CD Numancia I UD Almería I La crónica El clásico empate de Los Pajaritos (1-1)

  • El Almería es capaz de adelantarse, pero en los balones colgados, VAR mediante, el Numancia le quita de forma injusta el botín

Fernando despeja de puños. Fernando despeja de puños.

Fernando despeja de puños. / Carlos Gil

Sabedor del 1-1 del Carranza entre Cádiz y Zaragoza, el Almería saltó a Los Pajaritos consciente de que tenía que hacer un gran partido si quería los tres puntos, para no permitir a los perseguidores acercarse y ponerse a tiro de piedra del líder.

La baja de Darwin trajo el debut de Villalba en la mediapunta y apostar por Juan Muñoz como el hombre más adelantado. Es cierto que el sevillano está rindiendo a un gran nivel como compañero del uruguayo, pero en esta ocasión le tocaba echarse el ataque rojiblanco a sus espaldas.

Con la presión menos adelantada que de costumbre, el Almería saltó al campo soriano en busca de sorprender por velocidad, lo mismo que buscó precisamente su rival. En la primera carrera del partido, Balliu se rompió en pleno sprint con Higinio. Por suerte, Maras llegó al cruce para evitar que el delantero numantino se plantara solo, pero el lateral tuvo que ser sustituido a los 6 minutos.

Balliu, lesionado. Balliu, lesionado.

Balliu, lesionado. / Laliga

Estaba mucho más cómodo y dominador el Numancia, que llegaba con cierta facilidad al área de Fernando. Sin que fueran jugadas claras, el balón merodeaba mucho la portería rojiblanca, con el peligro que ello supone para un conjunto que no tiene su fuerte en defensa. La ausencia de Darwin se estaba notando, la defensa local se adelantaba y el Numancia vivía en el campo de los de Guti.

Balliu se retiró con la clásica 'pedrada' en el isquio. Tendrá que ser sometido a pruebas médicas para ver si tiene rotura

Kaptoum y Petrovic no conseguían imponerse en el centro del campo. El balón no le duraba ni un instante al Almería, habían pasado ya 20 minutos y no daba señales de vida en ataque. Juan Muñoz tenía que bajar prácticamente a la medular a tocar el balón, mientras que Villalba todavía no había aparecido.

Primera oportunidad y el Almería despierta

A los 25 minutos se produjo el primer remate almeriense, con un cabezazo fuera de Juan Muñoz a centro de Maras. La siguiente acción sí fue más peligrosa, con una gran cabalgada de Martos y centro al sevillano, que despejó in extremis Adri Castellano. Cumplida la media hora, ya el Almería sí que parecía el Almería, con algo más de control y moviendo el balón con rapidez de banda a banda. Appiah lo intentó con un disparo con rosca, que lamió el palo de Barrio.

Se acercaba el descanso y el Almería, ya mejor posicionado y discutiéndole la posesión al Numancia, se iba cargando poco a poco de tarjetas en su parcela defensiva. El partido se iba rompiendo, los dos equipos contragolpeaban con más velocidad que tine. En el 43', Calero le ganó la partida a Martos y el disparo de Curro se encontró con un seguro Fernando.

El descanso le dio aire al Numancia, que salió como en la primera mitad. El Almería soltaba a Lazo y Appiah en busca de alguna contra: el inglés lo estaba probando, con más voluntad que fortuna, mientras que el gaditano se ha estancado, es de esos futbolistas que como no encuentre el gol, se come la cabeza y abusa del individualismo.

Lazo, en una acción. Lazo, en una acción.

Lazo, en una acción. / Carlos Gil

Villalba, con poco protagonismo, sacó una muy buena falta a los 60 minutos al corazón del área, al que no llegó por poco Petrovic. Estaba el partido en su momento clave, contraataques de ambos equipos sin un dominador claro. El Almería tuvo varias faltas al borde del área y en una de ellas, no demasiado bien lanzada por Juan Muñoz, acabó en penalti provocado por Calero sobre Appiah. El inglés tiró un gran regate y el defensor tuvo que trabarlo dentro del área. Penalti claro, no protestado por nadie y el sevillano que no falló. Golpe importante, tocaba contener el arreón local.

Al Numancia no se le rasgaron las vestiduras por empezar a colgar balones al área de Fernando. Y en uno de ellos, llegó la mejor oportunidad local. Remate de cabeza de Castellano, que entre Fernando y De la Hoz salvan de milagro, pero Costas se duerme, se le adelanta Higinio y le señalan penalti, VAR mediante. Curro empataba a falta de diez minutos, el Almería fue incapaz de aguantar.

Costas se durmió en el despeje y dio opción a que Higinio le ganara la posición. En directo no se ve, pero en el VAR se aprecia patada al soriano, que había metido la pierna antes

Diez minutos quedaban y podía pasar cualquier cosa, el empate era un resultado que no favorecía nadie. A los 88', Lazo profundizó muy bien por banda y su pase atrás no fue capaz de culminarlo Barbero, en el primer balón que tocó como rojiblanco. Ahí estuvo la victoria para los rojiblancos, los único que lo intentaron en este tramo final. Un punto que deja todo más o menos como estaba, pero que sabe mal porque el Almería había sido capaz de adelantarse en el marcador y no defendió esa ventaja tan importante con el convencimiento necesario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios