UAL

El sedentarismo y el sobrepeso, doble peligro del confinamiento

  • Dividir el desayuno en dos, una merienda saludable y hacer deporte son consejos para combatirlos

La actividad física es la mejor vacuna contra la obesidad y el sedentarismo. La actividad física es la mejor vacuna contra la obesidad y el sedentarismo.

La actividad física es la mejor vacuna contra la obesidad y el sedentarismo. / D. A. (Almería)

El Servicio de Deportes de la Universidad de Almería está inactivo, pero no parado. Ha reorientado su programación y, a través de sus redes sociales, ha focalizado su actividad a lanzar recomendaciones a la comunida universitaria para sobrellevar esta crisis sanitaria de la mejor manera.

Uno de estos consejos pasa por dedicar entre 15 y 20 minutos a recargar la vitamina D, durante este confinamiento. Se hace recomendable salir a la terraza o asomarse a una ventana donde pegue el sol y llenarse de energía, siempre que el tiempo metereológico lo permita.

La ventilación de la casa durante 10 minutos al día es otra de las obervaciones a tener en cuenta. Se advierte que la posibilidad de exponerse a ambientes cerrados supone un riesgo añadido a la hora de la transmisión de este virus.La ansiedad y el aburrimiento pueden conducir a comer más de la cuenta, por lo que se hace fundamental hacer un buen plan de comidas y atender a consideraciones.

Así, se recomienda comer cinco veces al día para eludir picos de hambre; dividir el desayuno en dos tomas; una a primera hora y otra a media mañana; incorporar una merienda saludable a media tarde; beber mucho agua duran te todo el día; tomar infusiones; relajarse y respirar profundo antes de comer por un golpe de ansiedad o estrés, y evitar la comida basura.

La actividad fisica es fundamental durante la cuarentena. Hacer deportes evita el estrés, quema los picoteos extras y ayuda a estar en foerma. Pero también rompe con el sedentarismo, un tipo de vida que incluye poco ejercicio; aumenta el régimen de problemas de salud, especialmente aumento de peso (obesidad) y padecimientos cardiovasculares.

La promoción del deporte y una sana alimentación son medidas que combaten también esta otra epidemia. Se hace necesario que la persona sedentaria anote en su agenda diaria al menos una hora de actividad física. Según un estudio de 2014, el hecho de pasar muchas horas (seis en adelante) en posición sedente constituye por sí solo un factor de riesgo para la salud cardiovascular, independientemente de que se haga o no ejercicio físico.

La actividad fisica refuerza también el sistema inmulógico. la defensa natural del cuerpo contra las infecciones. Por medio de una serie de pasos, el cuerpo combate y destruye organismos infecciosos invasores antes de que causen daño. Cuando el sistema inmunológico está funcionando adecuadamente, protege de infecciones que causan enfermedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios