UD Almería

Mensaje claro de Rubi: "Ojalá no salgan jugadores con los que contamos"

  • El míster resalta el compromiso de su plantilla y reconoce que sufre ante las informaciones de posibles ventas de futbolistas como Sadiq, Lazo, Samú...

  • Su receta es clara: apoyo al equipo en épocas de vacas flacas que la exigencia en el vestuario la va a poner él

  • El lunes se firma la concesión del Mediterráneo

Rubi se dirige a sus hombres en el entrenamiento.

Rubi se dirige a sus hombres en el entrenamiento. / UDA

Rubi sabe que tiene por delante un objetivo muy ambicioso, que de momento sus predecesores no han sido capaces de conseguir. Para ello, hay que hacer bien las cosas desde el primer minuto. El ascenso se consigue si viene todo de cara, ya desde la pretemporada. Y a juicio de lo escuchado en un audio enviado por el club, parece la primera piedra rojiblanca ya se ha puesto.

"Mejor sabor de boca, imposible. Hemos cumplido todos los objetivos marcados, el equipo ha absorbido todos los conceptos tácticos y físicos, cohesión de grupo y compañerismo. Ha sido una pretemporada redonda a falta del partido de este domingo ante el Betis B. Esta preparación no da puntos, pero genera una base importante para el año", comentaba Rubi en los micrófonos de UDA Radio.

Eso sí, el equipo está trabajando con una base de jugadores, algunos de los cuales están en la agenda de diferentes clubes y podrían salir en los días que quedan de mercado, algo que rompería los esquemas de los técnicos. "En el staff estamos todo el día sufriendo, trabajar así es muy duro. Ojalá que no se vayan y que el año que viene estén con nosotros en Primera". 

"Quiero dejar bien claro que nos vamos a preocupar para que nuestros jugadores no bajen su nivel, aunque está claro que habrá picos de forma. La afición debe de saber que los futbolistas están implicadísimos, dudo que haya un fichaje que venga con más implicación que los que ya están aquí". Un mensaje clarísimo del entrenador, que prefiere lo que tiene con algún retoque que le cambien más cromos.

"Los futbolistas están implicadísimos, dudo que haya un fichaje que venga con más implicación"

Su receta para conseguir los objetivos al final de temporada es muy clara. "La crítica constructiva hay que aceptarla siempre. La receta es ser exigente con nosotros mismos, pero hay que estar al lado de los jugadores si ves que se están dejando la vida. Vamos a intentar que la afición esté orgullosa de nosotros. En segunda División no hay ni un partido que si no vas al mil por mil, ganes- Hay que ir poco a poco, tranquilos y apoyar a los jugadores cuando las cosas se tuerzan. Del vestuario me encargo yo, no hay problema. Pero a veces los jugadores jóvenes, cuando se les mete tanta presión... Yo daría cariño", dijo con mucha sensatez a las preguntas de UDA Radio.

Tiempo para trabajar en las mejoras

Después de una temporada con muchísimos problemas defensivos, Rubi asegura que en esta temporada están mejorando en esa faceta y se marcha de la concentración veraniega satisfecho. "Lo que más me ilusiona es que dentro de nuestra propuesta ofensiva, es la buena organización defensiva. A veces nos llenamos la boca sobre el buen orden de equipos que apenas atacan, pero lo realmente difícil es ser fuertes cuando quieres jugar. La tranquilidad que me llevo es que tenemos la ideas claras en defensa y hemos recibido pocas ocasiones de gol en los amistosos". 

"A mejorar, detalles pequeños en temas de línea, posicionamiento ofensivo... nada excesivamente grave", apunta el míster que no se cierra en banda en un sistema táctico: "No nos vamos a cerrar en un dibujo inicial, pero el 1-4-3-3 nos da equilibrio, juego por dentro, libertad en los extremos... El dibujo inicial no es importante cuando tienes tanta variedad en tu juego".

"Lo que más me ilusiona es que dentro de nuestra propuesta ofensiva, es la buena organización defensiva"

El catalán considera que el grupo humano que tiene el vestuario es el idóneo para realizar una buena campaña, después de que hubo detalles la pasada temporada que no gustaron. "Al futbolista le gusta que le exijan, el problema es cuando no se ve coherencia en el trabajo. Dentro de que la plantilla es diferente, los caminos deben de ser iguales para todos. Cuando la argumentas por qué quieres hacer las cosas, lo comprenden. Tenemos un grupo humano muy bueno y con ganas de hacer bien las cosas".

Finalmente, en las preguntas más personales que siempre suele incluir las entrevistas de la radio oficial del club, Rubi aseguró que no tiene un compañero de trabajo que sea su ídolo. "No idolatro a ningún entrenador, respeto a todos los compañeros y creo que no es justo estar siempre en el ojo del huracán. Como jugador sí tuve ídolos, pero ya pasé esa página. Cogí una libreta, empecé a escribir y me fui fabricando como entrenador. Luego es cierto que hablas con compañeros, absorbes cosas y ellos de ti".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios