Vícar

Bonilla cumple un año de legislatura en Vícar marcado por el coronavirus y la necesidad de "educar a convivir"

  • El alcalde destaca que antes del estallido de la pandemia el nombre del municipio se internacionalizó con actividades como el Hip Hop Street y que después su motor económico, la agricultura, no paralizado su actividad 

Bonilla cumple un año de legislatura en Vícar marcado por el coronavirus y la necesidad de "educar a convivir" Bonilla cumple un año de legislatura en Vícar marcado por el coronavirus y la necesidad de "educar a convivir"

Bonilla cumple un año de legislatura en Vícar marcado por el coronavirus y la necesidad de "educar a convivir"

Este pasado sábado se cumplió un año desde que el actual Gobierno municipal de Vícar que lidera Antonio Bonilla mantuviera su reunión constituyente, previa presentación al Pleno de la Corporación. Doce meses de los que ha hecho balance el alcalde vicario quien lo ha dividido en dos etapas, antes y después de la situación de emergencia sanitaria como consecuencia del  coronavirus. “Hemos actuado desde la convicción democrática de dar la participación a todos, siempre  desde la cordura,  la sensatez y la búsqueda de soluciones en beneficio de los ciudadanos y mirando al futuro con ojos de esperanza”, ha señalado.

Por lo que respeta a la etapa pre COVID-19, Bonilla considera que se han seguido dando pasos para mejorar y ampliar el modelo de desarrollo urbano de Vícar, en aspectos tan importante como las comunicaciones, generando oportunidades y mejorando las condiciones de los distintos  barrios, así como de los servicios públicos. Acciones como el asfaltado de la Plaza de la Cruz de Mayo y su entorno, en La Gangosa. Abordar la cesión de la Avenida de Vícar a la Diputación, que próximamente se verá consumado, junto a la cesión de tres importantes viales hasta ahora de Diputación e incorporados al entramado urbano del municipio, con ejemplo de ello, como la participación de las IEC de la Junta de Andalucía, que nos ha permitido generar casi un centenar de empleos, o la mejora permanente de nuestros servicios públicos, tanto a nivel material como de formación de los trabajadores. Así lo ha recordado el alcalde en su primera parte del balance, además de recordar el apoyo mostrado a los agricultores en sus justas reivindicaciones  ante la crisis estructural de la agricultura almeriense debido a los precios.

 “Además hemos conseguido que el nombre de Vícar vuelva a sonar por toda al geografía andaluza y nacional. A actividades ya consolidadas como el Hip Hop Street y ‘Caminando entre velas’, se ha sumado la celebración de eventos como la fase estatal de XII Copa de Regiones de la UEFA o el Campeonato Nacional de Dardos Electrónicos, así como la elección de nuestras instalaciones deportivas para la preparación de deportistas de elites de su camino a los Juegos Olímpicos”, ha destacado Antonio Bonilla quien ha hecho mención también a los distintos foros que han tenido lugar en el municipio antes de la pandemia.  Las Jornadas de Economía Circular de la FAMP o en el plano agrícolas las Jornadas de Consumomar, han sido algunos de estos foros que han reunido en Vícar a importantes especialistas.

La distinciones a programas impulsados por el Ayuntamiento, como ‘Educando por y para la Justicia, Premio Progreso de Fudesa y la FAMP, en su doce edición, o el que personalmente recibió Antonio Bonilla en la conmemoración de 40 años de Ayuntamientos democráticos como uno de los mejores alcaldes andaluces,  son algunas de las satisfacciones a la que el primer edil vicario ha hecho mención en su balance a su gestión

En cuanto a la última etapa, marcada por el estado de alarma a consecuencia del coronavirus, Antonio Bonilla ha señalado que “la directriz que ha marcado nuestro trabajo ha sido clara y concisa: permanecer junto a los ciudadanos. Asistir con atención directa no sólo sus necesidades, sino llegar más allá, ayudarles a gestionar sus emociones y todo en un estado de alarma siguiendo las condiciones del confinamiento, la principal quedarnos en casa”.

En un municipio donde la primera fuente de economía es la agricultura y por tanto un bien de primera necesidad, no podía paralizar su actividad y afrontábamos esa situación con respeto y prudencia, alentando a los ciudadanos agricultores a las empresas hortofrutícolas, a los trabajadores del manipulado y transportistas a seguir con fuerza y valentía cuidándonos para cuidar.

El gobierno local, con su alcalde a la cabeza, siempre tuvo claro que las condiciones de los ciudadanos de Vícar se veían necesitadas de seguridad y confianza y este factor, dentro de las escasas competencias de la entidad local, se había convertido en su reto.   “La prioridad ha sido coeducar y aprender a gestionar las emociones que la población atravesaba de una forma muy diversa y variable durante la peor crisis humanitaria conocida en varias generaciones”.

En la acción de gobierno local, coordinada por Antonio Bonilla, ha sido fundamental  la comunicación que ha hecho posible para hacer  llegar a toda la población la información necesaria para concienciarla y poder afrontar mejor los efectos derivados de la pandemia. Para Antonio Bonilla “la transformación social rompiendo la brecha digital es una responsabilidad como miembro de la Red Internacional de Ciudades Educadoras y  se hizo posible a través de grupos de trabajo para la población más desfavorecida haciendo llegar las tareas escolares, procurando el material. Desde la Red Municipal de Bibliotecas se han realizado proyectos familiares para que los más pequeños se sintieran héroes en sus hogares”.

A medida que el tiempo iba pasando y la desescalada comenzaba, el proceso de adaptación debía de ser más rápido desde el Ayuntamiento para llegar antes a la sociedad. Las actividades culturales forman parte del abanico de oportunidades programas como' La antorcha de las letras' o' Conoce tu pueblo', se reinventaron de forma virtual, como una vez iniciada la desescalada iniciativas como  las rutas senderistas, a través de la belleza natural y patrimonial, del' Gran Slalom Vícar' o ya en la recta final del confinamiento,  el 'Autocine Vícar'.

Según Bonilla, “si cuidar al detalle la situación individual de toda la población era una prioridad conla llegada de la crisis sanitaria, preparar la reactivación económica ha sido  igual de importante, dando  apoyo al comercio local y tocando el corazón desde nuestro barrio. El plan local de reactivación económica ha estado dividido por segmentos y desde el Ayuntamiento se ha facilitado desde el primer momento a cada empresario su reapertura.

Como conclusión de su balance, el alcalde señala que  “en estos momentos de entrada a la nueva normalidad, lo más importante es seguir educando y desde los valores de la prudencia animar a convivir, cohabitar en un espacio protegido para la convivencia de la comunidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios