Almería

Movilizaciones en Correos por la falta de personal y medios en la provincia

  • Los sindicatos mayoritarios anuncian una concentración ante la Subdelegación y tres huelgas generales

  • En la provincia se han perdido 150 empleos con un 35% de contratos eventuales y 22% parciales

Delegados en Correos de CSIF, Sindicato Libre, UGT y Comisiones Obreras comparecieron ayer para anunciar el calendario de movilizaciones. Delegados en Correos de CSIF, Sindicato Libre, UGT y Comisiones Obreras comparecieron ayer para anunciar el calendario de movilizaciones.

Delegados en Correos de CSIF, Sindicato Libre, UGT y Comisiones Obreras comparecieron ayer para anunciar el calendario de movilizaciones. / rafael gonzález

Los trabajadores de Correos en la provincia tienen una considerable acumulación de paquetes, pero no reciben la carta que esperan desde hace ya algunos años. Sus misivas al Gobierno y a la presidencia del servicio postal universal en las que reclaman un plan estratégico para diversificar la oferta incluyendo el comercio electrónico y paquetería, la mejora de las condiciones de los empleados a través de un nuevo convenio colectivo y el refuerzo de sus medios materiales y plantillas sigue sin respuesta. Y han dejado un margen prudencial de tiempo al nuevo Gobierno, pero siguen en la misma tesitura que con Rajoy. Los sindicatos mayoritarios, con más de un 85% de representación, tildan la situación de insostenible y ayer presentaron un calendario de movilizaciones en Almería que tendrá una primera cita el 15 de noviembre con una concentración a las puertas de la Subdelegación del Gobierno. Le seguirán hasta tres huelgas generales en esos dos últimos meses del año, la primera el 30 de noviembre y dos más el 21 y 26 de diciembre, fechas clave en el reparto de paquetes, pero no van a ser las últimas si no se le da una respuesta a sus plegarias para exigir más financiación al servicio, un Plan Plurianual de Empleo y la reconquista de salario y derechos, tras años de asfixia a la plantilla de Correos.

El delegado sindical de CCOO en Almería, Ibán Sáez, aseguró ayer que el convenio colectivo no se ha renovado desde 2009 ni se ha previsto ningún programa para poder cubrir la pérdida durante la última década de 15.000 puestos fijos en España, de los que 150 se suprimieron en la provincia. Sobre las dificultades para la cobertura de las necesidades actuales, Sáez defiende la necesidad de contar con un servicio específico para la paquetería porque en distritos de grandes municipios sufren graves problemas para el reparto, sobre todo en la capital con la llegada de notificaciones masivas por parte del consistorio. En este sentido, la delegada del servicio postal en el sindicato CSIF, Carmen Martínez, denuncia que "Correos abusa de los contratos basura y minijobs" con cifras bastante preocupantes: un 35% de los empleados hoy son eventuales y un 22% no disponen de un salario digno al contar con contratos a tiempo parcial. Entre los municipios más afectados por los problemas para el reparto se encuentra la capital, Roquetas, El Ejido, Campohermoso-Níjar, Vera y Huércal Overa, siendo plantillas muy afectadas por los recortes sin que hayan disminuido los envíos. Hasta 50 o 60 paquetes diarios se enfrentan carteros en ciclomotor o a pie con el hándicap de que los buzones de alcance que facilitan el trabajo se fueron desmantelando. María Victoria Sáez, de UGT, hace especial hincapié en la edad media de los trabajadores, al ser bastante alta (45-55 años), otro reto que no se ha abordado desde Correos al no tener en cuenta la salud de sus trabajadores con el volumen de carga actual.

En determinados barrios de Almería las cartas sólo se pueden entregar cada cuatro o cinco días, una dinámica que ya les está generando reproches por los usuarios. "Los trabajadores hemos hecho el esfuerzo durante la crisis, sin medios materiales ni personal suficiente, es el momento de que reconozcan nuestros derechos laborales y mejoren las condiciones del servicio", añade la delegada de UGT. Si bien las zonas rurales también están sufriendo graves perjuicios al tratarse de carteros que ponen sus propios locales y vehículos -en su mayoría sin adaptar- para que se pueda realizar el servicio. Rafaela César, del Sindicato Libre de Correos, también recordó que los funcionarios del servicio postal ganan un 5% menos que el resto de la administración, otro de los agravios inconcebibles para los trabajadores. "Hasta que no se pase de los gestos y las palabras a los hechos, las movilizaciones de Correos continuarán vigentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios