UD Almería

Nadie sigue el paso de Martos

  • La pésima campaña del B no le va a permitir al primer equipo subir a canteranos como en las últimas temporadas

  • El lateral fue la excepción: llegó para quedarse a mitad del año

Martos, en un partido. Martos, en un partido.

Martos, en un partido.

Además del descenso a Tercera División, la mala temporada pasada del Almería B va a provocar que el primer equipo rojiblanco no tenga mucho donde elegir para la pretemporada que empieza en un par de semanas. Por contrato, habrá jugadores del filial que estarán a las órdenes de Óscar Fernández a partir del 10 de julio, pero nadie realmente tiró la puerta a lo largo de la pasada temporada para ganarse un puesto en Segunda División, como hicieron un año antes Chema o Sekou.

Como toda regla tiene su excepción, Iván Martos abandonó el grupo IV de Segunda B para debutar en la categoría de plata y ser un fijo en las alineaciones de Fran Fernández. Fue una apuesta personal del zapillero ante la lesión de Andoni López, que hasta el momento estaba rindiendo a buen nivel. El catalán, al que FF conocía muy bien tanto del filial como del juvenil, empezó cumpliendo en el Carlos Tartiere, fue agrandándose con la confianza dada y terminó renovando y ganándose un contrato en la primera plantilla. De hecho, tres laterales zurdos más [Andoni, Nano y De los Reyes] y sólo Iván Martos vestirá la rojiblanca la próxima temporada.

Más allá del zurdo, nadie más ha sido capaz de llamar la atención en el equipo de Esteban Navarro. El filial se metió en una crisis deportiva y social tremenda, lo que le llevó al grupo a descomponerse antes de acabar la temporada [se fueron hombres importantes como Javi Pérez u Óscar Lozano] y a terminar la posición en el último lugar de la tabla clasificatoria.

Joaquín, Chema, Sekou, Hicham en menor medida, sí tiraron la puerta del primer equipo

Con el descenso al grupo IX de Tercera División, el salto va a ser mucho más grande, aunque Chema y Sekou ya demostraron que si los futbolistas se lo proponen y están centrados, se puede llegar al primer equipo con opciones de triunfar. Al club realmente no le preocupa en exceso el descenso, la idea es que se formen poco a poco en las categorías inferiores, vayan cogiendo galones en los entrenamientos cuando sean llamados por Óscar Fernández y tengan minutos en sus respectivos conjuntos.

La pena es que habrá muchos jugadores válidos que se vayan, puesto que no quieren jugar en Tercera y todavía están verdes para Segunda División. Un ejemplo es Igor Engonga, capitán del filial la pasada temporada, que fue hombre importantísimo en el ascenso a Segunda B. El hispanoguineano ya ha anunciado su marcha. Navas, Batalla, Urri, Callejón, Albiar, Guirao, Javi Moreno, Abenza, Sergio, Toril, Dario Guti, Herrera..., un núcleo de futbolistas a los que les faltaba fogarse un año más en Segunda B para haber seguido los pasos de Iván Martos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios