Semana Santa

Los hosteleros hablan: "Hemos tenido la peor Semana Santa del último siglo"

  • Si el año pasado el estudio que realizó el Ayuntamiento escatimó los beneficios en 11 millones de euros en la capital, este año las cifras han sido nulas por culpa del Coronavirus

Los chiringuitos son los que más se resienten de esta crisis al no poder acogerse a ayudas. Los chiringuitos son los que más se resienten de esta crisis al no poder acogerse a ayudas.

Los chiringuitos son los que más se resienten de esta crisis al no poder acogerse a ayudas. / D. A.

Es un secreto a voces. Tampoco es una primicia, por desgracia es una evidencia. La hostelería de la provincia se ha enfrentado a la "peor Semana Santa" del último siglo con motivo de la crisis sanitaria mundial por el Covid-19. Isabel Juan Rodríguez, gerente de ASHAL Almería, hace balance de esta Semana de Pasión en la ciudad. "Esto ha sido único e irrepetible. No podría decirte si ha sido la peor Semana Santa del siglo, porque nuestra asociación arrancó 43 años, en 1977, pero posiblemente así sea. Hace años la Semana Santa no era como ahora. Solo funcionaba algo el turismo y la hostelería en los días laborables pero eso ha cambiado en los últimos años. Los datos de este año 2020 son de 0. 0 beneficios, 0% de ocupación y 0% de ingresos, como es evidente", indica a este rotativo. 

Sin embargo, sigue contando a Diario de Almería, no todo está perdido. "Dentro de lo malo, tenemos a las dos asociaciones nacionales que están haciendo una labor increíble y luchando por nuestro sector. Su presión es fundamental. Muchas cosas que no son viables están consiguiéndolo con muco trabajo y esfuerzo como por ejemplo luchar por las ayudas para todos nuestros asociados. Además, la labor de información que nos mandan a ASHAL es también increíble, la cual nosotros a su vez enviamos a todos nuestros socios para que estémn informados de todo". Por su parte, el presidente de ASHAL, Diego García, indica al respecto que "de la misma manera en que se pueda ir abriendo los establecimientos, las medidas económicas deben de ser paulatinas para que ningún negocio se quede en el camino".

Además, desde la asociación miran con optimismo al futuro. "Cada día nos llegan distintos estudios y en ellos indican que la hostelería no será el último sector en abrir, siempre de forma paulatina y con restricciones. Hay otros tantos sectores como el ocio nocturno, teatros, cines...que según los datos abrirán después que nosotros. Sin embargo, por ahora todo es incertidumbre, habrá que esperar a ver cómo evolucionamos". Junto a esto, la esperanza aumenta debido a la época en la que se ha producido esta crisis sanitaria mundial. "Aspiramos a tener algo de verano y, al menos, recuperar algo de lo perdido. Si esta crisis llega a producirse en julio o agosto, no se habría conseguido prácticamente nada porque los datos bajan como es lógico en invierno. Esperamos que todo se desarrolle lo mejor posible y, con todas las garantías, nuestros hosteleros puedan tener algo de verano", incide Isabel de Juan. En esa misma línea apostilla Diego García: "Me mandaron hace unos días un estudio y no íbamos a ser los últimos en abrir pero sí que es cierto que habrá un cambio de paradigma total. No se va a abrir con las mismas condiciones sino con medidas de protección que garanticen la salud de todos los clientes y el personal". "El gran problema de la hostelería es su tesorería. Tenemos mucho tejido empresarial pero somos un sector del día a día. En Almería hay unos 15.000 empleos director e indirectos, incide el presidente de ASHAL.

Pérdidas del 100%

Según el estudio del Ayuntamiento de Almería, tras la Semana Santa de 2019, el impacto económico en la capital fue de unos once millones de euros pero "este año ha sido de 0", indica la gerente de ASHAL. Es cierto que "ese balance englobaba todo, no solo restauración y hoteles pero con ello se pueden hacer una idea de las pérdidas de nuestro sector en tan solo una semana". Los cálculos de la Federación no son nada halagüeños. "Indican pérdidas de uno de cada cuatro negocios al final de esta crisis. Bien es cierto, que todo depende del territorio, el sitio, etcétera...desde ASHAL ya estamos trabajando para evitar esto".

En esta misma línea, Diego García reconoce que la hostelería subió mucho el pasado año, "posiblemente gracias a la capitalidad gastronómica de la ciudad con cuotas del 95% de ocupación los días festivos". Este año, sin embargo, "se ha perdido el 100% de la cuota de mercado". Además, reconoce el presidente de ASHAL, "nos preocupan mucho esos negocios que estaban preparándose para abrir en verano. Precisamente el 14 de marzo, que fue cuando comenzó este estado de alarma, muchos restaurantes, chiringuitos de playa y sobre todo hoteles estaban ultimando sus instalaciones para realizar su apertura en primavera como ocurre cada año. Nos preocupan, como digo, porque al no estar abiertos cuando se decretó este confinamiento, no pueden acogerse a ningún ERTE ni ninguna ayuda por lo que quedan desamparados".

Un instante de la presentación del cartel de estas bodas de plata de la cofradía. Un instante de la presentación del cartel de estas bodas de plata de la cofradía.

Un instante de la presentación del cartel de estas bodas de plata de la cofradía. / D. A.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios