Educación Referente nacional por su forma de enseñar

  • La profesora almeriense Mª Ángeles García, quinta clasificada en los premios ‘Mejor Docente de España’ en Formación Profesional

La profesora almeriense durante una de sus clases. La profesora almeriense durante una de sus clases.

La profesora almeriense durante una de sus clases. / D.A.

Se llama María de los Ángeles García Giménez, es profesora de Formación Profesional (FP) en la familia de Administración de Empresas en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Murgi de El Ejido, y se encuentra a día de hoy entre las cinco mejores docentes de España. La IV edición de los Premios Educa Abanca. Mejor Docente de España 2020 la ha situado como quinta clasificada en la modalidad de Formación Profesional de todo el país.

Unos prestigiosos galardones conocidos como los ‘Goya de la Educación’, que tienen como objetivo reconocer públicamente la labor de los grandes docentes que viven y disfrutan su trabajo, educan para la vida a su alumnado y se involucran al máximo en todo el proceso educativo, tanto dentro como fuera del aula. María de los Ángeles confiesa que “no se termina de creer” que le hayan otorgado este reconocimiento. Apenas lleva 4 años de docente pero es más que evidente que su forma de enseñar a sus alumnos en la que entremezcla sus conocimientos académicos, su sensibilidad y el coaching educativo, ha cautivado a quienes se han sentado en el pupitre frente a ella.

“Cuando entras a dar clase y te pones delante de un grupo de alumnos te das cuenta de que necesitan que los escuchen”. “Y esa es mi metodología. Conecto con ellos a través de las emociones y del coaching educativo”. Ya lo dice el refrán, ‘Cada maestrillo tiene su librillo’, y el de Mª Ángeles ha llegado con garantía de éxito. “Está más que demostrado que los niños y adolescentes que gestionan mejor sus emociones tienen mejor comportamiento y mejor rendimiento académico. Los alumnos que practican inteligencia emocional mejoran sus resultados”. Todo esto en Formación Profesional de Administración de Empresas es cada vez más demandado. “Las empresas buscan personas que emocionalmente conozcan su inteligencia emocional”. “Esto se traduce entre otras cosas en una buena organización, buena comunicación, trabajo en equipo...”.

Una característica principal de los Premios Educa Abanca es que ningún profesor se puede presentar individualmente, deben ser sus alumnos quienes lo propongan. “A pesar de ser interina, y siendo este curso actual sólo mi cuarto curso como docente, me encuentro como quinta finalista en una nominación que realizaron mis alumnos de Administración y Finanzas del curso pasado (2019-2020) del IES Padre Juan Ruiz de Hinojosa del Duque en Córdoba”.

Y es que fue en el año 2017 cuando esta almeriense decidió decir adiós a su anterior etapa laboral en la banca, para comenzar una nueva andadura que tal y como ella misma ha relatado “jamás hubiese imaginado”. “Al finalizar la carrera estuve a punto de preparar las oposiciones a Secundaria, pero al final no lo hice en ese momento. Fue en el 2006 cuando empecé mi andadura para empezar a preparar las oposiciones al mismo tiempo que me dedicaba laboralmente a otras cosas”.

Reconocimiento recibido por la docente almeriense. Reconocimiento recibido por la docente almeriense.

Reconocimiento recibido por la docente almeriense. / D.A.

“Me presenté en dos ocasiones (en 2008 y en 2010) aprobando sin plaza, pero quedando en bolsa. Después vinieron los años de la crisis inmobiliaria y no se convocaron para la especialidad de ADE oposiciones en ocho años. Fue entonces, cuando un 14 de septiembre de 2017 en un acto público en la Delegación de Educación de Almería, todo dio un giro. Esta ha sido la mejor decisión de mi vida, ese salto al vacío, ha sido el mejor salto sin duda que pude dar. Y me lo confirmaron mis alumnos, cuando ese mismo curso (el primero de todos los que espero vengan) me nominaron como Mejor Docente a los Premios Educa Abanca”, cuenta la docente. “Yo estaba segura de que era mi camino, pero ese inmenso regalo hizo que lo estuviera aún más”.

“Ese mismo curso 2017-2018, también me presenté a oposiciones, pero no obtuve plaza. Pero he seguido trabajando como docente y aprendiendo y formándome. En el 2018 laboralmente y personalmente fue una etapa de crecimiento brutal (sigue siéndolo, porque esta profesión de eterna aprendiz, no es otra cosa que un eterno aprendizaje). Desde que me dedico a la educación he crecido más que en el resto de años de mi vida”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios