico vitalicio que debe reflejarse en el acta de este Pleno, para que quede constancia y sea referencia para generaciones venideras”, ha señalado el alcalde.

El resto de la sesión la ha ocupado el debate de la mociones de los distintos grupos municipales un total de diez, de las que tan solo tres, dos presentadas por el Grupo Popular y otra de Vox, han sido rechazadas. Dos de las mociones han sido del concejal no adscrito, Rafael Ruda, una instando a la limpieza por parte de la administración competente del Barranco de El Algarrobo, y otra para que se denomine a una vía urbana como Sanitarios de España, en homenaje a este colectivo por su heroica labor durante la crisis sanitaria, siendo ambas aprobadas por unanimidad. Otras dos mociones presentadas por el Izquierda Unida, una para dotar a las zonas más transitadas por los animales de compañía de pipicanes, y otra para la mejora de acerado y cableado eléctrico en la zona norte de Las Cabañuelas, que han contado con el apoyo del resto de los grupos.

El Grupo Vox, ha presentado tres mociones, dos de ellas también aprobadas por unanimidad, una sobre ayudas para el colectivo de taxistas y otras sobre instalaciones deportivas, mientras que ha sido rechazada, la referente a una declaración institucional del Día del Padre, por ser a juicio del grupo mayoritario del PSOE, “demasiado ideológica”. Izquierda Unida se ha sumado al voto negativo, y PP y el concejal no adscrito se han abstenido.

En cuanto a las mociones del Grupo Popular, se han rechazado las presentadas sobre la los policías locales suspendidos tras su implicación en la operación policial Tefloón, y en la que una vez más se solicitaba su reincorporación al servicio, y otra en favor de una bajada salarial y el destino de a a misma a ayudar al pequeño comercio local, en bajadas de IBI, agua, y para sufragar gastos ocasionados por la COVID-19, mientras que la presentada en favor de eliminar toda violencia, agresividad e insultos, en los plenos y en todo el ámbito público municipal, salió adelante, no sin un largo debate con recriminaciones sobre actitudes en anteriores plenos por parte e populares y socialistas.

El Pleno ha aprobado también una moción de la iniciativa Ciudades Amigas de la Infancia Unicef Andalucía sobre el Día Internacional de la Mujer, con los votos en contra de Vox y el edil no adscrito y la abstención del Grupo Popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios