UD Almería

El trabajo de la Fundación, mucho más que 90 minutos

  • Los voluntarios siguen al pie del cañón, repartiendo el material comprado gracias a la donación de Al-Sheikh

  • El ‘call center’ levantó mucha ilusión

Los voluntarios de la Fundación, en la puerta del Estadio. Los voluntarios de la Fundación, en la puerta del Estadio.

Los voluntarios de la Fundación, en la puerta del Estadio.

Fue una de las secciones en nacer, todavía con Alfonso García en la presidencia, y la que más activa se mantiene en estos momentos, dentro del seno de la Unión Deportiva Almería. El coronavirus mantiene a todo el fútbol confinado, como a la mayoría de la sociedad, pero la Fundación UDA está en la calle ayudando y repartiendo los productos que se han podido comprar gracias a la donación del presidente Turki Al-Sheikh.

“Repartimos producto básicos para que una familia salga adelante: arroz, macarrones, lentejas, garbanzos, caldo de pollo, atún, sal, azúcar, cacao, aceite, galletas, magdalenas, huevos, cereales, patatas, cebollas, gel, pasta de dientes... Para los niños pequeños también llevamos pañales, toallitas, potitos, papillas y papel higiénico, aunque esto último nos ha costado más encontrar”, reconoce con una sonrisa Rocío Muñoz, coordinadora de la Fundación, que quiere agradecer a la Alhondiga La Unión por darles berenjenas, calabacín y pepinos.

Los voluntarios están viajando por toda la provincia para ayudar a quien lo necesita y reconocen que muchas veces lo hacen con un nudo en la garganta. “Son sentimientos encontrados. Tristeza porque es una situación muy complicada al ver a familias que lo están pasando muy mal, que tienen bebés pero no pueden darle ni un potito. Alegría de saber que les hemos ayudado para comer durante estos días. Y miedo de no saber qué nos vamos a encontrar porque al final estamos expuestos al virus. En mi caso, mi padre y mi abuela son personas de riesgo por lo que no puedo ir a mi casa en Las Hortichuelas Bajas, tengo que quedarme en Almería. Al estar sola se hace un poco mas complicada la situación, pero al final sientes una satisfacción enorme”, se congratula Rocío.

Entrega de material en Vícar. Entrega de material en Vícar.

Entrega de material en Vícar.

La primera de las iniciativas que tuvo la Fundación, y que causó una grata impresión, fue un call center, mediante el que llamaron a los afectados por coronavirus a nivel provincial y a los abonados rojiblancos mayores de 60 años. “Sin ayuda del club no hubiera sido posible, ya que ellos nos dieron todos los medios posibles. Al principio se hacía un poco raro, pero conforme ibas llamando veías cómo una simple llamada hacía feliz a nuestros mayores, algunos incluso lloraban de alegría”, finaliza la nijareña que recuerda con cariño cómo uno de los abonados, ilusionado por la llamada, le pidió el número de teléfono para invitarla a comer cuando todo esto se acabe. Ojalá sea pronto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios